Inicio Entrevistas (EXCLUSIVO) Entrevista a Karl Maslo Luna, gerente general de EXSA

(EXCLUSIVO) Entrevista a Karl Maslo Luna, gerente general de EXSA

8 minuto leer
Karl Maslo, gerente general de EXSA. (Foto: ProActivo).
Karl Maslo, gerente general de EXSA. (Foto: ProActivo).

ProActivo

Un “Comité de Locos”, un hombre genial y un padre retador, fueron los ingredientes para crear la tecnología Quantex de EXSA. Una patente que garantiza un antes y un después en la fragmentación de rocas. Karl Maslo Luna, gerente general de EXSA presentó con orgullo a la industria minera mundial la nueva tecnología.

Acaba de presentar los avances de la tecnología Quantex y lo que significa para la fragmentación de rocas en el minado a tajo abierto ¿Cuánto revoluciona a la industria minera?
Hasta un 30% de ahorro de costos en lo que es la voladura, dependiendo del tipo de mina. Quantex tiene cuatro atributos: prescinde del nitrato de amonio de baja densidad, aquel que tradicionalmente se usaba en la minería de tajo abierto (fabricado por 8 compañías a nivel mundial, con precios mucho más altos). El segundo atributo es que, efectivamente, a raíz de no usar nitrato de amonio poroso se reduce drásticamente los costos de adquisición de los insumos para voladura. El tercer atributo es que, al generar mayor energía, también reduce costos operativos. Y por último, en el tema ambiental, no solo elimina los gases nitrosos, un dolor de cabeza para la minería de tajo abierto a nivel mundial, sino que también reduce la
huella de carbono en 18%, lo cual es muy interesante.

¿En el PDAC 2016 exhibió por primera vez la tecnología Quantex?
Quantex ya tiene en el mercado peruano alrededor de año y medio. Y estamos logrando una mayor presencia en el chileno y el colombiano. Nuestra participación en Toronto marca un gran trampolín global.

¿Qué significó presentarse en el PDAC?
Para nosotros es la conferencia más grande del mundo en minería y obviamente aquí tenemos a todos los clientes juntos, así que fue muy interesante traer la tecnología Quantex y presentarla.

El inicio de tu ponencia en PDAC dio mucho color a la historia de Quantex.
Es que yo, efectivamente, venía compitiendo ocho años con mi padre. Hasta que me dijo ¡basta! Te compro la compañía. Inclusive al contado. Me dijo: “hijo, te agradezco mucho, pero te vas…” luego la gente de Exsa me nombró como gerente general y terminé reemplazando al hombre que me vio nacer. Mi papá (Karl Maslo Tobien) lo hizo para ayudarme.

De alguna manera, en el PDAC han hecho un lanzamiento intercontinental.
El propósito es que el mundo escuche que una economía peruana, pequeña, tiene la capacidad de innovación y de generar tecnologías que nadie posee.

Es una innovación importantísima, y más aún en esta época de precios
Definitivamente. Por ejemplo, en Southern, que son gente muy exigente, como un buen inicio nos han dado un contrato por tres años. Algo que nunca hacen. Eso, sin mencionar que están fascinados y quieren que vayamos al Grupo México.

¿Apuntan a Norteamérica?
Poco a poco, pero el tema no es sencillo. Quantex es una tecnología, no es un producto. Necesitas mucho “know how” detrás. Entonces, para que el despliegue se haga correctamente y tenga éxito, tienes que tener gente capacitada. Y no tenemos, obviamente, un despliegue mundial. Es imposible. Estuve en 2014 en conversaciones con el presidente de Newmont y de Yanacocha, y me decía “Karl, quiero que uses la tecnología Quantex en todas mis explotaciones mineras”. Y le respondí que son más de 30 a nivel mundial, que no tengo la capacidad ni la gente. Empecemos por Perú, vayamos poco a poco. Y a medida que vayamos teniendo éxito, sí.

¿Gradualmente se expandirán?
Lo que aún vemos hoy en día es cómo lo hacemos. Estamos discutiendo internamente si lo hacemos nosotros o licenciamos la tecnología.

Por otro lado, explíqueme ¿qué es el “Comité de los locos”?
Un día juntamos a la gente con mayor conocimiento y experiencia de este ramo. Eramos 6, 7 u 8, no recuerdo. Ingenieros, gerentes, sin distinción. Todos los que podían aportar alguna idea, concepto o experiencia, estaban ahí. Demoramos año y medio en tenerlo más o menos listo. Lo lindo es que esa experiencia nos llevó a que ese “Comité de locos” o “Club de locos” si así quieres llamarlo, hoy en día ya se formalizó mucho más. Ahí todos tienen la misma voz y voto. No es que yo soy el gerente general, mi opinión vale igual que la del resto. Y así emergen las ideas nuevas que desarrollamos.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mónica Belling
Cargue Más En Entrevistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

OEFA capacitó a funcionarios sobre el Plan Anual de Evaluación y Fiscalización Ambiental

Con el objetivo de capacitar a los gobiernos locales en lo que respecta a la formulación d…