Inicio Economía Bajistas del cobre temen escasez mientras un comprador acapara reservas

Bajistas del cobre temen escasez mientras un comprador acapara reservas

6 minuto leer
333
En lo que respecta a los indicadores fundamentales, se necesitaría ver un cambio significativo en la oferta para justificar un movimiento tan grande en la curva

El aumento de los precios no es el único problema para los bajistas del cobre que cotizan en la Bolsa de Metales de Londres.

El diferencial entre los precios spot y de los futuros se ha reducido esta semana debido a que un comprador dominante ha acaparado el metal de la red de almacenaje de la bolsa, lo que alimenta los temores de que los operadores bajistas queden bajo presión mientras intentan recomprar sus posiciones en descubierto.

El lunes, los contratos en efectivo estuvieron cerca de negociarse con una prima a tres meses, condición conocida como mercado invertido, o backwardation, que a menudo se ve durante momentos de escasez de oferta.

Dichas condiciones significan que los operadores que buscan aplazar posiciones en descubierto a futuro deben hacerlo con pérdidas.

Los contratos en efectivo cerraron el lunes con un descuento de US$ 1.75 respecto de los futuros referenciales a tres meses, el menor diferencial en 16 meses. Los datos de la bolsa mostraron que una entidad individual controlaba entre el 40% y el 49% del metal garantizado en la red de almacenamiento global de la bolsa. Al cierre de las operaciones, la posición habría valido al menos US$ 644 millones.

El diferencial de efectivo a tres meses es ampliamente considerado un barómetro del suministro spot, donde un menor descuento indica que los compradores están pagando más para obtener el metal en poco tiempo.

El diferencial se ha estado reduciendo sostenidamente desde mediados de abril, incluso pese a que otros indicadores de mercado apuntaban a cómodas condiciones de suministro, lo que lleva a los analistas a atribuir el cambio a la gran concentración de metal en manos de un solo actor.

“En lo que respecta a los indicadores fundamentales, se necesitaría ver un cambio significativo en la oferta para justificar un movimiento tan grande en la curva”, dijo por teléfono desde Ámsterdam Oliver Nugent, estratega de materias primas de ING Bank.

“La pregunta clave es si el actor que controla el metal tiene suficiente dinero para mantener la posición, o si comenzará a liberar nuevamente ese metal al mercado”.

Para el miércoles por la noche, había indicios de que el titular dominante estaba renunciando al control, ya que el diferencial se redujo a un descuento de US$ 8.75.

Sin embargo, dado que los precios del cobre de la LME se cotizan cerca de un máximo de cinco meses, cualquier ajuste adicional podría agregar un nuevo ímpetu al avance.

Cuando los diferenciales a futuro se negocian con una prima, los operadores pueden obtener beneficios aplazando posiciones largas a fechas posteriores, lo que crea otro incentivo para que los inversionistas realicen apuestas alcistas, dijo Nugent.

Los diferenciales más ajustados han ayudado a apuntalar un repunte del 5.6% en los precios del cobre esta semana, el mejor desempeño desde mediados de febrero.

Factores más amplios, incluido un dólar más débil y el potencial de interrupciones en el suministro en la mina más grande del mundo, también dieron soporte.Otros metales también se han recuperado en la LME esta semana: el níquel ha subido un 2% y el plomo ha avanzado un 4.2%.

Fuente: Bloomberg

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Redacción ProActivo
Cargue Más En Economía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − tres =

Mira además

MEF: el cobre es un riesgo para la economía

Carlos Oliva afirmó que el país no puede seguir dependiendo de la minería. La historia eco…