Inicio Management 5 claves para ser un buen CEO

5 claves para ser un buen CEO

6 minuto leer
Foto: Internet

El reto de un gran directivo consiste en tener suficiente visión estratégica global al mismo tiempo que se conjuga con la rapidez en tomar decisiones para solventar las necesidades del día a día sin perder de vista los objetivos de la empresa.

Para cometer los menores errores posibles es importante tomar las decisiones adecuadas, si hasta Google tiene errores en Play Store es fácil pensar que un CEO de una PYME puede cometerlos. ¿Cómo tratan los mejores CEOs del mundo de no errar continuamente? Sin duda, si pudiéramos reunirlos a todos en una habitación, podríamos observar que tienen 5 características comunes:

Perspectiva: una de las claves más difíciles de conseguir y que solo proporciona la experiencia unida a la inteligencia. Ser capaz de interpretar el contexto global, detectar tendencias y tener visión de futuro no es una característica que todos los CEOs puedan decir que poseen. Sólo aquellos que son brillantes son capaces de ver aquellos que otros no ven y adelantarse al futuro con sus decisiones que muchas veces los demás no entienden. Resérvate tiempo para pensar, no dejes que el día a día anule tu visión estratégica.

Riesgo: no hay líderes cobardes. Si no eres capaz de asumir riesgos, no ganarás la carrera del éxito. Tomar decisiones arriesgadas no significa hacerlo sin pensar en las consecuencias o de manera alocada. Muy al contrario, los grandes CEOs miden muy bien la capacidad de riesgo que pueden asumir en cada momento, analizan todos los factores de incertidumbre y toman sus decisiones en consecuencia, conociendo muy bien sus implicaciones. Unas veces ganan y otras pierden. De hecho, si examinas las trayectorias profesionales de los mejores directivos del mundo, verás que los grandes éxitos siempre han estado precedidos de grandes fracasos.

Adaptación: en un mundo cambiante como en el que vivimos actualmente, ser capaz de cambiar de plan e improvisar es fundamental para llevar a una empresa al éxito. El contexto cambia a cada minuto, por eso tú también tienes que estar preparado para cambiar con él. Tomar decisiones a veces inesperadas, que no son precisamente populares, es lo que mantiene a una organización en primera línea frente a su competencia. Estar abierto al aprendizaje continuo mejorará tu capacidad de adaptarte a los cambios. Sal ya de tu zona de confort y conviértete en un camaleón.

Carisma: dentro de esta palabra caben muchas cosas. El carisma es la capacidad de persuadir a los demás para perseguir un objetivo común, de ilusionar y convencer a un gran equipo de personas para realizar un proyecto conjunto. Para tener carisma hace falta tener muchas otras cosas, entre ellas optimismo, dotes de comunicación, transparencia y confianza. Predicar con el ejemplo es otra de las cualidades que emplean los líderes carismáticos para motivar a sus equipos.

Delegar: los CEOs que intentan controlar cada detalle de una organización terminan dinamitando la confianza de sus empleados. Es más fácil delegar cuando se cuenta con el mejor equipo, se le prepara y se asigna a cada persona el rol donde puede desarrollar al máximo su potencial. Conseguir esta situación es el trabajo del CEO. Para eso tiene que conocer bien a su gente, preocuparse sobre qué les motiva y cuál es el trabajo que más les gusta y que mejor hacen, pero ante todo deben saber delegar y no perder tiempo en cosas cotidianas como redes sociales tales como Twitter o Google+.

 

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Redacción ProActivo
Cargue Más En Management

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

(Exclusivo) Gold Fields: Los compromisos cumplidos con sus comunidades

ProActivo Gold Fields brinda un ejemplo de cumplimiento de compromisos asumidos desde que …