Inicio Ediciones 2012 EDICIÓN 92 - Julio Atrapados bajo tierra… también en EE.UU.

Atrapados bajo tierra… también en EE.UU.

10 minuto leer

Un objetivo para el éxito en la gestión de seguridad, es consolidar el compromiso y liderazgo efectivo por parte de la alta gerencia, sostuvo Jerry Rosas, presidente del comité de Seguridad de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE). Joel Diaz Lazo, gerente de Osinergmin y el experto norteamericano Pat Mccon de Zurich’s Risk Engineering dieron a ProActivo sus apreciaciones al respecto.

“No habrá mejoras en la empresa en la gestión de seguridad, si las cabezas no lideran ni predican con el ejemplo”, remarcó Rosas, quien también es director del Instituto de Seguridad Minera y gerente corporativo del grupo Hochschild.

Anotó que el reglamento de la Ley 29783 (Ley Seguridad y Salud en el Trabajo) en el sector minero tiene aspectos positivos que ayudan a clarificar el rol de la alta gerencia en materia de seguridad, como la constitución del Comité Paritario en seguridad, conformado por representantes de la empresa y de los trabajadores.9

“En Hochschild lo vemos como una fortaleza, pues para cambiar y mejorar la gestión de una organización es vital la participación de los trabajadores”, manifestó.

Rosas tildó de positiva la obligación de que los ingenieros de minas, geólogos, químicos o metalurgistas sean colegiados y habilitados, porque favorece la profesionalización de la gestión y que se practique el principio de seguridad “metro avanzado, metro sostenido”.

Recordó que en el 2009 luego del accidente mortal debido a la caída de rocas, la organización decidió llevar a cabo el sostenimiento total de la mina, con una inversión de más de tres millones de dólares. “Desde entonces, esa mina que todos los años tenía un accidente mortal por caída de roca, ya no los tiene”, elogió.

Capacitación con más exigencias
Opinó que los primeros cinco cursos obligatorios que dan las empresas, presentan inconvenientes de ejecución, debido a que el nuevo estándar descarta las prácticas tradicionales -como capacitar al trabajador antes de las horas de trabajo-, “esquema que no es productivo”.

“Algunas empresas se resisten a cambiar ese método, porque sopesan una hora de capacitación con una hora de producción; es la caja vieja que debemos incinerar para que la capacitación sea cada vez más eficiente y permita minimizar los accidentes de trabajo”, consideró.

Ley involucra a todos los sectores
De otro lado, el gerente de Fiscalización Minera de Osinergmin, Joel Díaz Lazo, señaló que la Ley 29783 involucra a todos los sectores económicos y busca promover una cultura de prevención de riesgos laborales en el país.

“Está dirigida a prevenir los accidentes y daños para la salud de los trabajadores”, acotó, tras subrayar que esta ley guarda relación con normas internacionales, promueve la participación activa de los trabajadores y enfatiza la fiscalización y atención de reclamos.

Más implicancias para el sector minero
Francisco Llana, de la Dirección General de Minería del MINEM, resaltó que la ley 29783 es aplicable en todos los sectores y comprende a los empleadores y trabajadores de la actividad pública y privada, con sanciones penales entre 2 a 10 años.

Remarcó que la ley considera como accidente de trabajo, cualquier daño mortal que sufriera el trabajador durante el trayecto que hace para llegar a su centro de labores.

Además, contempla la protección de las mujeres trabajadoras e incluye las facilidades y medidas de seguridad que se les deben otorgar durante el periodo de embarazo o lactancia, evitando exponerla a riesgos, con su traslado a otras áreas de trabajo más seguras.

Seguridad en EE. UU.
Pat Mccon explicó que en Estados Unidos también sufren accidentes y desastres ocasionales en minería y recordó que hace dos años en Pennsylvania tuvieron trabajadores atrapados en una mina y les tomó casi un mes poder sacarlos.

“Hace cinco años, asumíamos que los mismos trabajadores atrapados en una mina podían liberarse con asistencia mínima externa, porque no se podía hacer mucho desde fuera. Pero ahora, se pueden hacer muchas cosas con la tecnología”.

Destacó que la cultura positiva de seguridad, es un valor y no sólo una prioridad, sin embargo existen compañías que pese a decir que la seguridad es lo primero en la reunión matutina con el gerente, lo primero que hablan es sobre el porcentaje de las ventas y no sobre la seguridad.

“Las compañías exitosas son aquellas que dan igual importancia a todos los temas, tanto a lo económico como a la seguridad, pues existen las mismas posibilidades de tener un día malo en cuestiones de seguridad y en la producción. Por lo tanto, tienes que esforzarte por igual para tener un buen día en ambos casos”.

Agregó que los buenos grupos de seguridad no sienten la presión del despido por cometer errores. En cambio, en los otros grupos los empleados no gustan de lo que hacen y solo esperan irse a sus casas.

Reveló que un estudio en los 90, descubrió que los días con mayores accidentes son antes y después de los feriados. “En los días lunes y viernes, también (…); igualmente ante los periodos de vacaciones y el verano, debido a que en esas épocas la gente piensa en otras cosas.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En EDICIÓN 92 - Julio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Ley 29783 se aplica a todos los sectores

Los países del primer mundo se caracterizan por la mejora continua de las condiciones de t…