Inicio Management El futuro del trabajo

El futuro del trabajo

6 minuto leer
110

trabajo en equipo

El Foro Económico Mundial acaba de publicar el informe “El futuro de los trabajos 2016: Empleo, habilidades y estrategia de la fuerza de trabajo para la cuarta revolución industrial”. Tal como refleja el título y propone el fundador del Foro de Davos, Klaus Schwab, estamos entrando en una nueva revolución industrial. Los motores de cambio en esta ocasión son la inteligencia artificial y la hiperconectividad y, como podemos imaginar, el impacto previsto en el ámbito laboral es extenso y profundo, aunque se manifestará de forma diferente en las distintas regiones del mundo.

Por otra parte, a esta revolución tecnológica debemos sumar importantes cambios sociales que están produciéndose de forma paralela. Así, por ejemplo, el surgimiento de las clases medias en varios países asiáticos es ya una realidad, con las implicaciones que conlleva a efectos de mercado laboral.

Muchos de los países occidentales, por su parte, han de enfrentarse al envejecimiento de la población y a su sostenimiento, lo que se traduce en el crecimiento de ciertos segmentos de trabajadores de servicios asistenciales y sanitarios.

Modalidades
El informe señala que la tendencia más generalizada es el cambio en las formas de trabajo como resultado de las nuevas funcionalidades que ofrece la tecnología. Además de la futura extensión y evolución de las modalidades de teletrabajo o trabajo flexible y colaborativo, un punto importante es que la órbita del empleador se extiende para acoger otras modalidades de contrato fuera del tradicional empleado fijo, a tiempo completo y con presencia regular en la oficina.

La extraordinaria capacidad de la tecnología para crear relaciones virtuales y “líquidas” (que se conforman o disuelven a medida que se comparte un interés común) y los nuevos desarrollos móviles y en la nube se traducen en el auge de contratos con expertos individuales o grupos “ad hoc”, o bien en la creación de nuevas alianzas entre organizaciones para el desarrollo de proyectos concretos. Obviamente, la velocidad de adopción dependerá de las condiciones regulatorias y de negocios de cada sociedad, pero la globalización ha puesto en marcha este mecanismo con fuerza y en la medida en que representen un “win-win” veremos cada vez más ejemplos de estos nuevos modelos de empleo.

Panorama
En este contexto, se espera un dramático descenso de los pues tos de trabajo, específicamente en el segmento de administrativos y de oficina, y un crecimiento (aunque mucho menor) de profesiones basadas en informática, matemáticas e ingenierías. Se espera, asimismo, un crecimiento amplio en lo que se refiere a funciones de negocio, sobre todo financiera y de operaciones, si bien es cierto que los estilos de gestión deben cambiar sustancialmente para acomodarse a todas estas nuevas condiciones del entorno.

Finalmente, aunque también se pierde mucho empleo entre las familias de puestos referentes a manufactura e industria el informe envía un mensaje optimista en el sentido este segmento de trabajo está llamado a reeducarse y complementar a la tecnología más que dejarse engullir por ella.

En resumen, los cambios son profundos y muchos de ellos están ya empezando a sentirse palpablemente en las empresas. Dicen que los principios de siglo siempre son convulsos. Dado que vivimos un cambio de milenio, creo que debemos incorporar como un nuevo mantra vital la popular frase de Tom Peters: “Si en los tiempos actuales no se siente usted confuso… es que no está prestando suficiente atención”.

IE bUSINESS SCHOOL

Gestión.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Management

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Capitales destinados a exploración minera crecerán 30% en el 2018

Los recursos orientados a educación y salud, en niños de 7 años o menos, son las más relev…