Inicio CAPACITACION Creatividad S.A., el excelente libro de Ed Catmull (Videos)

Creatividad S.A., el excelente libro de Ed Catmull (Videos)

14 minuto leer

Creatividad SA

INNOVACIÓN ESTRATÉGICA
Por Guillermo Quiroga Persivale

En unos pocos días, con motivo de las Fiestas Patrias, tendremos un fin de semana largo. Normalmente no recomiendo libros, pero estoy terminando de leer Creatividad S.A. y me parece un extraordinario libro para todos aquellos que enfrentamos principalmente desafíos de alta dirección y además queremos competir innovando. Por tanto leerlo en estos días será una excelente inversión de tiempo.

Está muy bien escrito, una vez que empiezas te cuesta dejarlo. Además de ser inspirador, en las anécdotas e historias que narra, vemos reflejadas muchas de las situaciones que cotidianamente tenemos que resolver. El libro está escrito por Ed Catmull, Presidente de Pixar y Disney Animation. La primera de ellas, es la empresa que redefinió las películas animadas a través de la tecnología, pero sobre todo por la creatividad y la calidad de sus contenidos. De otro lado, Pixar ha sido un excelente socio de negocios para Disney y posteriormente una exitosísima adquisición.

En la escritura del libro lo ayuda Amy Wallace y el motivo principal para la redacción del mismo no está en el ego o el negocio, sino en un sincero deseo de contar su experiencia de vida y transmitirnos algunas ideas que nos sirvan. La crítica del libro ha sido prácticamente unánime y nos dice que es de los pocos libros de la categoría management que vale la pena leer y tener sin discusión alguna.

Comentar sobre Pixar es inmediatamente hacer referencia a una de las empresas creativas más exitosas del mundo. El video lo mejor de Pixar te ayudará a recordar a través de escenas seleccionadas sus más famosas películas tales como Toy Story, Buscando a Nemo, Cars, Ratatouille, Los Increíbles y Monsters Inc. entre otras. Ellas han marcado la infancia de una generación de niños y por qué no decirlo de padres también. Sus éxitos artísticos y financieros son espectaculares. Cuenta con numerosas nominaciones al Oscar y ha ganado 7 estatuillas a la mejor película de su categoría. De otro lado, en promedio los ingresos de taquilla de 14 de sus películas han superado  en 5.2 veces los gastos de producción, teniendo la que más en 10 veces y la que menos 2.7 veces. Asombroso.

Con esta introducción pasaré a comentar algunas ideas que me han gustado especialmente y quiero compartir.

El que tiene un por qué encuentra el cómo. Esta frase la decía el famoso psicólogo Víctor Frankl y se aplica perfectamente al caso de Catmull. Desde niño se ilusionó con ser dibujante de películas animadas pero el talento manual para ello no lo acompañaba. Por ello, decidió ser el primer hombre en producir una película animada por computadora. Tardó casi un cuarto de siglo pero lo logró. Para ello, tuvo que transitar un viaje personal que lo llevó de científico para desarrollar el hardware y software que se requería; a ejecutivo para liderar un grupo de trabajo que siga construyendo la tecnología necesaria; y luego a emprendedor para sacar a adelante a Pixar cuando tuvo que buscar un comprador porque esa unidad de negocio salió del grupo de empresas de George Lucas. Tuvo como jefes a George Lucas y nada más y nada menos que a Steve Jobs, lo que le implicó un reto mayúsculo. No es fácil transformarse, pero él lo ha hecho más de una vez y siempre en aras de su objetivo final. Para innovar todos debemos conjugar estos tres perfiles. El del conocimiento, la ejecución y la actitud para no desfallecer.

El segundo tema interesante radica en que para Catmull, la creatividad y la innovación son un medio y no un fin. Este punto lo deja muy claro al insistir que lo más importante en cada una de las películas es la historia, no la tecnología ni tampoco la taquilla. Esta luego vendrá generosamente si y sólo si el contenido es muy bueno. Por ello es vital no confundir el medio con el fin. Al final del día lo que importa son las buenas historias, no los efectos especiales. Las primeras conmueven, nos transforman, generan sentimientos, nos enganchan. Los segundos asombran efímeramente. Decimos ¡wow!, y al poco tiempo estamos en otra cosa. Hace años, escuché comentar a un psiquiatra que le recomendaba a sus pacientes con depresión que vean la película: “Qué bello es vivir” de Frank Capra con James Cagney. Si quieres saber porque la recomendaba, mírala.

Sobre el equipo de trabajo, Catmull tiene dos ideas fuerza. Primero, siempre rodéate de los mejores. Esto que es obvio en la teoría, muchas veces vemos la mezquindad por inseguridad de jefes que seleccionan colaboradores de segundo nivel para sus equipos. Lo que ello genera son resultados pobres. Ed Catmull nos dice: “Si le das una buena idea a un equipo mediocre, va a meter la pata. Si le das una idea mediocre a un equipo brillante, la van a arreglar o la tirarán a la basura y crearán algo mejor”. Las personas son la clave. Es importante destacar que una mala idea no sirve en ninguna circunstancia. El buen equipo, con buena gente, la sabrá descartar o evolucionar, y luego de un arduo proceso, ofrecer algo de calidad.

La tercera sugerente idea de Catmull es la siguiente: “personalmente, creo que la persona que no cambia de opinión es peligrosa”. El miedo al cambio. ¿Qué sería de Pixar si tuviese la mala costumbre de anclarse en éxitos pasados? Claramente dejaría de ser Pixar. Catmull señala que el miedo hay que tenerlo a hacer siempre lo mismo. La parte del libro sobre el cambio es genial, así como las páginas que hablan de no tener miedo al error. La idea ‘falla mucho al principio para no fracasar al final’, tiene implicancias prácticas de primer nivel en nuestros procesos de innovación. La idea es rápidamente prototipar para probar, y así validar o descartar y seguir adelante con el proyecto.

Finalmente, el último concepto fuerte y quizás el más útil para empresas que han de vivir de la innovación es el braintrust. Bajo este constructo lo que busca es definir un espacio, una forma y un proceso para el intercambio franco de ideas y críticas de tal forma que el producto final sea de la máxima calidad por la colaboración generosa de un talentoso equipo. Hace falta mucha madurez y sobre todo calidad personal para trabajar a ese nivel de confianza. Implica tener poco ego, mucho respeto y apertura al cambio. Al leer las páginas en las que explica este concepto, me venía a la mente una fabulosa metáfora de otro gurú de la innovación que es Vijay Govindarayan. Nos dice que las ideas e innovaciones necesitan una casa. Es decir, requieren de un ecosistema en la organización que cumpla el rol de seguridad, familiaridad y autenticidad que ofrece una casa a sus habitantes. Sólo bajo este contexto de seguridad las innovaciones podrán desarrollar su máximo potencial, al igual que las personas que viven en esos contextos.

Hay muchas otras enseñanzas muy útiles, pero esas las dejo para que tú las descubras. Lo único que quiero con este post es animarte sinceramente a leer el libro. Para terminar y reforzar las ideas de este artículo, mira con detenimiento el siguiente video en el que de una manera gráfica nos ayudan a entender de donde vienen las buenas ideas, para que sepamos de verdad donde buscarlas.

Fuente: Semana Económica

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En CAPACITACION

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *