Inicio Noticias DUHEM: La primera tienda virtual de consumo responsable del Perú y Latinoamérica,

DUHEM: La primera tienda virtual de consumo responsable del Perú y Latinoamérica,

31 minuto leer

DUHEM

Entrevista:
Lucía Valencia-Dongo, Directora de DUHEM

DUHEM significa Deja Una Huella En el Mundo y es la primera tienda virtual de consumo responsable del Perú y Latinoamérica, lo que se ofrece a los consumidores es productos de diferentes marcas; pero todos tienen como factor común la contribución social, es decir todos los productos que vendemos en DUHEM apoyan a una causa en particular. Para el lanzamiento estamos empezando con 5 causas: Salud, Educación, Medio Ambiente, Derechos Humanos y Desarrollo. Lo que ofrecemos a los consumidores son productos que son buenos ya sea para uno mismo, la sociedad o el medio ambiente, los que nosotros denominamos “Productos que generan un alto impacto en la sociedad”. Para darte algunos ejemplos se pueden contar productos eco-amigables y orgánicos, productos que provienen de negocios inclusivos (es decir que empoderan y mejoran la calidad de vida en las comunidades con las que trabajan, productos de empresas sociales de comercio justo y lo que nosotros denominamos “Productos Solidarios”, que son aquellos que donan un porcentaje de sus ventas a la ejecución de un proyecto social en específico. Estos proyectos sociales los vamos a desarrollar con cinco ONG’s de reconocimiento internacional con las cuales nosotros hemos hecho alianza, estas son: Kantaya (Educación), Mundo de Ania (Medio Ambiente), CHS Alternativa (Derechos Humanos), Fundación Telefónica (Desarrollo) y Operación Sonrisa (Salud). Con cada una se va a desarrollar un proyecto social específico y que tenga un alto impacto.

¿Cuáles son los proyectos que van a desarrollar con estas 5 instituciones?

Para el lanzamiento hemos decidido hacer proyectos que sean pequeños pero que generen un alto impacto para que puedan ser ejecutados. En Operación Sonrisa vamos a operar a un niño de bajos recursos que sufre de problemas de labio leporino y paladar hendido. En Kantaya vamos a construir una mini biblioteca en Ventanilla, esta ONG cuenta con tres centros de refuerzo escolar donde los niños después del colegio y los fines de semana van a realizar tareas, reciben clases de arte, de danza, les enseñan valores, entonces ahí en una de estas casitas vamos a construir una mini biblioteca. Con CHS Alternativo, que es una ONG que trata el tema de trata de personas, vamos a trabajar un programa de reinserción educativa de mujeres víctimas de trata de personas y violaciones, lo que se busca con este proyecto es hacer que mujeres que de alguna forma han sido excluidas por lo que han sufrido reciban cursos de actividades prácticas como pueden ser costurera o zapatera para que pueden reincorporarse rápidamente en la sociedad. Con Fundación Telefonica, que trabaja el programa Pro Niño, para sacar a los niños de la calle, vamos a construir unos juegos infantiles en un colegio que está en una comunidad a una hora de Puno; el objetivo es que a través del juego podamos inspirarlos a que tengan más creatividad, que puedan compartir, etc. Finalmente, con Mundo de ANIA, que es la Asociación por la Niñez y la Infancia, vamos a trabajar el programa “Tierra de Niños”, ellos tienen un programa que es construir espacios donde tanto niños como adolescentes aprenden a cuidar el medio ambiente, plantan sus propios alimentos, lo que se está haciendo es construir una tierra de niños colectiva en Ica y se va a dar tanto los fondos para la construcción, compra de materiales, las platas y que se pueda dar mantenimiento a este lugar.

Estos son los cinco proyectos con los que vamos a empezar, la idea es que una vez que se vayan ejecutando y vayamos teniendo mayor movimiento sobre estos se vaya incrementando tanto el número de ONG’s como de proyectos sociales.

¿Cómo va a trabajar DUHEM con estas cinco ONG’s, de los productos que vendan va a estar destinado un porcentaje?

