Inicio Noticias Afectados del río Ramis exigen que los protejan de la minería ilegal

Afectados del río Ramis exigen que los protejan de la minería ilegal

11 minuto leer
147
Foto: La República
Foto: La República
En los 20 últimos años, los campesinos que viven a lo largo de los 199 kilómetros del río Ramis ven con impotencia cómo sus animales mueren por beber agua contaminada por los relaves que bajan de Ananea y Rinconada. Para los regantes, la lucha del gobierno contra la minería es clave para que ellos sobrevivan.

El afluente tiene sus orígenes en el deshielo del nevado Ananea y la laguna La Rinconada, en la provincia de San Antonio de Putina, a 294 kilómetros al norte de la ciudad de Puno. Su cauce pasa por 245 localidades entre comunidades y centros poblados a lo largo de 299 kilómetros hasta su desembocadura en el lago Titicaca.

En sus márgenes, cientos de campesinos viven de la crianza de ganado y la siembra de productos andinos. Hasta hace 20 años los moradores que vivían en sus orillas se dedicaban a la pesca. El panorama hoy es distinto.

En las márgenes del río Ramis no hay productor agropecuario que no guarde a la mano evidencia de lo perjudicial que ha sido la extracción ilegal de oro para ellos. Por la cuenca ahora discurren relaves mineros a causa de la extracción en Ananea, Ancocala, Laca, entre otros centros mineros que, para empeorar las cosas, se armaron justo en la naciente del río.

Desde noviembre de 2013 los mineros paralizaron sus actividades por las acciones de interdicción que encabezó el general en retiro Daniel Urresti Elera, alto comisionado de la Presidencia del Consejo de Ministros, contra la minería ilegal e informal. Sin embargo, la reciente huelga minera por la ampliación de plazos en el proceso de formalización hizo que muchos ilegales ganen tiempo y reanuden la actividad extractiva en horas de la noche.

Basta con preguntar a los campesinos por qué su rechazo a la minería, para entender su drama y oposición a la reciente huelga minera. En el distrito de Progreso, provincia de Azángaro, en una reunión de productores, estos exhibieron los fetos muertos de animales  y que presentaban malformaciones congénitas.

“Los mineros nos han causado enorme daño y esta es la muestra. ¿A nosotros quién nos va a indemnizar? He visto morir al 90% de las crías de mis animales y eso quién me lo paga”, reclama Julia Mamani.

Según la Dirección Regional de Agricultura de Puno (Drap), en los últimos diez años murieron 50 mil cabezas de ganado incluidas crías. Los animales perecieron agonizando días por el consumo de agua de río contaminado con mercurio. Este químico es altamente tóxico para el ser humano y su efecto nocivo actúa más rápidamente cuando se trata de los animales. Eso explica por qué las crías nacen con dos cabezas, tres patas o con un solo ojo. Estos casos son diversos a lo largo de toda la cuenca.

Sin embargo, no sólo los animales fueron los perjudicados. Según la Dirección Regional de Salud de Puno (Diresa), los campesinos afectados padecen de cuadros de anemia y desnutrición. Los especialistas aseguran que se debe al consumo de agua contaminada recogida del Ramis.

Los campos se han vuelto infértiles porque el viento se ha encargado de diseminar el polvo de los relaves en tiempo de estiaje. “Por la contaminación, es casi imposible sobrevivir como ganadero porque los animales se mueren. Y, sin embargo, los mineros viven bien a costa de nuestro perjuicio”, aseguró Vladimir Mamani, presidente de la cuenca del Ramis.

El Gobierno Regional informó que los daños a la cuenca del río Ramis son irreversibles. Esta entidad puso en marcha un proyecto para limpiar los canales de ríos y recuperar los suelos degradados. Los estudios preliminares determinaron que hay 50 centímetros de relaves asentados bajo el agua. La alternativa es construir nuevos canales de riesgo alternativos para salvar la actividad agrícola de los márgenes de la cuenca.

SOLUCIÓN TRUNCA

A raíz de las últimas disposiciones del Gobierno contra la minería ilegal, los campesinos aceptaron contribuir a la solución del problema porque vieron que la contaminación se redujo en aproximadamente 50 % con la interdicción. Por ello se sumaron a las tareas de limpieza de canales que ejecuta el Gobierno Regional; paralelamente apoyan en los proyectos de remediación que impulsan varios sectores.

Pero la última paralización de los mineros despertó sentimientos encontrados de parte de los afectados. Ellos se sintieron burlados por las acciones de protesta de los mineros porque sienten que su medida  atenta contra ellos. “¿Cómo es eso posible? Ni nosotros que somos los afectados hemos bloqueado carreteras pero estos señores quieren imponerse a cualquier costo”, reclamó Vladimir Mamani.

Buscar ser escuchados

Este panorama ha provocado que los afectados se autoconvoquen para emprender una contraprotesta a los acuerdos que vienen logrando los mineros. Con ese propósito, iniciaron a recoger los animales muertos afectados por la contaminación. Quieren mostrarle al Gobierno el drama que a diario viven por la muerte de sus animales.

Una segunda acción adoptada será emprender una marcha hacia Lima para respaldar la labor de Daniel Urresti Elera. El general no es natural de Puno, pero es un personaje bien conocido por los comités de regantes, que agrupan a los afectados por la minería. La adhesión hacia Urresti se debe a que fue él quien dirigió las acciones de interdicción. Los afectados alegan que le tienen fe porque no hay otro que podría garantizarles que sus ríos no sigan siendo contaminados.

“Tiene que entenderse que lo que haremos será una contraacción. Acaso sólo los mineros tienen derecho a peticionar. Como afectados también tenemos derecho, y nuestra petición es que Urresti no se vaya”, sostuvo el comunero Ernesto Sucapuca Carrizales.

Ellos consideran que detrás de la huelga de los mineros están los más grandes explotadores de oro ilegal. Vladimir Mamani dice saber que se pagó hasta S/. 500 para promover la huelga. “Se ha pagado para que los mineros bloqueen carreteras y recibieron dinero para traer otras personas. Justamente ahí está nuestra adhesión a Urresti. Porque no hay otra persona con carácter que les haya puesto un alto a los mineros ilegales”, refirió Wladimir Mamani.

La República

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Desarrollan tecnología para la preservación del patrimonio cultural

 Telefónica viene implementado este sistema en diversas ciudades de Europa y América Latin…