Inicio Noticias COES: La mitad de la potencia eléctrica del Perú en riesgo de paralizarse por regulación ambiental

COES: La mitad de la potencia eléctrica del Perú en riesgo de paralizarse por regulación ambiental

3 minuto leer
91

César Butrón

Las térmicas a gas natural de Chilca saldrían del mercado si límites de emisiones son muy bajos, advirtió su presidente, César Butrón. Exhortó al Gobierno a no optar por “cambios bruscos”, sino más bien buscar “mecanismos transitorios”.

Las plantas térmicas ubicadas en Chilca, que representan el 50% de la capacidad eléctrica instalada en el país, se paralizarían si la regulación ambiental le exige una valla muy baja de límites máximos de emisiones, advirtió el Comité de Operación Económica del Sistema Interconectado Nacional (COES).

En Chilca, al sur de Lima, operan las termoeléctricas Kallpa Generación, Termochilca, Duke Energy, Enersur y Fénix Power.

“Si les fijan algún límite muy bajo de ciertas emisiones, ninguna térmica cumpliría. Estamos hablando de todas las plantas de gas natural que existen en Chilca, la mitad de la potencia instalada del sistema eléctrico peruano. Es significativo”, opinó su presidente, César Butrón.

Mencionó que los primeros límites máximos de calidad de aire que propuso el Gobierno sorprendieron al sector. Incluso, las empresas entablaron comunicación con el Ministerio de Energía y Minas para “encontrar un camino intermedio”.

Butrón exhortó al Gobierno a que los “cambios no sean bruscos e inmediatos”, sino más bien escalonados. “Para las nuevas plantas, la solución es clara: tienen que construirse cumpliendo los límites. Pero qué hacer con una planta que está diez o veinte años, no cumple con el límite y se le necesita para el sistema. Lo mejor es buscar un mecanismo transitorio”.

El presidente del COES habló también de que el Gobierno les reconozca su inversión en cumplir los nuevos estándares, “porque cuando iniciaron sus operaciones no había esa regla”.

Mencionó que hay límites máximos para distintos tipos de contaminantes, entre los que les afectarían los de nitrógeno y CO2.“Es una decisión compleja -reconoció Butrón-, porque se requiere electricidad y al mismo tiempo se quiere cuidar el ambiente “.

Fuente: Gestión

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Bolivia recibió más de US$40 Mlls entre 2006 y 2017 por venta de gas

En el periodo comprendido entre 2006 y 2017, Bolivia exportó gas natural a Brasil y Argent…