Los productos que vamos a trabajar de la mano con las ONG’s son uno de los cinco tipos de productos que tenemos, pero sí son los que resaltan. Cómo funciona el sistema, el consumidor va a adquirir productos que normalmente encontraría, pero que ahora tiene este valor agregado que el componente social y los va a encontrar al mismo precio que los encontraría en el mercado físico, no se le está cobrando de más. Por ejemplo, tengo carteras que donan 10% a Kantaya, yo soy la que recibo el dinero, por la plataforma, y nosotros destinamos ese 10% directamente a la ONG. Nosotros hemos hecho estas alianzas con las ONG’s porque somos conscientes de que ellos son los que realmente conocen realmente las realidades y los problemas y pueden ejecutar mejor los proyectos; sin embargo nosotros hacemos todo u control porque tenemos que darle la confianza necesaria al consumidor de que se está realmente ejecutando. Entonces ellos ejecutan, nosotros tenemos el control y hacemos la comunicación tanto consumidores como marcas de qué es lo que se ha hecho con este dinero. En la web tenemos una sección que se llama “Causas Sociales” donde aparecen los diferentes proyectos, las ONG’s, el problema social que se está atendiendo por causa social. Por ejemplo en “Cuida el Mundo” que es medio ambiente tenemos el proyecto “Tierra de Niños” en la tierra de cuentos en la laguna verde y yo te detallo que es lo que se va a hacer. Una vez que se empieza a generar ventas que contribuyan a esto aquí aparece el porcentaje de cumplimiento del proyecto y una vez que está en el 100% se va a pasar una sección que se llama “los impactos sociales” donde se va comunicar todo lo que se realizó (fotos, videos, números) la mayor cantidad de datos que se puedan, sobre todo imágenes para que consumidor sepa qué es lo que realmente se ha hecho. Nosotros con DUHEM también tenemos otra línea que es aparte de las ventas es inspirar a los jóvenes en especial a unirse a un movimiento de cambio para aportar algo en la sociedad. Entonces lo que hacemos es una vez que se cumpla el proyecto se va a invitar a todos los consumidores y marcas a participar de esto para que de alguna forma también se pueda unir a las diferentes ONG’s y a los diferentes proyectos estamos trabajando.

Estas cinco causas son CUIDA EL MUNDO, CURA A UN NIÑO, EDUCA A UN NIÑO, IMPULSA EL DESARROLLO y PROTEGE SUS DERECHOS

Exacto. Por ejemplo, en IMPULSA EL DESARROLLO estamos desarrollando dos proyectos. Un proyecto con Fundación Telefónica y un segundo proyecto con Un Techo Para Mi País. Así van a ir apareciendo ilimitadamente todos los proyectos que tengamos, como te conté sólo hemos empezado con estos porque queremos realmente cumplirlos para luego poder incluir nuevos proyectos. Eso que tú ves ahorita se convierte en una nueva forma de crowdfunding. Este es un término que se usa mucho en Estados Unidos en el cual tú subes a Internet un proyecto social; por ejemplo, una madre en Puno quiere comprar 10 cuyes para poder sostener a su familia. Esto cuesta $30, entonces lo suben y yo desde Perú pongo un dólar, alguien en África pone dos dólares, de Estados Unidos cinco dólares y así se consiguen estos $30 para la persona. Indirectamente nosotros con los proyectos sociales vamos a hacer algo similar; pero sin donaciones, si no que es a través de sus compras que se canaliza este dinero para la ejecución de un proyecto. Por eso es que hemos puesto porcentajes de cumplimiento.

