Inicio Minería (EXCLUSIVO) Sindicalista de La Oroya describe el nuevo escenario y empresas que definirán el futuro del complejo

(EXCLUSIVO) Sindicalista de La Oroya describe el nuevo escenario y empresas que definirán el futuro del complejo

13 minuto leer
Luis Castillo Carlos, delegado titular de Trabajadores de Doe Run ante Indecopi (Foto: Kenneth Vargas/ProActivo).
Luis Castillo Carlos, delegado titular de Trabajadores de Doe Run ante Indecopi (Foto: Kenneth Vargas/ProActivo).

Por Kenneth Vargas M.

ProActivo

Luis Castillo Carlos, delegado titular de Trabajadores de Doe Run ante Indecopi, es consciente de que el Complejo Metalúrgico de La Oroya (CMLO) vive un proceso clave para definir su destino. Tras desistir de realizar un paro general en febrero ante la posibilidad de la liquidación simple y definitiva de la empresa -que dejaría a 1,400 trabajadores desempleados- la dirigencia tomó la decisión de unirse con Doe Run Cayman en el proceso de votación del pasado 2 de marzo para aprobar nuevas bases de la venta de los activos. Asimismo, hay una empresa de capitales chinos que está al acecho para reimpulsar el complejo. Aquí la polémica entrevista con Proactivo.

¿Qué sucedió en la reunión del 2 de marzo en Lima? Supuestamente, hay un nuevo equilibrio de poderes en cuanto a las acciones del CMLO.

 Nos reunimos con los acreedores. Se aprobaron nuevas bases para vender los activos contra la propuesta del Estado, la ministra de Minas Rosa Ortiz y Activos Mineros querían una liquidación simple del CMLO, pero logramos que se empiece un proceso de liquidación en marcha, para vender los activos.  Ya hay tres inversionistas interesados en venir. Y hasta la fecha, la empresa de Eitac Sindicate es la más interesada en una posible compra. Mientras que hay dos empresas extranjeras, cuyo nombre aún no conocemos, aparentemente apuntan solo a la mina Cobrisa.

¿Esta empresa con mayor interés es de capitales chinos?

Entendemos que no solo es de capitales chinos, sino de cuatro países como Australia, Canadá y Chile, además del país asiático. Hasta la fecha, representantes de esta firma se han acercado a exponer de forma preliminar su proyecto para reimpulsar La Oroya, y percibimos que hay tranquilidad de parte de las empresas acreedoras. Lo real es que no hay un interés ni protagonismo del Estado para rescatar La Oroya, la empresa que ahora está más interesada la convocamos nosotros, ni siquiera lo hizo el gobierno.

¿Ustedes se contactaron con Eetac Syndicate a través de Doe Run Cayman?

Para nada, fue circunstancial el contacto. Un día nos llamó una persona cercana y nos comentó sobre esa posibilidad, y así llegamos a este escenario…

Funcionarios de Activos Mineros (Centromin) aseguran que ustedes se unieron con Doe Run Cayman y, por lo tanto, se habría producido un nuevo equilibrio de poderes, ¿esto es cierto?

Nos unimos solo para la votación. Hay que entender que cada quién tiene sus propios intereses. A los funcionarios estatales no les interesa nada, Doe Run Cayman está buscando políticamente ver quién es el próximo gobernante para saber si puede recuperar la empresa o no. Y nosotros buscamos conservar nuestro trabajo. Hay momentos en que discutimos con Doe Run Cayman, pero hay momentos en que nos tenemos que unir como ha sucedido. Respecto a las acciones, Doe Run Cayman tiene el 33, 4% y nosotros el 7,6%.

