Inicio Ediciones 2009 EDICION57 Carlos Santa Cruz: “Las empresas tenemos que asumir nuestras responsabilidades”

Carlos Santa Cruz: “Las empresas tenemos que asumir nuestras responsabilidades”

13 minuto leer

4-1.gifEn la segunda parte de la entrevista concedida a ProActivo, el vicepresidente Regional de operaciones de Newmont para Sudamérica, Carlos Santa Cruz, consideró que Doe Run es un problema que debe resolverse en el ámbito privado. Por otro lado, informó que Newmont sigue explorando en regiones del sur del país.

ALAC nació con el respaldo de Yanacocha para el desarrollo de Cajamarca, ¿ya camina sola?
Es una entidad que rápidamente ha ganado independencia desde el punto de vista financiero y está en el paso de constitución del fondo intangible que le daría sostenibilidad en unos 5 ó 6 años más.
Por otro lado, el nivel de apalancamiento financiero que se logra con los fondos de ALAC es impresionante, supera el 1.5 y muchas veces llega a 2; es decir, si ALAC tiene un sol, lo convierte en dos soles, y a veces más, en base a las asociaciones con otras entidades. Creo que está en la dirección correcta.

La Fundación Clinton también pactó con Newmont, mediante ALAC.
Tenemos convenios con una serie de fundaciones, una es la que acaba de mencionar. También con el Fondoempleo (Fondo Nacional de Capacitación Laboral y de Promoción del Empleo); tenemos proyectos con otras ONGs similares en lo que trabaja ALAC. Contribuye a la comunidad en la promoción del desarrollo, que está muy orientada al mejoramiento de capacidades de negocio y de gobierno.

Sobre el Congreso de Joyería, ¿cuál fue el impacto?
El señor Raúl Benavides, presidente de ALAC, ha hecho un gran esfuerzo y quiero felicitarlo por el éxito del Congreso. Creo que es un paso más para ir consolidando a Cajamarca como el centro joyero más importante del país.
El Congreso ha sido importante porque atrajo a una gran cantidad de gente que trabaja en la joyería a nivel nacional, y tuvieron la oportunidad de actuar con expertos internacionales del más alto nivel. E esto generó expectativas y renovó el entusiasmo que Cajamarca tenía respecto al tema joyero.

El empresario Roque Benavides dijo en entrevista a ProActivo que en el 2010 operaría La Zanja, ¿habrian otras inversiones? ¿exploran en otra región?
Sí, bueno, proyectos hay, y el tema es que se concreten así como La Zanja, o sea que salgan las autorizaciones, que los inversionistas encuentren el tema adecuado para aprobar las inversiones.
No es decisión de los gerentes, sino de los directorios de las empresas para aprobar las inversiones en una bolsa de inversiones cada vez más chica por el tema de la crisis financiera. Eso está cambiando y esperamos que siga cambiando para bien; y que esa bolsa de dinero para financiar proyectos sea cada vez más grande.
En Cajamarca seguiremos explorando y revisando nuestras cifras con respecto a minas Conga. Exploramos también en otras zonas de Perú, en las zonas sur y centro.

¿En qué regiones?
En Apurímac, Cusco y Ayacucho.

¿Y cómo van los avances?
Son exploraciones todavía a nivel inicial, no tenemos resultado que anunciar por el momento.

¿Qué opina sobre el uso del ferrocarril o el mineroducto para los proyectos Chinalco, de Toromocho y Río Blanco de Zijin?
Soy de la idea que en la medida de lo posible, debemos de evitar los mineroductos. Obviamente que hay situaciones en las que es imposible evitarlos, pero en un país como el nuestro en el que necesitamos tanta inversión para lo que es transporte, debemos utilizar y llegar a buscar la manera de hacer viable otro tipo de medio, que no solo esté restringido al tema de la minería, sino por el contrario, puedan beneficiar a más comunidades, eso hace a los proyectos socialmente más aceptables y más viables.
En el caso de Toromocho por ejemplo, creo que la línea férrea no tendría ningún problema, más bien, tengo entendido que el ferrocarril central está subutilizado.
El problema fundamental que tenemos, creo yo, es el puerto. Hay que darle una solución rápida al tema de los concentrados. No puede ser posible que los concentrados estén siendo todavía manipulados de la forma como lo están, y que no haya un puerto o un muelle de minerales especial para la actividad minera tan importante del país.
El tiempo nos gana, lo que hay que hacer es el puente en el espigón norte, rápida e inmediatamente. Pensar en una asociación público-privada para dar una solución de largo plazo al tema de los concentrados, pero para el proyecto Toromocho no hay tiempo para construir un puerto en otro sitio.

Hay opiniones sobre la posibilidad de desviar un tramo del ferrocarril hacia Chancay y allí construir rápidamente un puerto.
No es rápidamente, llevar un ferrocarril a Chancay va a tomar tiempo y construir el puerto.

Para algunos eso sería más práctico por la densidad poblacional. El señor Kouri también ha opinado al respecto.
Sí pues, pero entonces Toromocho no estaría exportando concentrados en el plazo previsto, esa es la realidad. Lamentablemente no nos hemos preparado para la inversión.
Pueden decir ¿por qué las empresas no pagan y cubren todos los costos y la infraestructura que necesitan? Eso es cierto, si el proyecto aguanta. Pero no olvidemos que los tiempos son importantes.
Si como inversionista voy a tener que construir toda la infraestructura para mi proyecto en Perú, y si tengo otra alternativa de inversión en otra parte del mundo, donde no tengo que incurrir en ese gasto, allí también compito por el capital. Y ¿qué es lo que le interesa al país? Que la inversión se haga acá. Entonces, tenemos que ser creativos para atraer al inversionista y ejecutar su inversión.
Definitivamente hay que solucionar en el mediano plazo el tema de concentrados y probablemente hay que buscar una solución más de largo plazo, pero hoy tenemos un proyecto en marcha, con infraestructura que se puede utilizar, una solución con el espigón norte para el muelle de concentrados que puede darnos la holgura necesaria para los próximos 10 años, para buscar una alternativa finalmente que sea solución para los próximos 50 u 80 años, pero tiene que haber un balance en eso.

¿Qué opina sobre Doe Run?
Mi opinión es que las empresas tenemos que asumir nuestras responsabilidades. El Estado no puede asumir las responsabilidades de las empresas.
Así como en los buenos tiempos creemos que es un despropósito el impuesto a las sobreganancias, en los malos tiempos también creemos que es totalmente incorrecto que el Estado tenga que meterse la mano al bolsillo para sostener empresas. El sector privado tiene que resolver sus problemas sin sacrificar al contribuyente.
Con ese criterio de fondo, creo que Doe Run es un problema financiero que tiene que resolverse en el ámbito privado, en el cual se ha venido manejando.
Lamentablemente parecería que hay algunos inconvenientes en el camino respecto al tema del PAMA y creo que allí también hay que ser muy claro: la ley es la ley.
Uno se ha comprometido y tiene que cumplir; y si no cumple, siempre lo he dicho, el Estado tiene que ejercer su función fiscalizadora y buscar la salida política para darle viabilidad.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En EDICION57

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Carlos Santa Cruz es designado como vicepresidente senior de Australia y Nueva Zelandia

El presidente y director de operaciones de Newmont Mining Corporation, Gary Goldberg, desi…