El descenso del precio del cobre, del cual el Perú es el tercer productor mundial, afecta cada vez a más empresas locales. Doe Run informó, esta tarde mediante un comunicado, que suspenderá a parte de su fuerza laboral y mantendrá a la estrictamente necesaria para seguir operando su unidad minera Cobriza.
Según detalló Dirige, la actual administradora de la operación ubicada en La Oroya, los trabajadores suspendidos volverán cuando los flujos de caja permitan su reincorporación. Anotó que está realizando esfuerzos para buscar el equilibrio operativo y financiero de la citada mina, que permita su continuidad.
Las medidas, anotó, apuntan al “redimensionamiento del volumen de producción hasta que los precios internacionales permitan obtener mejores beneficios”. Por ello, pidió a sus trabajadores comprensión y apoyo en las medidas adoptadas para mantener la vigencia de su operación minera.
En su comunicado, Doe Run precisó que “las remuneraciones no pagadas serán registradas como remuneraciones por pagar”.
En la víspera, el precio referencial del cobre en la Bolsa de Metales de Londres bajo a US$4.401 la tonelada, su nivel más bajo desde el 2009, afectado por los vaivenes de los mercados bursátiles chinos.
Poder