Inicio Energía Día de la Energía 2017: Hacia la reactivación del sector energético

Día de la Energía 2017: Hacia la reactivación del sector energético

17 minuto leer
Carlos Gomero, socio de la consultora Laub y Quijandría

ProActivo

Con ocasión del VI Congreso Día de la Energía 2017, ProActivo dialogó con el presidente del comité organizador, Carlos Gomero, socio de la consultora Laub y Quijandría. El experto detalló los temas a debatirse en ese certamen y que tienen que ver con la reactivación de dicho sector en el país con miras al año bicentenario.

¿Cuál será la agenda del VI Congreso por el Día de la Energía 2017?

La reactivación del sector energético es el punto central, qué hacer para salir del momento crítico que atraviesa y ver su desarrollo hasta el 2021.
Se analizará qué hacer con la energía renovable en un escenario con sobreoferta de generación eléctrica y qe alerta que ya no es necesario impulsar una mayor oferta, por lo menos en el corto plazo, pues los precios seguirían cayendo.

En hidrocarburos, la discusión es qué puede hacer el Estado para atraer inversión en un contexto desfavorable, en el que pese a la baja en los precios internacionales del petróleo, siempre hay espacios para promover inversiones.

Otro tema son las regalías que recibe el Estado por la explotación de los recursos de gas natural y petróleo. En escenarios de bonanza se puede justificar tenga cierto porcentaje alto, pero en contextos como el actual donde la producción sigue declinando, el Estado tiene que incentivar la industria mediante un mecanismo que haga que las regalías se reduzcan y sean más acordes con la plaza.

En infraestructura, lamentablemente el Gasoducto Sur Peruano (GSP) el más importante en el sector energético fracasó por Odebrecht; no se pudo cerrar el financiamiento y el Estado tuvo que cancelar el contrato que ahora volverá a licitar. Aparentemente no habrá cambios desde el punto de vista técnico, pero lo más importante es llevarlo a cabo y para ello hay que transparentar y garantizar una licitación transparente con la mayor participación de inversionistas.

¿Cuál sería el atractivo del GSP para poder licitarlo?

El tema de la oferta ya se superó porque ya se acreditaron reservas de gas natural en el Lote 58. La demanda que mueve la aguja del consumo de gas natural es la generación eléctrica y eventualmente la petroquímica.

Como complemento del gasoducto, se adjudicaron dos proyectos térmicos en el sur, denominado el nodo energético y se instalaron dos centrales de 600 megavatios para ser los tomadores del gas natural las cuales ya operan con diésel, pero cuando el gasoducto entre en operación comercial, la obligación es que trasladen su consumo a gas natural.

¿El gobierno está realmente involucrado para sacar adelante el gasoducto?

No tenía mayores problemas sociales o ambientales; es un proyecto socialmente aceptado, y ambientalmente tiene todos los permisos y los estándares cubiertos; lo que faltó fue un inversionista serio.

El paso del tiempo para el gasoducto juega en contra, pues parte de las obras ya están ejecutadas, algunos equipos comprados y hay ductos a la espera de ser enterrados. Pero no puede esperar mucho el reinicio de las obras, pues los equipos y materiales adquiridos se deterioran. El gobierno dice vamos a hacerlo bien, pero lo que falta es celeridad.

¿El gran reto será cómo cubrir el pago de la costosa infraestructura?

En el esquema original del GSP, quienes pagaban esa diferencia eran los usuarios eléctricos al propio estilo de Camisea del 2000, una especie de subsidio que se cargaba a sus recibos del servicio eléctrico, para que así el inversionista pueda recuperar lo invertido en la construcción dela obra. Pero ese esquema fue derogado por el Congreso de la República.
Es muy difícil promover una inversión de esa envergadura, de entre 7 mil y pico millones de dólares, si no tienes ingresos garantizados; no se hacen proyectos de esa envergadura confiados exclusivamente en el mercado.

¿Cuáles serían las propuestas a debatir en el sector energético?

Primero, ¿qué se puede hacer en el sector energético para reactivar el consumo? Cuando uno tiene sobreoferta, busca otros mercados, y el nuestro ya está saturado. Entonces, te interconectas con otro país para venderle energía y colocar tu producto; es algo que se puede hacer, y ya está en agenda, pues hace poco los presidentes y equipos de Perú y Chile hablaron de interconexión energética.