También es algo muy difundido en Estados Unidos ¿no? Donde casi todos los productos que compras apoyan una causa

Exacto, esto nació porque vimos la tendencia. Como dices, en Estados Unidos es súper fuerte, en los jóvenes en especial. Los consumidores están demandando a las empresas que se han más socialmente responsables, que incluían las buenas causas a sus productos. Tú vas a Estados Unidos y, como dices, casi todos los productos tienen una certificación de por ejemplo comercio justo, también sus trabajadores, proveedores, obtienen una certificación de ser un producto eco amigable. Es súper fuerte esta tendencia, nos hemos dado cuenta que los jóvenes están exigiendo al mercado eso y por otro lado las marcas responden; pero no saben dónde colocar estos productos ni cómo comunicarlos, entonces lo que nosotros hemos hecho es en una sola plataforma, en un solo lugar, el consumidor pueda encontrar todos esos productos que normalmente consumiría el igual van a satisfacer necesidades; pero que ahora van a tener este componente social. Por ejemplo, en el home de la página tú vas a encontrar el sello sus Este vale decir cuál es la causa está apoyando el producto. Luego, una vez que tú entras al producto vas a poder conocer en detalle; por ejemplo, por la compra de un pisco Tántalo estarás donando el 10% para la construcción de una vivienda de Un Techo Para Mi País. Para nosotros es súper importante que el consumidor sepa exactamente qué se está haciendo, es un tema de transparencia y que también ellos quieren saber.

¿Cómo han hecho para contactar a estas empresas, se han contactado con ellos, ha sido por iniciativa propia? Y si alguien tiene un producto y quiera incluirse ese proyecto ¿Cómo haría?

Para nosotros al inicio, porque recién estamos iniciando, hemos hecho mucha búsqueda de persona por persona, ir y buscar diferentes marcas, contactarnos con ellos ofrecerles lo que tenemos y sobre todo hemos mapeado en el mercado cuáles son aquellas marcas que consideramos están haciendo algo bueno. Queremos también incrementar con las marcas que ya son más conocidas, por ejemplo Natura. Nuevas marcas, sí, muchas nos van a contactar y nosotros tenemos todo un proceso de selección de esa marca para ver qué es lo que está haciendo, en qué rubro podría entrar. Nosotros también pedimos que si tienen certificaciones nos las muestren, que además una ONG de reconocimiento internacional las presente de alguna forma, porque a veces es difícil saber a simple vista si la empresa está haciendo realmente las cosas bien. Entonces, si una ONG de reconocimiento internacional la avala para nosotros es mejor.

¿Con qué empresas has tenido más acogida, con las pequeñas, medianas o grandes?

Mira, yo creo que con las grandes es difícil, no hemos ido a muchas grandes todavía porque es un proyecto nuevo, somos jóvenes. Entonces queríamos mostrar primero que esto funcione, que es un modelo validable para entrar. Con empresas medianas si hemos tenido acogida y también con muchas empresas que tienen productos de altísima calidad, pero que acaban de entrar al mercado. Por ejemplo, tengo varios productos, sobre todo de alimentos que son orgánicos súper segmentados que recién están entrando mercado o tienen mercado de exportación y no tienen fuerte el mercado peruano. Entonces DUHEM se convierte en este canal que les da la posibilidad de salir al mercado y de ser conocidos. Por eso también hemos trabajado de la mano de la ONG 10,000 Mujeres, programa de Salta, para capturar a sus mejores empresas y poder darles este nuevo canal de comunicación y ventas.

Por lo general las empresas grandes ya tienen su propia plataforma de responsabilidad social, ¿Qué le dirías esas empresas que ya tienen un programa y qué le brindaría DUHEM a diferencia de un programa propio?

Para los que tienen sus programas, lo que nosotros les ofrecemos es canal nuevo de ventas; pero sobre todo es el estar en el lugar donde van a estar todas las que son responsables. Es diferente que tú tengas, por ejemplo, un Ripley y que tenga un polo que tenga causas que nadie lo va a encontrar o probablemente nadie va a saber dónde buscarlos ni que existe. Les podrán hacer marketing, pero más de eso no van a poder; en cambio, el estar en un solo lugar donde van a estar todas esas marcas responsables solidarias le da un valor, porque si tú no estás te das cuenta que luego vas a decir ¿por qué no está?, además nosotros le entregamos estos sellos que validan al consumidor de que “ah, yo no sé tal vez qué está haciendo, pero tiene algo que ver con medio ambiente, tiene que ver con el desarrollo de una comunidad” y el consumidor también no poder notar que mientras más sellos tienen, probablemente es mejor esa empresa. Esto luego lo queremos trasladar al canal físico, para que estas marcas tengan esos productos responsables y solidarios y que los vendan en sus mismos canales físicos y nosotros simplemente validarlo. Además, cuando esto sea conocido y el consumidor vea los sellos, pueda identificar que este producto de alguna forma tiene alguna causa.

