Inicio Economía ADEX: Presupuesto 2016 revela pasividad frente al crecimiento futuro del país

ADEX: Presupuesto 2016 revela pasividad frente al crecimiento futuro del país

5 minuto leer
209

ADEX

Aun si el panorama externo mejorara, no lograríamos crecer como antes debido a que nuestras exportaciones han perdido competitividad.

En momentos difíciles en los que está en riesgo el crecimiento económico del Perú, es importante definir la estrategia con la cual se va a reavivar la actividad productiva. En ese sentido, el Presupuesto General de la República es el primer instrumento que debe reflejar dicha táctica.

Lamentablemente, conforme ha venido sucediendo en los últimos años, la respuesta del Ministerio de Economía Finanzas  (MEF) continúa siendo equivocada. La tesis que estamos frente a un shock externo temporal que debe ser afrontado con un incremento del gasto público para amortiguar su impacto sobre el crecimiento económico peruano, es errada señaló el Presidente de ADEX, Eduardo Amorrortu.

“El shock externo no es temporal, es largo y complejo que se origina antes del 2008 y que se extenderá varios años hacia adelante. El problema del sobreendeudamiento de Europa, Estados Unidos y Japón y la reestructuración interna que afronta China seguirán generando inestabilidad e incertidumbre por varios años”, precisó.

La forma en que el MEF ha estructurado el incremento del presupuesto es un segundo error más grave que el primero. No se trata simplemente de gastar más para amortiguar el shock externo, añadió.

Lo que no reconoce el MEF es que la capacidad productiva de la economía peruana se ha debilitado debido al atraso en las inversiones en infraestructura, al incremento de obstáculos generados por la sobrerregulación, a la fiscalización hostil de SUNAT, SUNAFIL e INDECI, y al pobre avance en materia de competitividad.

Amorrortu estimó que el problema interno es tan grave que, aun si el panorama externo mejorara, no lograríamos crecer como antes debido a que nuestras exportaciones han perdido competitividad y la incertidumbre ha desalentado seriamente a la inversión.

Por lo tanto, es ilógico que el MEF proponga incrementar más los gastos corrientes en 7.2% y los de capital en solamente 3.4% cuando las necesidades de inversión para tener un entorno competitivo son apremiantes y la mejora de la competitividad reditúa mejor en el largo plazo.

Asimismo, es inconcebible que, necesitando hacer un esfuerzo extraordinario para reorientar las exportaciones y diversificar los productos, el presupuesto asignado al Comercio Exterior y Turismo sea 11.9% inferior que el presupuesto ampliado del 2015 y que el presupuesto de PROMPERU sea inferior en 49 millones respecto al que tienen asignado actualmente.

No hay una lógica económica que permita decir que el presupuesto está apostando por construir las bases para el crecimiento futuro. El razonamiento predominante es el mismo que ha hecho que perdamos capacidad para crecer en los últimos años, concluyó.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Economía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Sector minero impulsa mayor crecimiento en Áncash

La economía peruana aumentó en 2,5%, en el tercer trimestre de 2017, principalmente por el…