Inicio Economía (Exclusivo) Carlos Gálvez: Necesitamos que a la política llegue a gente con valores

(Exclusivo) Carlos Gálvez: Necesitamos que a la política llegue a gente con valores

28 minuto leer
Carlos Gálvez_ProActivo
Presidente de la SNMPE, Carlos Gálvez Pinillos

ProActivo

El presidente de la Sociedad Nacional de Minería Petróleo y Energía, Carlos Gálvez Pinillos, conversó con ProActivo sobre la coyuntura sectorial y nacional. Al empresario le ha tocado estar al frente del gremio mineroenergético en una coyuntura de elecciones presidenciales y la baja del precio de los metales y petróleo.

¿Cómo cree que se actúa respecto al proyecto Tía María?

He felicitado al gobierno, específicamente al Presidente del Consejo de Ministros por el esfuerzo, aunque tarde, de involucrarse en el Proyecto Tía María. Es importante que él haya estado acompañado de la Ministra de Energía y Minas en el lugar y lograr que el ministro del Ambiente esté allí y explique que allí no existe problema de orden ambiental.

Reclamamos que el Ministro del Ambiente, quien tiene la responsabilidad de certificar si los proyectos tienen impactos negativos o no desde el punto de vista ambiental, vaya, de la cara a la población, explique abiertamente y lo demuestre.

No queremos que imposición alguna sino información y persuasión.

Estuve la semana pasada en la Universidad de Piura (en Piura), di una charla y para mi sorpresa hubo un amplio espacio de preguntas, en un auditorio lleno de estudiantes de Ingeniería y Economía y ante la pregunta, de un alumno, ‘en Sechura tenemos un proyecto, y la gente dice que si pasa un tubo de gas por la cercanías, todas las conchas de abanico se van a morir’. Respondí: Muchachos, ustedes están en la universidad, que es centro de la universalidad del conocimiento, está para que estudien, investiguen e identifiquen cuál es la verdad científica y técnica. Si encuentran verdadero lo que dice aquel campesino de Sechura, opónganse al proyecto con justa razón, de manera sustentada y justificada. Pero si como investigadores encuentran que está equivocado, sean los agentes que expliquen el equívoco y que, por lo tanto, deben apoyar el proyecto.

Así de simple, las cosas tienen que funcionar en base a la verdad y para eso el conocimiento evoluciona y son los jóvenes, que en base a ese conocimiento tienen que sustentar sus posiciones. No es sí porque sí, o no porque no. Nada es dogmático.

Es pura teoría, pero ¿Cuál sería una propuesta para no acudir como bomberos frente a circunstancias como Tía María?

Hay dos cosas que repetimos. La primera tarea es la educativa, aunque es a largo plazo. Felicito al Gobierno, por la designación del Ministro de Educación que tenemos para que en un par de décadas recuperemos el tiempo perdido durante las últimas cuatro o cinco décadas porque siguiendo esa línea de manera sostenida podremos remontar las debilidades educativas.

Por otro lado, reclamamos que no lleguen como bomberos con una mesita de desarrollo el día que ya se armó el conflicto. El Estado tiene que ganarse su lugar.

En una conferencia, puse como ejemplo la siguiente analogía: el Estado es como un padre que si engendra un hijo, lo cuida desde que nace, lo alimenta, le da salud, lo lleva al colegio y lo induce en disciplina con cariño y respeto, ese jovencito al ser mayor responderá positivamente; muy probable  no haga malacrianzas y si las hace a la sola reflexión del padre comprenderá y aceptará por el cariño y respeto.

Pero si soy un padre desnaturalizado -engendro una criatura y no me ocupo de él- cuando tenga 18 años y cometa una falta, ¿qué cariño o respeto tendrá por mi palabra o por mi indicación? Simplemente no me va a reconocer y probablemente el último recurso será levantarle la mano, eso está pasando.

En la práctica ¿Qué rol cumple el gobierno y cuál debiera cumplir?

