Inicio Actualidad Bonanza, Minas y Conflictos

Bonanza, Minas y Conflictos

14 minuto leer
125

2-1.jpg

La minería en Perú permitió que el país soporte la crisis financiera mundial con una producción de minerales que se espera supere al año anterior. El Viceministro de Minas, Fernando Gala Soldevilla, fue entrevistado por ProActivo para que dé a conocer detalles de la dinámica del mencionado sector extractivo.

¿Cuál fue la producción en el 2009?
No ha disminuido respecto al 2008, pero los en los primeros meses del 2009 los precios de los minerales fueron muy bajos, lo cual haría que las exportaciones totales sean menores al año anterior.
Calculo que al término del año obtendremos unos 15.000 millones, un poco menor a los 18.000 millones del 2008. Los precios están en ascenso y no sabemos cómo llegaremos a fin de año.

¿Crecieron las exploraciones mineras?
El 2009 fue difícil para las exploraciones por la crisis económica porque se basa en dos factores: recursos económicos y suerte.
Hasta abril fue muy duro para los exploradores que no contaban con capital, me refiero a las Junior, y según estudios presentados al Ministerio hay una reducción de los montos de inversión; pero se recuperó con fuerza en este segundo semestre del año.
Estoy seguro que el 2010 será mucho mayor (respecto al 2008 y 2009), porque los precios están muy fuertes. El panorama es alentador.
El precio del cobre es de 3 dólares la libra y el del oro es de unos 1.200. Las exploradoras tienen que empezar a buscar ahora para mejorar las acciones de los que cotizan en Bolsa y de las empresas operadoras.

¿Cómo maneja su despacho los conflictos sociales?
Es importante atender los conflictos sociales porque pueden detener una operación o un proyecto en marcha.
El tema electoral que se acerca hace que surjan reclamos no justificados contra empresas mineras formales que están bajo control de Osinergmin. Algunas veces el reclamo es por una mala percepción, pero se le llama “conflicto socioambiental minero”.
Pero ¿por qué los conflictos contra empresas formales y no contra las informales? Sabemos dónde están los informales, hay minas que trabajan pese a haber sido paralizadas y están impugnando ante el Poder Judicial. Aparentemente detrás hay otros intereses.
En esta época de conflictos, cada vez más cerca a las elecciones y en un país tan grande, no podemos trabajar solos como Ministerio. Por eso pedí a las empresas mineras que nos informen sobre los conflictos que puedan tener, pero a veces consideran que no es relevante y lo hacen cuando se desató el conflicto.
Hay un error y lo reconocieron en mi despacho. Me dijeron: ‘efectivamente debimos comunicarlo antes’, porque prever es más fácil. Tienen que ser transparentes, informar qué problemas tienen o qué incumplimientos o atrasos de compromisos hay, para tomar las medidas del caso y coordinadamente buscar soluciones.

¿Hay una estrategia desde la oficina de Gestión Social?
Sí, Gestión Social depende del Ministro y trabajamos coordinadamente.
Hicimos una primera pasantía, con recursos propios para pobladores de Cajamarca sobre los beneficios de la minería, cómo se obtienen los permisos y cuáles son sus derechos. Además, invitamos a directores de la DREM de Cajamarca y otras regiones, y ellos requirieron una capacitación especial por su mayor nivel. Ayudaremos el tiempo necesario para fortalecer a las regiones.
Pensamos hacerlo más seguido, pero lastimosamente en minería no se tiene recursos propios para capacitación, como en hidrocarburos que tiene el CAREC (Comité de Administración de los Recursos para Capacitación).

¿De qué se trata el conflicto entre Puno y Moquegua?
Es por límites territoriales. Como Ministerio no participamos. No quieren minería pero sí canon, mire la contradicción. Se disputan el territorio por canon pero se califica al conflicto como territorial. El tema lo maneja la PCM y la demarcación la hacen las instancias que delimitan los departamentos.

¿En qué situación está el convenio del Ministerio con el PNUD para el ordenamiento de minería artesanal?
Acabo de suscribirlo y está para el referendo de las Naciones Unidas. Debe empezar en enero, son 3.5 millones de recursos para apoyar a las regiones en la formación de esta minería ilegal. Ese es nuestro trabajo, es difícil y requiere muchos recursos, pero ayudará al progreso.
Atenderemos cuatro puntos: Piura, Puno, Madre de Dios y el sur medio.
Los recursos de la cooperación no son suficientes. Por ejemplo la situación de Madre de Dios es muy compleja.

En entrevista de ProActivo el director de Minería advirtió que hay vacíos legales en el control y las sanciones.
El control está dado: Hay un control de explosivos; y respecto al mercurio y cianuro, la norma está dada, pero no hay un control efectivo. En este sentido, hay que fortalecer las instituciones respectivas pues son muy débiles.
Además requerimos una legislación efectiva en el control de insumos (me refiero a hacer cumplir la norma y no se quede en el papel), que no es exclusivo del sector Energía y Minas; apuntar hacia la formalización de los informales; y contar con recursos económicos.
Esto compete a varios sectores involucrados porque hay temas sociales, de salud, de educación, de contrabando y de control. El dilema de la minería informal es multisectorial. Sabemos que la competencia es de los gobiernos regionales, pero somos conscientes que no pueden hacerlo solos y cooperaremos. Lo de las Naciones Unidas es una cooperación que hace el gobierno central.

¿Se piensa ampliar el apoyo?
Sí. Muchos entes cooperantes están dispuestos. El proyecto Perú Canadá PERCAN lo hace indirectamente. Conversamos con otras cooperaciones internacionales, no quiero decir nombres, pero están dispuestas a ayudar.

¿Fue actualizado el reglamento de protección del medio ambiente?
Lo estamos trabajando, es complicado porque supone actualizar el 016, el reglamento de protección ambiental para la actividad minera en la etapa de operación, y hay que eliminar muchas normas y adecuarlas a nuestra legislación. Queremos hacerlo bien porque es un tema sensible y puede tomar cierto tiempo. Nuestra meta es tenerlo listo en el primer semestre del 2010.

¿Cómo marcha Doe Run?
El Congreso aprobó un plazo de 30 meses; tiene 10 para buscar el financiamiento y 20 para construir. Estamos en los primeros 10 meses y monitoreamos de cerca el cumplimiento de estas obligaciones, y esperamos que en el más breve plazo puedan reanudar operaciones.
Vemos que la empresa está interesada y no es sencillo, porque requieren concentrados y los proveedores vendieron para este año. Además deben negociar sus ventas para el 2010.

¿Contribuirá al tributo del país?
Sí. Por un lado más ingresos tributarios, mayor valor agregado para los productos y caja para efectos de terminar el proyecto que le falta, entonces es una gran ventaja. Por ello pedí a Doe Run que reinicie antes de lo fijado.

¿La crisis financiera pasó?
La peor etapa pasó sin afectar significativamente al sector minero, eso hay que decirlo claro porque la rentabilidad de las mineras siguen siendo altas.
La producción no disminuyó e incrementará, por ejemplo el cobre subirá en un 3 por ciento y la de oro poco más de 1 por ciento, respecto al 2008.
Fue un buen año en producción y no bajará; bajarán las exportaciones pues es un tema de precios. Es el momento de incrementar las exploraciones, ahora que estamos en recuperación.
La recuperación del IGV para la etapa de exploraciones es una buena medida para tres años, incentiva las exploraciones.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

(Galería de Fotos) Consejo de Minería celebró 15 mil Resoluciones emitidas

Discurso del Ing. Fernando Gala Soldevilla – Vocal Titular del Consejo de Minería Se…