Inicio 2014 EDICION120 Estados Unidos producirá más petróleo diario que Arabia Saudita

Estados Unidos producirá más petróleo diario que Arabia Saudita

22 minuto leer

Felipe CalderónPor Mónica Belling

“La reforma energética de México iniciada con limitaciones en el 2007, se ha profundizado  en los dos últimos dos años y abre grandes perspectivas para encumbrar a México a la cima de la producción petrolera mundial, sobre todo en  el rubro de gas”, aseguró el ex presidente de ese país (2006-2012), Felipe Calderón, quien estuvo en Lima con motivo del Día de la Energía, celebración  instaurada por el ex ministro Jaime Quijandría, con el objetivo de captar la atención en los niveles más altos sobre  la coyuntura  energética. En esta ocasión, Calderón detalló cómo México trabajó para no entrar en una crisis energética de petróleo, y describió los detalles de una reforma que aún sigue su curso desde el 2007 y que sin duda, el Perú no puede pasar por alto. Aquí el informe y la conversación con ProActivo.

Los contratos incentivados, cuyo pago se basó en “tú produces tanto petróleo y yo te pago tanto”, fue una de las fórmulas que sin duda tuvo un  resultado  positivo para la estatal Pemex.

Al respecto, Calderón relató que para dicho proceso tejieron asociaciones estratégicas de Pemex con  empresas mundiales como Petrobras y Hunt Oil, para captar inversión privada en exploraciones, refinación y petroquímica.

“Logramos aumentar  la tasa de reposición de reservas petroleras a más de 100 por ciento,  un nivel óptimo. Porque para que una empresa subsista en el tiempo,  por cada barril de petróleo que vende, ese mismo día descubre otro en reserva”, explicó.

Es así como México estabilizó su producción petrolera en  unos 2.5 millones de barriles diarios, y pudo entrar a la exploración de aguas profundas.

Una reforma de envergadura

Calderón reconoció que el actual gobierno tuvo en su política la voluntad de seguir reformando al sector  petrolero.

“México cambió en los dos últimos años de manera importante”, remarcó sin dejar de resaltar el papel cooperante  de la oposición, de la que él es parte.

“La reforma del 2013-2014, desarrolla actividades de explotación y extracción mediante asignaciones a empresas productivas del Estado como Pemex o a través de contratos de ésta con particulares, esa es la esencia de la reforma energética actual”, puntualizó.

A su vez, añadió que aquello permite el ingreso de la inversión privada en toda la cadena de valor de la explotación y  exploración de petróleo y gas.  “Una reforma de gran calado y de  un potencial  enorme”, apuntó.

“La petroquímica y refinación están casi totalmente abiertas a través de permisos. Puede entrar Pemex u otra empresa paraestatal o privada, mexicana o extranjera”, detalló.

Estados Unidos será autosuficiente en gas y petróleo. En unos 4 años dejará de comprarle petróleo a Arabia Saudita, Canadá, México y Venezuela.

El fracking y shale gas

Sobre la revolución del  shale gas para la energía en Estados Unidos, Calderón refirió que se debe a  que la tecnología que se aplica es la técnica de fractura hidráulica denominada “fracking”.

“Es tecnología que a  partir de 2008 genera en el mercado más grande del mundo, Estados Unidos,  miles de millones de pies cúbicos, marcando una inflexión dramática en la producción de gas natural. Por ende convierte a ese país a ser un gran productor de gas más barato, factor que está cambiando la naturaleza de la economía americana”, subrayó.

Cabe señalar que trajo recordó que cuando fue Secretario de Energía el precio del millón del BTU (unidad de energía) del gas llegó a 14 dólares, pero que Norteamérica, el mercado más caro del mundo, ha hecho el proyecto de regasificación de Manzanillo con  gas peruano barato de Camisea.

“En la zona más cara del mundo todos ganan, pero resulta que el gas en Estados Unidos alcanzó hace un año 2 dólares el millón de BTU, evidentemente un cambio drástico que cambia la situación económica de seguridad”, sostuvo.

EE.UU. producirá más que Arabia Saudita

El ex jefe de Estado manifestó que en el caso del petróleo, la producción en Estados Unidos ha pasado de 6.8 millones de barriles al día a 10 millones.

“¿Qué quiere decir esto?, que Estados Unidos será autosuficiente en gas y petróleo. En unos 4 años dejará de comprarle petróleo a Arabia Saudita, Canadá, México y Venezuela; y es más: puede empezar a exportar si su regulación termina por permitírselo”, estimó.

Para Calderón, si Estados Unidos mantiene esa tendencia, en dos o tres años producirá más petróleo diario que Arabia Saudita, con lo cual cambian totalmente las ecuaciones de seguridad, dependencia económica y competitividad. “Este es el gráfico que está ocurriendo en el ámbito de la energía. Bajo la tecnología de fracking de shale tanto en gas como en el petróleo”, mencionó.

México en la misma ruta que EE.UU.

Retomando el tema de su país, informó que México en su cuenca transfronteriza (al sur de Tejas y hasta Veracruz) tiene capacidad de generación y de producción de gas y petróleo con  fracking, igual que la de Estados Unidos.

“Eso significa que si EE.UU. multiplicó su producción petrolera y de gas, es probable, aunque no en la misma proporción, que México también incremente sustancialmente su producción”, indicó.

Anotó que el potencial de su país en recursos energéticos es enorme, pues tiene la séptima reserva de petróleo más grande del mundo y la sexta de shale gas.