Deberíamos definir una estrategia de Estado y hacerles tener claro a los gobernantes que cuando son elegidos, son gestores temporales de dicha estrategia. No son Adán. El mundo no nace con ellos y no se acaba con ellos. Hay que medirlos por el fiel y eficiente cumplimiento de aquella tarea.

El ministerio de Energía y Minas presenta una pirámide que habla de 60 mil millones de inversiones mineras que ya se cayó ¿Cuál sería la propuesta desde la SNMPE para sincerar dicha cartera?

Tenemos que ser conscientes que un proyecto, como Tía María, no se debe detener porque sería un segundo Conga. Hoy pagamos las consecuencias de Conga, si Tía María se posterga estaría teniendo un efecto dominó terrible.

En el camino he felicitado al gobierno por acelerar el proceso y aprobar la expansión de Toquepala, que por lo menos está en un lugar donde no hay conflictividad y su posibilidad de ejecución es más pronta.

El Estado debe trabajar en las comunidades, en proyectos para sus soluciones básicas de agua, desagüe, luz eléctrica, salud y educación. Y que los recursos sean orientados ahí, primordialmente. Especialmente aquellos que van a los gobiernos sub nacionales. Entre ayer y hoy me encuentro con la sorpresa grata que el ministro Von Hesse propone ejecutar los proyectos de agua y desagüe en las localidades remotas sobre la base del canon minero acumulado.

¿Cuál es la real cartera minera?

Bueno, la hemos reducido a unos 20 mil millones de dólares en los próximos 5 años. A un tercio (de la cartera del MINEM).

¿Están Quellaveco, Tía María y Conga?

Así es. Conga está hasta el año 2019, yo espero que sí.

Entonces el futuro de la minería depende mucho de un acuerdo nacional de a dónde se quiere ir y cómo hacerlo ¿La SNMPE asumirá un liderazgo en ello?

Sí claro, sin duda. En eso estamos.

¿Se hará una convocatoria abierta con participación más formal?

Creo que eso tiene sus momentos. Me encanta repetir una historia: Superman es el único tonto que se pone los pantalones antes que los calzoncillos.

Que compartan, que divulguen los conocimientos, eliminando los mitos a los que nos estamos refiriendo. Entonces será más fácil las convocatorias. ¿Cómo convoco a la barra brava de Universitario a juntarse con la del Alianza para hacer un picnic?… ¡Bien difícil!

Primero les tengo que bajar el tono, les tengo que pasar el mensaje: Esto no es guerra.

En el momento que estemos en esa dirección, podemos juntarnos para hacer un picnic fructífero.

¿Hay optimismo entre las empresas?

Como decía un viejo político, ni optimista ni pesimista, sino en la serena pero perseverante expectativa.

Estamos en una etapa preelectoral ¿qué actitud proactiva tomará la SNMPE? Por un lado está la baja de los precios de los minerales y el decrecimiento de China; y adicionalmente hay un clima electoral ¿Hay la posibilidad de una convocatoria interinstitucional para tener un mensaje unificado?

Como no, hay varias cosas que se están haciendo. Estoy siendo itinerante en las escuelas de los institutos armados y voy a presentarme en todas las universidades del Perú, pasando nuestro mensaje y el tema fundamental.

Uno ama solo lo que conoce y el objetivo es que nos conozcan, que no se queden en mitos.

Al final, no sé si van a querer la actividad o la van a odiar, pero que sepan por qué. Llevo 86 días de presidente de la SNMPE y ya he dado seis o siete conferencias con el objetivo que nos conozcan, que sepan qué hacemos, qué aportamos, qué riesgos introducimos, cómo los podemos mitigar, qué debemos defender, qué debemos promover y qué debemos impedir. Es una tarea de comunicación, de educación no formal paralela.

Es una tarea casi evangélica.

Sí, sí exactamente.

¿Cómo afrontar la coyuntura internacional?

El tema de los precios no es gravitante. Los que estamos en esta actividad sabemos perfectamente que son más frecuentes los periodos de crisis que los de bonanza.