Entonces, a pesar de que uniéndose con Doe Run Cayman lograron poco más del 40 por ciento en participaciones, aún el MEM y la SUNAT tienen la mayoría con más del 45%

Así es, pero la opinión pública debe entender que cuando se trata de aprobar medidas de menor rango, solo se requiere el 50 por ciento; sin embargo, cuando se trata de aprobar convenios de venta o la liquidación, se necesita un 56 por ciento de los votos. Y esta figura a favor del Estado, ya no se cumple mediante la unión.

En verdad tienen fe en esta empresa. Ya han vivido una etapa delicada de entrampes financieros por la cuestionada venta de Metal Oroya al Grupo Renco, que desencadenó en un círculo financiero perjudicial para el Estado, ¿qué les garantiza un mejor escenario?

Eitac es una empresa seria. Según los informes que nos proporcionaron, es una entidad que reflota empresas con problemas como la de nosotros. En su momento queremos evaluarlo bien. Nos indicaron, por ejemplo, que no quieren sacar a ningún trabajador. Lo que los lectores de su revista tienen que considerar es que no solo se trata de que Doe Run no cumplió, sino que hubo responsabilidad por parte del Estado. Ambos incumplieron. El Estado tenía la obligación de remediar todo y no cumplió.

Ahora bien, hay un tema que evaluamos: durante las casi cuatro décadas en las que he laborado, Doe Run fue la entidad que más invirtió y trabajo en proyectos de modernización y manejo ambiental. Concretaron 8 de 9 proyectos y destinaron 270 millones de dólares en la modificación de su PAMA.  Incluso en 2007, se concluyó con el control medioambiental del río Mantaro, así que el complejo ya no contamina este afluente, sino otras mineras que operan más arriba. Esto no se toma muy en cuenta.

¿Y qué les garantiza que no se repetirán los problemas del pasado?

Ahora el escenario es distinto, nosotros tenemos una participación activa, ya nada está oculto ni por debajo de la mesa. Y podremos decidir con conocimiento de causa. Hemos padecido mucho durante años. Por ejemplo, hay miles de compañeros, como el que habla, con la enfermedad del saturnismo. Así que queremos un nuevo inversionista y ser más explícitos con las medidas de control medioambiental a futuro.

Foto: ProActivo

¿Qué ha significado el gobierno de Ollanta Humala para ustedes?

Antes de iniciar su gobierno  prometió que en  un mes solucionaría el caso de La Oroya y ya han pasado cinco años (risas).  Fue desastrosa para nosotros esta administración. Sin obviar el mal trabajo del gobierno de García, por supuesto. Éramos 3 mil trabajadores y ahora solo somos 1400. El problema es complejo (…) todo pese a que de La Oroya salen 19 productos, desde el oro al manganeso, listos al mercado con una pureza superior al 99 por ciento y tenemos patentados a más de 25.

Y respecto al papel del MEM, ¿no consideran auspiciosa la llegada de la ministra Ortiz?

Hay que admitir que con la ministra hay mayor tranquilidad para el ministerio, por lo menos, para quienes sostienen la cartera, pero el tema de fondo no cambia. Para nosotros el MEM no tiene el rol protagónico que debe tener. Planteamos transparencia y que no nos “ninguneen”. Hay funcionarios y ex ministros que tienen un doble discurso…

¿ Hay un monto específico de inversión propuesto por Eitac Sindicate?

Aún no lo sabemos. En las reuniones de mayo se conocerán más datos con exactitud.

Por último, ¿hay una fecha en la que podría arrancar las operaciones con la nueva empresa?

Se calcula que de ser exitosas las negociaciones, La Oroya arrancaría una nueva etapa para el mes de agosto. Esto aún no se ha informado a la prensa, por precaución, pero es la fecha aproximada.

El dato: Eetac Syndicate es un consorcio de empresas liderado por China Nonferrous Metal, conocida como NFC. En próximos informes se describirá la realidad de sus operaciones en países como Zambia.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Kenneth Vargas
Cargue Más En Minería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Sunat y Drem Puno se unen para formalizar mineros

La Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (SUNAT) y La Dirección…