En segundo lugar, impulsar grandes proyectos mineros. Si Perú recibe el impacto de grandes proyectos mineros muy rápido, uno de 300 o 400 megas, impulsa la demanda energética de forma decisiva y suma.

¿Qué proyectos se podrían apalancar poder lograr ese objetivo?

Tía María es un proyecto que no podemos darnos el lujo de no hacerlo, se tiene que retomar oportunamente. Del lado estructural, hay que mover la demanda, vender fuera, promover el consumo, incluyendo el interno. El gobierno tiene su estrategia de incrementar la inversión pública y de esa manera sostener un crecimiento entre 3 y 4% probablemente un poco más, dado que el sector privado no muy activo ahora, puede activarse; esto en el largo plazo.

En el corto plazo cada mercado tiene su propia particularidad, y ahí sí hay muchas cosas que podrían hacerse, discutir el tema regulatorio eléctrico para ver dónde estamos y hacerlo más flexible. Originalmente, el regulador fijaba el precio y ponía las tarifas en barra, pero ahora los precios son de mercado y se mantendrán en el largo plazo.

El mercado de corto plazo es el que arrastra los precios de los contratos a ser muy bajos, y está haciendo que las empresas compitan más y que pongan un precio históricamente nunca visto, el precio promedio ha llegado a 8,12 dólares megavatio, es muy bajo.

¿Presentarán alguna propuesta política en el Día de la Energía?

No es el enfoque de ese evento plantear una plataforma de carácter político, pero la parte macroeconómica, tiene connotación política porque el actual escenario de disputa entre el Ejecutivo y el Legislativo afecta a las inversiones, y el análisis será cómo eso afecta al sector, hay una incertidumbre.

Cuando los inversionistas toman decisiones de inversión, consideran una serie de factores comerciales, económicos, sociales y políticos.

No hay entendimiento entre el Ejecutivo y el Legislativo, ¿Cómo superar ese impase?

El presidente habló con la lideresa del partido de oposición, son muestras de que se está caminando en esa línea.

Desde el punto de vista político se requiere que el legislativo se involucre, esto es una responsabilidad de todos, para que la reactivación económica pueda acelerarse.

En otro tema, ¿qué ocurre con la refinería de Talara?

Aún es objeto de discusión, de si debe hacerse o no, pero aquí tenemos que dar un paso adelante. No es el momento para decir que no, ya está en marcha, está contratado y en ejecución. El problema es la gestión, es cómo se hace, no es un tema de recursos.

Es mucho más costoso detener el proyecto que continuarlo, por lo que tiene que seguir su curso y habrá que cuidar lo que se gaste, que se haga lo que realmente tiene que hacerse y que se generen los beneficios que determinaron la decisión de ir adelante.

¿Cuáles serían los beneficios del proyecto?

Tener una calidad de combustible saneado que hoy no produce Perú, requerimiento mundial de estándar ambiental; y limitará la importación de combustible.

Pero hay un paso atrás sobre quién opera la refinería, que es la estatal Petroperú. Y en el mercado actual, las empresas con las restricciones que regularmente tienen las estatales son muy ineficientes; es que por su estructura corporativa, la empresa estatal no puede competir con una privada, porque tiene demasiada restricción.

Petroperú tiene además otro gran problema: La rotura del oleoducto Norperuano, con fugas de petróleo y problemas ambientales. Petroperú está trabajando algunas alternativas para mejorar eso, como convocar y tercerizar esta operación a empresas especializadas a nivel mundial, para que operen el oleoducto.

¿Y respecto a Perupetro y la reducción de las regalías?

El sector petrolero atraviesa una crisis intensa de casi 2 años, y pese al tiempo transcurrido no hay una reforma sobre el tema de regalías para paliar esa situación. Somos conscientes de que la solución pasa por reformar el régimen de regalías.

¿Qué expertos vendrán por el Día de la Energía?

Vendrán especialistas en regulación de gas natural y electricidad de Europa, para que planteen cómo resolver la problemática del mercado peruano. También están invitados los ministros de Energía de Chile y de Argentina. Con Chile tenemos lo de la interconexión energética, y porque ha implementado reformas eléctricas muy importantes y queremos ver cómo le fue.Y Argentina ostenta su congelamiento tarifario por más de 10-15 años.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mónica Belling
Cargue Más En Energía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Dinagas construye planta de gas comprimido en Ica

Corporación Uno -del holding colombiano Dinagas SA- está construyendo una planta de compre…