Estas llamadas crisis hay que verlas como oportunidades para adquirir yacimientos y mejorar, porque en bonanza, cuando una llega a su zona de confort se llena de grasa.

Hay que aumentar la productividad y hacer mejoras continuas. Se tiene la probabilidad de comprar prospectos que otros no pueden llevar adelante, uno puede construir proyectos con equipamiento más barato y con tiempo de entrega más cortos porque otros no se atreven.

Puedes reclutar profesionales calificados que en tiempo de bonanza tuvieron súper ofertas y se fueron del país, y que hoy no están empleados como hubieran querido porque las reglas laborales en otros países son distintas de la forma que los contrataron.

Puedes convocar a profesionales de primer nivel, que han ganado experiencias extraordinarias en otras latitudes.

¿Buenaventura incrementará sus inversiones en Perú y en el extranjero?

Estamos focalizados en Perú en nuestras operaciones y en nuestros proyectos.

Pasamos de la situación del monito saltarín, buscando oportunidad por todos lados, al cocodrilo atento que tiene solamente los ojitos sobre el nivel del agua, pero muy abiertos para ver si es que en alguna oportunidad hay que abrir la boca y comerlo. Pero nada más.

Estamos trabajando en Tambomayo, mirando San Gabriel. No hemos parado de invertir. Buenaventura construyó Breapampa, La Zanja, Tantahuatay, Río Seco, Huanza y Mallay en los últimos cinco años, y ha expandido El Brocal y estamos involucrados en la expansión de Cerro Verde.

¿Cuáles son las conversaciones que ha tenido con la ministra o de repente con el propio Presidente de la República como titular de la SNMPE sobre los engorrosos trámites en el sector?

No he tenido la oportunidad de reunirme con el Presidente, pero sí hemos hablado con los ministros de los sectores involucrados. Tanto de Energía y Minas, como Economía, con el ministro del Ambiente y la verdad no es necesario señalarles dónde están los problemas. Ellos los conocen bien y trabajan en tratar de resolverlos, lo que ocurre es que hay circunstancias en que resulta más práctico hacer borrón y cuenta nueva respecto a la legislación.

Para Augusto Baertl los noventa fueron buenos años del sector. ¿Usted coincide?

Claro, se tiraron abajo toda la legislación que no servía y se puso legislación simple, comenzaron todo de nuevo.

El problema no es cuántas leyes tengo, el problema es cuántas se cumplen, y tienen que ser sencillas.

Siempre recurro al tema tributario, antes de los noventa teníamos una frondosa legislación tributaria y el inicio de una etapa de la recaudación fiscal, fue ‘un momentito aquí solamente vamos a tener una recaudación muy sencilla, IGV, Selectivo al Consumo para combustible y cosas de lujo; Impuesto a la Renta y Aranceles de Aduana’. Punto, no hay más.

Antes teníamos impuesto para papel sello quinto y sello sexto, timbre de ley y ¿quién manejaba eso? La Dirección General de Contribuciones y ¿qué era? una coladera, hasta que se constituyó la SUNAT manejando patrones simples. Entonces la recaudación pasó de niveles casi inexistentes, al final del primer gobierno de Alan García, a los niveles de expresión tributaria de hoy.

Aquella reforma sectorial (Energía y Minas) estuvo apoyada por el Banco Mundial ¿correspondería convocar a organismos multilaterales?

Siempre se puede convocar, pero pregunto ¿ hablamos del sector Energía y Minas, correcto? Si identificamos cuáles son los principales países mineros del mundo, estamos entre los tres o cuatro primeros, por lo tanto, tenemos más que enseñar que aprender.

Entonces para qué nos vamos tan lejos, tenemos seguramente algunos consultores que podrán ayudarnos a alinear, facilitar, estructurar, pero el conocimiento de qué hacer y cómo se hace, lo tenemos nosotros.

Debiéramos regresar a instituciones valientes, con silencio administrativo positivo. Ahí, si se escapa la liebre sí te sancionan.

