Inicio Internacional ConocoPhillips tomó activos de petrolera venezolana PDVSA en el Caribe

ConocoPhillips tomó activos de petrolera venezolana PDVSA en el Caribe

8 minuto leer
197
Activos afectados están en Curazao, Bonaire y San Eustaquio.

La estadounidense ConocoPhillips tomó activos de Petróleos de Venezuela (PDVSA) tras ganar un litigio por 2.000 millones de dólares, lo que fue rechazado por el gobierno y oscurece aún más el panorama económico venezolano.

ConocoPhillips está “haciendo cumplir el fallo (…) en cuatro locaciones en el Caribe”, confirmaron este jueves a la AFP fuentes de la industria en Estados Unidos, sin precisar los lugares.

Según reportes de prensa, los activos afectados están en Curazao, Bonaire y San Eustaquio.

“Buscaremos todas las vías legales disponibles para obtener una compensación completa y justa por nuestras inversiones expropiadas en Venezuela”, advirtió ConocoPhillips en un comunicado.

En una nota, el gobierno venezolano manifestó por su parte que “PDVSA rechaza contundentemente las acciones adelantadas por la firma estadounidense ConocoPhillips de tomar los activos de la estatal petrolera venezolana en el Caribe”.

El pasado 25 de abril, el tribunal de arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (ICC, por sus siglas en inglés y con sede en París), dictaminó que PDVSA violó contratos con la expropiación de activos de ConocoPhillips por orden del fallecido expresidente Hugo Chávez en dos campos de crudo en 2007.

El experto petrolero Orlando Ochoa, doctor en economía de la Universidad de Oxford, explicó a AFP que las acciones de ConocoPhillips no se concentran sobre instalaciones, sino contra productos.

“Ha procedido a que congelen el crudo venezolano que está en los terminales de San Eustaquio, Bonaire y  algunos productos que estén en refinería en Curazao”, dijo Ochoa, quien calcula que la medida compromete unos 15 millones de barriles por unos 750 millones de dólares.

La medida podría afectar las exportaciones a Estados Unidos, destino de un tercio del petróleo venezolano que representa 75% del flujo de caja del país con las mayores reservas de crudo.

PDVSA también fue demandada el miércoles en Nueva York por el impago de 25 millones de dólares en bonos de deuda a la contratista canadiense de energía SNC-Lavalin.

– “No nos van a detener” –

Venezuela enfrenta varias querellas por expropiaciones realizadas principalmente durante el gobierno de Chávez (1999-2013).

Maduro buscar refinanciar una deuda externa de 150.000 millones de dólares -la tercera parte contraída por PDVSA-, pero se estrella contra sanciones de Estados Unidos que prohíben a sus ciudadanos y empresas negociar nuevos títulos venezolanos.

“Las sanciones de los gringos, las amenazas, nos tienen sin cuidado. ¿Hacen daño? Sí, pero no nos van a detener (…). Venezuela no se rinde ante sanciones, ante amenazas, ante agresiones y ante mentiras”, expresó este jueves el mandatario socialista y candidato a la reelección en los comicios del 20 de mayo.

PDVSA defiende las expropiaciones de activos de ConocoPhillips hace una década como “un acto soberano” de Venezuela “en pleno ejercicio de sus facultades y competencias legales”.

La estatal venezolana subrayó este jueves que ConocoPhillips había exigido al ICC una compensación por más de 7.300 millones de dólares, “reducida” a 2.000 millones. Pidió, asimismo, “resolver por la vía legal y pacífica” la controversia y se comprometió a “honrar las decisiones emanadas del laudo”.

Estos reveses complican aún más el futuro económico del país, sumido en una crisis con escasez de alimentos y medicinas y una hiperinflación que treparía por encima de 13.800% en 2018, según el FMI.

También podrían impactar el precio del crudo, que esta semana subió ante la posibilidad de que Estados Unidos restablezca sanciones económicas contra Irán, uno de los mayores productores de la OPEP.

– Solo el primer paso –

El especialista Philip Verleger dijo al diario Wall Street Journal que la disputa con Conoco podría costarle a Venezuela hasta 500.000 barriles diarios en exportaciones, lo que equivale al impacto máximo estimado de una reimposición de medidas de Washington contra Teherán.

Ochoa alertó por su parte que la toma de activos de PDVSA por ConocoPhillips es solo el primer paso.

“Este arbitraje de 2.000 millones de dólares se debe a la discriminación impositiva que el presidente Chávez comenzó entre 2006 y 2007, cuando le elevaron (a la transnacional) los impuestos a pesar de los acuerdos de protección de inversiones”, explicó Ochoa.

“Falta el litigio de compensación por la expropiación de activos que no se han pagado y puede ser un monto bastante mayor”, añadió.

Fuente: Andina

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Redacción ProActivo
Cargue Más En Internacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 17 =

Mira además

El petróleo continúa su avance tras sanciones a Venezuela

El petróleo continuó su avance conforme una nueva ola de sanciones de Estados Unidos sobre…