Inicio Management Cómo detectar al que está a punto de renunciar

Cómo detectar al que está a punto de renunciar

8 minuto leer

¿Está postulando a otro empleo pero no quiere que su actual jefe se entere? Tenga en cuenta estas actitudes que pueden delatar su intención de cambiar de trabajo.

El comienzo del año es una temporada alta para las búsquedas de empleo. Si usted está iniciando el 2015 con la firme intención de cambiar de aires, es posible que ya esté advirtiendo a su jefe y compañeros de trabajo sobre esto sin siquiera darse cuenta.

A continuación, algunas señales reveladoras que usted está a punto de dejar su actual trabajo, según un artículo de Alan Cutter publicado por la red social de profesionales LindkedIn.

1. Luce demasiado formal en la oficina.
Una de las señales más comunes es ir al trabajo vestido más formal que lo de costumbre y, al parecer, sin ninguna buena razón (como una presentación para clientes). Si usted suele usar jeans los viernes pero de pronto aparece en la oficina con un terno impecable, su jefe notará el cambio a un kilómetro de distancia. Si el estilo de vestir en su oficina es casual y alguien llega con traje y corbata, sin duda alguna llamará la atención de todos y será el blanco de algunas bromas. Tenga en cuenta este detalle y cámbiese de ropa si es necesario antes de entrar.

[Etiqueta]

2. Contesta en privado más llamadas telefónicas.
Debido a que su potencial futuro empleador muy probablemente tiene las mismas horas de trabajo que usted, es difícil programar llamadas para entrevistas fuera de la jornada de trabajo. Si de repente usted empieza a contestar en privado más llamadas telefónicas a su celular, lo más probable es que su empleador se de cuenta. Trate de programar este tipo de llamadas durante su hora de almuerzo o en otro lugar fuera de la oficina (el baño no es una buena opción por si acaso). El personal de recursos humanos que lo está contactado entenderá que usted debe proceder con discreción y será flexible en estos casos.

[Etiqueta]

3. Sale del trabajo a su hora exacta.
Los empleados comprometidos con su labor en la empresa tienden a trabajar horas extras por decisión propia. Por lo tanto, si usted solía tener esa actitud pero ahora sale de la oficina a su hora exacta todos los días, le estará diciendo a su jefe que su mente ya no está en la oficina o que está menos entusiasmado acerca de su trabajo. Otras señales que muestran que usted está “renunciando” incluyen la falta de positividad y participación en los asuntos de la compañía.

4. Tiene una gran cantidad de nuevos contactos en LinkedIn.
Es obvio que incrementar su red de contactos puede ayudarle a conseguir ese nuevo trabajo, pero también puede ser otra señal evidente de que está a punto de renunciar. Si tiene a su jefe como contacto en LinkedIn, él o ella podrán ver toda su actividad reciente. Así que si usted, de un momento a otro, empieza a conectarse con un grupo de reclutadores y/o gerentes de RR.HH. de otras empresas, eso será una evidente señal de alerta para su jefe. Por otro lado, si usted mantiene un flujo constante de nuevos contactos en LinkedIn, será menos sospechoso cuando llegue el momento de aprovechar esas conexiones durante su búsqueda.

[Etiqueta]

5. Retrasa futuros proyectos.
Si usted ha demostrado ser una persona empeñosa que siempre está dispuesta a asumir nuevas responsabilidades, será una sorpresa para todos cuando usted comience a evitar asumir nuevos proyectos. Es comprensible que usted no quiera comprometerse con algo que quizás no puede llegar a terminar, pero un mejor método sería tratar de poco a poco tenes menos responsabilidad en la empresa y asumir proyectos a corto plazo.

[Etiqueta]

Al fin y al cabo, puede que no sea una mala idea advertir a su jefe sobre su intención de buscar un nuevo empleo. Su actual empleador puede tratar de retenerlo y hasta le ofrezca un aumento de sueldo, un ascenso o cualquier otro beneficio. Algunos jefes podrían incluso ser comprensivos y ayudarlo a encontrar ese nuevo trabajo. Por supuesto, la otra cara de la moneda es que las cosas se pongan tensas en la oficina y lo terminen despidiendo incluso antes de que esté listo para irse. Vaya con cuidado.

Gestión

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Management

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

FMI eleva proyección de crecimiento de Perú de 3.7% a 3.8% para el 2018

En el nuevo informe del El Fondo Monetario Internacional (FMI) denominado “Perspectivas má…