Pero ahora no, como ya no hay silencio administrativo positivo, puedo rumear el papel, darle vueltas llevarlo de un piso a otro. Nadie toma decisiones. La interpretación legal para cosas claras y taxativas… Uff, consígase diez abogados y habrá diez opiniones distintas.

Sin embargo hay gran dificultad para ponerse de acuerdo.

Lo que necesitamos es que a la política llegue gente con valores, conocimiento, liderazgo y convicción. En ese orden, si no estamos perdidos.

¿Cómo cree que estamos ahora?

Tenemos que cambiar el Congreso. A ver cuántos congresistas pasan por el tamiz, entonces vamos adelante. Por eso hablaba de cirugía mayor en cuestión de la estructura de partidos políticos. Debiéramos tener partidos políticos solo nacionales (no sub nacionales), con doctrina, con planes y programas, con garantía de calidad de sus miembros, sobre la base de los cuatro elementos mencionados.

¿Y cómo marcha la sociedad civil?

Lo que pasa es que todo está deslegitimado, el Congreso no se autocensurará, dejarán que la normatividad se mantenga para los gobiernos sub nacionales. Esto es así y tienen una alta conexión con la corrupción y la deshonestidad, la mentira y la delincuencia en todos sus niveles -tenemos alcaldes y gobernadores regionales fugados, otros en cárcel- y congresistas que no están pensando en términos de bienestar nacional, sí en términos de cuántos votos puedan lograr en la próxima elección, en base a un grupo de interés, no importa si es ilegal.

Quien fuera gobernador de Ancash está preso y manejó importantes fondos provenientes de los impuestos de Antamina. ¿Acaso la empresa pudo haber hecho algo y Contraloría también de manera oportuna?

La primera cosa es del afiebrado que se le ocurrió convocar a elecciones disque regionales, porque sabía que había corrupción, que ya era un problema.

Y cuando de buenas a primeras se hace una corrupción descentralizada y atomizada, se vuelve incontrolable.

Cómo hace una Contraloría que de buenas a primeras pasa de hacer función de control sobre 400 instituciones con 1,100 auditores a de repente, hacer función de control a 3,500 entidades, que además como no tienen control local, tienen sus propios sistemas de control contratados y pagados en su propia planilla.

El contralor no tiene forma de manejar eso. Hablo de ratería sistemática, permanente, asociación ilícita para delinquir en todo los niveles. Eso no necesita un contralor, necesita cárcel. Se puede controlar errores administrativos, pero no esta era ratería.

¿Cuánto podría actuar una empresa minera cuando ve estos actos de corrupción?

La empresa no puede hacer más que el Poder Judicial, que la Policía, que la Fiscalía, que la Contraloría y todos los organismos del Estado que han sido formados para hacer esa labor.

¿A dónde debiéramos ir como país?

Es el producto de un análisis estratégico: fuerzas, debilidades, riesgos y oportunidades.

Un país tiene que hacer ese ejercicio para fijarse una visión, misión y sus objetivos, y que cualquier gobernante que sea elegido esté comprometido. Por eso hablábamos del complejo de Adán. Porque si damos un paso adelante y otro atrás, pasará un siglo y estaremos parados en el mismo sitio.•

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mónica Belling
Cargue Más En Economía

2 Comentarios

  1. alberto ubillus

    20/05/2015 en 10:23 am

    Si, realmente muy cierto. Sin embargo, ademas del dinero que se gasta en una exploración y la entrega del posterior canon minero, se debe invertir en educación para las personas en el área de injerencia del proyecto minero. Tal vez, la misma SNM, deba tomar un rol protagónico en un punto que no parece ser su especialidad.

    Responder

  2. Hector chavarry

    20/05/2015 en 12:54 pm

    Muy buenas preguntas y a la vez buenas respuestas, sobre todo con un análisis constructivo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Exportaciones mineras peruanas suman US$ 12,265 millones en primer semestre 2017

ProActivo Las exportaciones mineras del Perú en el primer semestre del 2017 ascendieron a …