Venta de gas peruano a México da poca utilidad

En otro momento, Calderón opinó que el gas que Perú seguirá exportando a Norteamérica, concretamente a México (Manzanillo), puede dejar de tener sentido porque le da muy poca utilidad a Perú, “pues el valor del gas colocado en Manzanillo tiene que ser uno o dos centavos más barato que el gas de Houston hub”.

“También no tiene mucho sentido para México, pues los ductos que hicimos de Manzanillo a Guadalajara,  ya no serán para llevar gas de Perú, sino para llevar el gas mexicano y americano a Manzanillo y a la costa del Pacífico”, fundamentó.

¿Lucha contra cambio climático con crecimiento?

Por otro lado, el ex mandatario sostuvo que para todos los países es  posible tener crecimiento económico y combatir, al mismo tiempo el cambio climático que azota al mundo y que  causa friaje, sequía y otros fenómenos.

Vale decir que en este segmento del diálogo con ProActivo la pregunta sobre el desastre del BP lo incomodó.

“Se puede luchar contra el cambio climático y lograr el crecimiento económico mejorando sustancialmente los sistemas de energía, el uso de suelo y los sistemas de las ciudades”, planteó.

Para hacerlo, dijo, debe darse mayor inversión en infraestructura que sea baja en  carbono y potenciando la innovación en todas las áreas de desarrollo.

Detalló que no basta con tener deforestación cero, sino también se requiere recuperar bosques perdidos y captar así más  carbono, pues el 25 por ciento de las emisiones de carbono  en el mundo provienen de la deforestación, la tala y la quema.

“En los próximos 15 años se precisa invertir 90 trillones de dólares en infraestructura, sobre todo en la baja en carbono”, citó.

Asimismo, Calderón exhortó a los empresarios peruanos para que apuesten por la innovación para la eficiencia energética, como el ahorro masivo de electricidad en las ciudades, empresas y hogares.

“Ya no se puede seguir con lo mismo. Europa no se levanta, Japón ha vuelto a caer, China ha bajado su producción, Brasil está en recesión. Entonces, la economía tiene que cambiar a través del estímulo de la innovación, la inversión en infraestructura saludable y darle más productividad a los recursos naturales”, recalcó.

Presidente y el accidente de BP ¿Cuánto ha afectado para las exploraciones en aguas profundas? Y cómo combaten la corrupción.

En el caso de British Petroleum, el Gobierno llegó a una negociación con British para la reparación de los daños que en la opinión del Gobierno se generaron en el Golfo. En algunos casos con la producción de la fauna marina, la tortuga fundamentalmente y otros de contaminación en costas de Tamaulipas y eso llegó a su curso.

En la medida que el Gobierno lleve licitaciones transparentes, se va a inhibir cualquier riesgo de corrupción, pero sí es un tema en que la opinión pública debe estar muy al tanto porque hay –digamos- un gran potencial económico en la mesa. Lo justo sería que solo asignaciones justas puedan distribuir de la mejor manera posible entre los mexicanos. Lo que yo haría sería eso y creo que el gobierno lo va a hacer. Mecanismos de gobierno muy transparentes, bases muy claras de licitación de los bloques de la ronda 2.

Más allá de que el predecesor de Peña Nieto pronosticó que el gas de Camisea irá perdiendo relevancia en tierras aztecas progresivamente,  también compartió una visión interesante sobre lo que nos depara el futuro a mediano plazo.

¿Qué va a ocurrir con Perú y el Gas de Camisea?

Yo creo que se va a seguir consumiendo en el mundo. De hecho yo creo que el gas natural será el combustible de transición por excelencia.

El gas natural seguirá rindiendo al mercado y de hecho ya el mercado preferente para el gas de Camisea lo veo más en el Pacífico, en la costa Asiática que en la costa Americana. Precisamente por esto, si la reforma energética funciona, México dejará de ser un importador de gas. Pero eso no implica que deje de haber mercado para el gas de Camisea, sobre todo porque Asia, China y también Japón, seguirán siendo  muy relevantes importadores de gas a un precio muy alto –por cierto- lo cual seguirá siendo muy conveniente para el gas de Perú.

Por otra parte, las tasas de crecimiento de la economía peruana harán que el principal comprador –como lo es ahora- del gas peruano, sea el propio pueblo de Perú. La economía de Perú, pienso que se convertirá en una economía más fuerte.

Usted manifestó que posiblemente Chile ya no tenga necesidad de utilizar la energía peruana. ¿Cuál es su argumento?

Para los países que no tienen recursos naturales, será mucho más rentable generar electricidad con energía renovable, que con combustibles fósiles importados.

En Perú el gas está aquí a la mano, están cerca de la fuente, entonces es más barato porque el costo de transporte es menor. Pero llevarlo por barco o por ducto a otro país, lo encarece y quizá en el mediano plazo la energía renovable ya le resulte más conveniente.

Hoy mismo a Chile le conviene más generar electricidad con energía solar que importar gas con LNG y producir electricidad.

Se dice que con el Shale gas no se hubiera podido construir la planta de Pampa Melchorita que representó una millonaria inversión. ¿Qué cree usted?

No sabemos. Es que las señales del mercado en Norteamérica eran muy claras, el precio del gas era muy caro. Sin embargo, ahora ya no existen las certezas sobre los costos como en el pasado.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Rebeca Ampudia Belling
Cargue Más En EDICION120

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Crisis en Qatar: Precio del petróleo quedó en un subibaja

Las tensiones diplomáticas entre Qatar y Arabia Saudí más otros países árabes vecinos, ele…