Por ejemplo, uno camina por un Wong, Metro, Ripley, Saga y vea el loguito de “Apoyas con esta producto a…?

Exactamente. Algo que nos ha pasado es que, por ejemplo, el consumidor va a Wong y le es muy difícil conseguir un producto orgánico. Estos productos, como sabes, protegen el medio ambiente y además son mejores para la persona; pero son difíciles de encontrar. Entonces si tú ves el logo será más probable que tú lo identifiques.

Básicamente lo que queremos es convertir las compras habituales en poderosas armas para lidiar diferentes problemas sociales, que tus compras habituales nos las cambies, pero simplemente sepas que lo que estás haciendo de alguna forma está contribuyendo a alguien más y no sólo aquí como beneficiario. También es importante no sólo lo que vas a ver hacia adelante, si no también hacía atrás (¿Quién fue el que lo elaboró?, ¿Con qué materiales?, ¿Con qué proceso?). Es muy importante que la cadena de valor como tal sea transparente.

¿Cómo nace esta iniciativa?, ¿Quiénes están detrás de ella?

Nosotras somos cuatro chicas, todas menores de 23 años que empezamos esto como un proyecto universitario en la Pacífico. Empezó como un proyecto de tesis y lo único que sabíamos es que queríamos que sea una empresa que tenga un fin social, porque estábamos motivadas por eso. Habíamos escuchado y conocido muy de cerca al profesor Muhammad Yunus, Premio Nobel de la Paz y creador del concepto empresas sociales. Sentimos que esa motivación era la que nos iba a dar la fuerza para hacer algo diferente en el mercado. El proyecto se hizo en la universidad, o sea nunca se llevó a la práctica, se hizo como un trabajo y quedó guardado en un cajón como muchas buenas ideas de negocio. Hasta que se abrió la convocatoria de Wayra, nos pasaron la voz y decidimos postular el año pasado, porque creíamos en el potencial que podía tener, era básicamente una idea el papel, no teníamos más. Después de participar eran más de 1300 proyectos que se presentaron y fuimos los seleccionados. Estamos hace cinco meses trabajando aquí en Wayra, es como si realmente un sueño se hiciera realidad.

¿Y el financiamiento?

Wayra nos ha dado el financiamiento que queda el premio, es un capital semilla, es un capital para iniciar el proyecto y además te da el espacio físico por seis meses y te da la mentoría, porque saben mucho de negocios y negocios digitales. También es muy importante encaminarte un poco y darte muchos contactos, eso es básicamente el premio de Wayra.

¿Por qué DUHEM.co?

Bueno, .co es community commerce, no es Colombia (risas) .com estaba tomado y decidimos que este era un proyecto de expansión y si le poníamos .pe sólo iba a ser para Perú. Community Commerce es lo que nos define a nosotros y queremos nosotros el próximo año lanzarlo a Colombia y Chile.

¿Alguna invitación para las empresas que quieran unirse a DUHEM?

Sí. Como ya han visto, la tendencia está en que las empresas sean más responsables y además incorporen las buenas causas. Nosotros invitamos a todas las empresas que ya lo están haciendo o que de alguna forma lo quieren hacer a que lo canalicen a través de nosotros, como verás ya tenemos aproximadamente 17 marcas que se han unido. Creemos que esta es una muy buena forma de canalizar su ayuda social y dejar una huella en el mundo.

Contacto: info@duhem.co

Autor: Miguel Ampudia Belling

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

DUHEM, tienda virtual de consumo responsable en el país

Duhem, empresa acelerada por Wayra Perú, lanzará la primera tienda virtual de consumo resp…