Inicio Actualidad Proyecto Conga y la línea entre el reparo o la condena

Proyecto Conga y la línea entre el reparo o la condena

9 minuto leer
122

La permanencia o no del proyecto Minas Conga será el pulso de la dinámica de los capitales hacia el sector minero en el país, Dado que la macroeconomía de Perú aún no está diversificada, cobra gran magnitud su incierto futuro. ProActivo preparó una cronología de los hechos más saltantes sobre la crisis desatada.

El proyecto de oro-cobre, Minas Conga de minera Yanacocha, en las provincias de Celedín y Cajamarca, se encontraba en plena construcción de sus instalaciones luego de haber aprobado el año pasado su Estudio de Impacto Ambiental (EIA).

La mina, propiedad de la estadounidense Newmont Mining Corporation y la peruana Cía de Minas Buenaventura, compromete una inversión de 4.800 millones de dólares, que representaría entre 800 a 1.000 millones de dólares en regalías y canon minero para la región y los gobiernos locales de Cajamarca a lo largo de la vida útil del proyecto.

El EIA
La audiencia pública en el caserío de San Nicolás de Chalhuagón, como parte del proceso de información del EIA del proyecto de Minas Conga, se desarrolló en marzo del 2010. A dicha convocatoria asistieron alrededor de 4.000 personas. En octubre de ese mismo año el EIA fue aprobado.

Pelea por el agua
El 27 de julio del 2011 el directorio de Newmont Mining Corporation aprobó la ejecución del proyecto y se iniciaron los trabajos; sin embargo, sorpresivamente la población rechazó el uso que la minera Yanacocha había planeado dar a las cuatro lagunas ubicadas en la zona de explotación llamadas El Perol, Mala, Azul y Chica, las cuales serían reemplazadas por cuatro reservorios, que la empresa construiría y que duplicarían la capacidad de almacenamiento de las mismas.
La minera explica que los nuevos reservorios, con una capacidad de 3.2 millones de metros cúbicos, compensarían las lagunas afectadas con capacidad de 1.4 millones de metros cúbicos de agua.

El 3 de noviembre, el propio presidente regional Gregorio Santos anunció un paro regional en oposición al proyecto Minas Conga debido a que -según él- lo que buscaba la empresa Yanacocha era “secar” las cuatro lagunas.
Tres días después el presidente Ollanta Humala, declaró en una entrevista televisada con motivo de sus primeros 100 días de haber asumido el cargo, que el proyecto de la discordia, sería una realidad.

El 9 de noviembre, Santos dirigió un nuevo paro que fue acatado por 13 provincias y que duró un día; el mismo que rechazó el gobernador de Cajamarca, Ever Hernández, quien instó a los pobladores a dialogar y evitar actos de violencia.
El 23 de noviembre la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) convocó sin éxito a las autoridades de Cajamarca a una reunión de diálogo para resolver las controversias por Conga, previo al paro organizado por el presidente del Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca, Wilfredo Saavedra Marreros, para el 24 de noviembre.

Desmanes en campamento
El 24 de noviembre alrededor de 1.500 personas, entre ellas la autoridad regional y algunos alcaldes locales, se dirigieron en más de 40 vehículos a la laguna El Perol, cerca de las instalaciones del proyecto Conga. Yanacocha denunció mediante un comunicado, los actos violentos perpetrados en sus instalaciones.
“Yanacocha lamenta que actos como este se den en medio de una protesta que, hasta el momento, no había presentado mayores hechos de violencia. Además resulta censurable que dos autoridades obligadas a garantizar el estado de derecho participen activamente en una intromisión en propiedad privada, con manifestaciones que obstaculizan los caminos de entendimiento en Cajamarca”, subrayó el comunicado.

Los actos de violencia fueron confirmados por la Policía Nacional, quienes reportaron en su informe que fueron quemados dos almacenes de tuberías PVC, un baño portátil y letreros de señalizaciones.
Un día después, más de 500 manifestantes intentaron ingresar por la fuerza al campamento de una de las empresas que laboran para Conga, en la provincia de Celendín, Cajamarca, en el marco de los opositores a ese proyecto minero.

Conga por la concordia
El 29 de noviembre, luego de seis días de paro en Cajamarca, Yanacocha suspendió las operaciones del proyecto Conga. “Yanacocha comunica a la opinión pública que, a exigencia del Supremo Gobierno y en aras de que se restablezcan la tranquilidad y la paz social en Cajamarca, ha decidido suspender las actividades del Proyecto”, indicó en el comunicado.

Ese mismo día el vicepresidente senior de Operaciones en Sudamérica de Newmont – Yanacocha, Carlos Santa Cruz, afirmó que la principal razón por la que se suspendieron las operaciones en el proyecto Minas Conga fue para “contribuir a generar el mejor espíritu de diálogo y concertación para poder restablecer las condiciones que nos permiten lograr un cambio mucho más positivo y fructífero entre las diferentes posiciones que existen”, indicó.

Además señaló que tienen “toda la disposición de hacer mejoras” en el proyecto y optimizar los “sistemas de comunicación” para mejorar la relación con la población de Cajamarca.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Conflictos sociales generaron un millón de horas perdidas en sector Minero

Entre el 2007 y 2013, según el libro ‘El Rol de las relaciones públicas comunitarias’ del …