Inicio Noticias (EXCLUSIVO)Entrevista a Sandra Fonseca, Presidenta de Grupo Energía de Bogotá

(EXCLUSIVO)Entrevista a Sandra Fonseca, Presidenta de Grupo Energía de Bogotá

11 minuto leer
Foto: ProActivo
Foto: ProActivo

Sandra Fonseca, presidenta del Grupo Energía de Bogotá, dialogó con ProActivo luego de la inauguración del Centro Operacional del Gasoducto Regional de Ica, administrado por su filial Contugas, obra que implicó una inversión de US$ 345 millones para beneficiar en un año a más de 30 mil hogares de ese departamento sureño.

En la entrevista, la ejecutiva colombiana habló sobre las inversiones que su representada realiza en Perú para la masificación del uso del gas natural de Camisea, entre otros temas relacionados.

¿Cómo avizora el desarrollo del Gasoducto del Sur?

Por la experiencia que tengo en Colombia, es absolutamente necesario hacer la infraestructura de transporte (del gas) para luego hacer la masificación, la cual requiere los ductos de transporte.

En Colombia primero hicimos los gasoductos para luego hacer la distribución. Hoy tenemos  cubierto el 90 por ciento de las poblaciones cercanas a los ductos. Estamos seguros que se requiere esa obra, y que la misma contribuirá notablemente al desarrollo del Perú, aprovechando al máximo el gas de Camisea.

Pero para que finalmente todo funcione, tiene que haber una interconexión de gasoductos; no se puede trabajar en un país solo con uno o dos, se tiene que desarrollar otros, y luego enmallarlos para tener confiabilidad plena en el suministro de gas residencial, industrial y vehicular.

Veo al gasoducto del sur como un proyecto muy ambicioso, pero que es sólo un paso más para luego hacer otros similares en otros puntos del país.

¿Dónde deberían tenderse nuevos gasoductos?

Por ejemplo, nosotros llegamos a Marcona (con Gasoducto Regional de Ica); lo lógico es que después del gasoducto sur peruano, de Marcona siguiéramos con otro ducto hacia Arequipa.

¿Cuál debe ser la prioridad en la distribución del gas natural de Camisea?

El gas es un combustible que hay que desarrollar dentro del portafolio energético del país, y la prioridad es hacerlo llegar primero a todos los usuarios residenciales, y tras cumplir con ello, seguir con el comercio y la industria.

En Perú, de acuerdo a  las cifras que manejo, el crecimiento de la demanda de energía es de un 7 por ciento anual. Eso implica que se requiere mucho desarrollo de expansión térmica, y si ya se tiene el gasoducto y se cubrió a los usuarios residenciales, lo obvio sería hacer térmicas a gas en diferentes puntos del país, para atender el crecimiento de la demanda eléctrica.

Pero en el caso del ducto del gas de Camisea, la premisa fue inversa: primero los clientes industriales y luego los domésticos, por la cantidad de consumo y el monto de las inversiones que se estaba desarrollando…

En ese caso es lógico, pues en la medida que la inversión de infraestructura es muy alta, intensa en capital, si no se hubieran conectado primero a grandes industrias y grandes generadoras hubiera tenido que haber un subsidio directo del Estado.

Me parece que apalancar una inversión importante con industrias que consumen mucho, es lo objetivo, pero por supuesto dejándole capacidad para atender a los usuarios residenciales; eso es una buena estrategia.

Mire el caso de Contugas: para llegar a Ica y a toda la región tuvimos que hacer un gasoducto de 200 kilómetros y atender un consumo doméstico que no es tan grande, por lo que ahora  nos queda capacidad para conectar usuarios industriales y de generación térmica, para usar a plenitud la infraestructura.

Así se sacará el máximo provecho de la inversión. ¿Así Contugas cubrirá su millonaria inversión en la cobertura de usuarios residenciales, o requerirían de un subsidio del Estado?

En este momento no tenemos subsidio y nuestra meta en el corto plazo es conectar a un gran número de usuarios residenciales, pero también industriales. Somos operadores a largo plazo, no esperamos recuperar la inversión en un corto plazo.

La concesión que tenemos aquí es de 30 años. Es así como se desarrolla la infraestructura y los servicios asociados a la misma.

¿Podrá Perú, en dicho tiempo, masificar el uso del gas como Colombia o Argentina?

Creo que sí. En Colombia demoramos 20 años para masificar el gas, pero hoy es absolutamente normal tener gas en las casas, en los carros, en la industria, en los sitios comerciales.

Aquí, en el caso de Lima (a través de Calidda) duplicamos los usuarios en un año. Entonces, había menos de 100.000 usuarios y hoy tenemos 200.000, y esperamos conectar muchos más, pero duplicarlos en un año es un gran avance. Nos sentimos muy orgullosos de estar en Perú.

ProActivo[divider]

Utilidad de colombiana Empresa de Energía de Bogotá sube 33% en primer semestre

energía de bogotá

Bogotá (Reuters).- La utilidad neta de la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), el mayor conglomerado eléctrico colombiano, subió un 33% en el primer semestre impulsada por su negocio de distribución de gas natural en Perú y de electricidad en Colombia, informó la compañía.

EEB acumuló un beneficio neto de 956,772 millones de pesos entre enero y junio (US$ 517.7 millones), precisó el grupo empresarial en un comunicado.

La compañía atribuyó el incremento en la ganancia a los resultados operacionales por los negocios de distribución de gas natural en Perú con el aumento de conexiones domiciliarias en Cálidda y la entrada en operación comercial de Contugás, así como por la distribución de electricidad en Colombia.

A ello se sumó el desempeño de su Transportadora deGas Internacional, TGI, derivado de las recientes ampliaciones en su capacidad de transporte.

El EBITDA consolidado del conglomerado subió un 22% al cierre del primer semestre, con respecto al mismo período del año 2013.

“La integración de nuevos proyectos que han entrado en operación y nuestra reciente adquisición accionaria en TGI, continuarán fortaleciendo los resultados del Grupo Energía de Bogotá durante el año 2014”, dijo Sandra Fonseca, presidenta de la EEB en el comunicado.

“Todas las compañías del Grupo están comprometidas con la ejecución de nuestro plan de expansión valorado en US$ 7,500 millones entre 2013 y 2017, del cual ya hemos comprometido US$ 1,240 millones, cumpliendo nuestra expectativa y cumpliéndole a Bogotá”, agregó la directiva.

Gestión

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *