Inicio 2013 EDICION104 Glenn Nolan, presidente de PDAC, invocó: Seguridad al gobierno y transparencia a las empresas

Glenn Nolan, presidente de PDAC, invocó: Seguridad al gobierno y transparencia a las empresas

9 minuto leer

Glenn-Nolan

El empresario y explorador canadiense, Glenn Nolan, uno de los principales defensores en su país para promover el fortalecimiento de las relaciones entre las comunidades aborígenes y la industria minera, estuvo en Lima con motivo de la visita del primer ministro de Canadá, Stephen Harper. Nolan, presidente del Prospectors and Developers Association of Canadá (PDAC), dijo a los empresarios en Perú que la transparencia y el respeto a las comunidades es clave para lograr éxito en sus operaciones.

“Si no somos transparentes sobre cómo usaremos el agua (…) tendremos muchos problemas, las comunidades no apoyarán los proyectos y tampoco los gobiernos”, advirtió Nolan al disertar en un evento organizado por la Cámara de Comercio Canadá – Perú, donde describió la experiencia de su país sobre este tema.

Por ello demandó a las compañías mineras a ser proactivas en el tratamiento de los temas medioambientales, cuya preocupación es la gestión del agua.

“En el trabajo minero se tiene que explicar cuál será el impacto real que tendrá un proyecto en cuanto al acceso al agua y a las tierras de las comunidades”, reiteró.

Si las comunidades son tradicionales -como en nuestros territorios- donde los nativos cazan o pescan; y si una empresa les impide realizar esas actividades, no habrá éxito en nuestros proyectos”, recalcó.

Dijo que el acceso al agua y la tierra es crucial para la exploración minera y encontrar nuevos recursos, sin lo cual no habrá más minas ni ingresos para el Estado; y tampoco oportunidades de empleo y crecimiento.

“Parte de la empresa”

Nolan manifestó que el trabajo con las comunidades debe hacerse con respeto, considerando sus tradiciones y compartiendo las oportunidades.

Expresó necesario demostrar beneficios sociales, para la empresa, la región y principalmente para las comunidades del entorno. “Se tiene que ir más allá de un simple sueldo, debe haber mayor salud, mejores oportunidades de educación y desarrollo de negocios”, planteó.

Gobierno no debe negociar

El directivo refirió que en las relaciones con las comunidades indígenas en Canadá, una minera no quiere que el gobierno negocie por ellas, o que hable sobre sus proyectos. “Por eso, muchas empresas (canadienses) eligen ir a las comunidades y decirles cuáles son sus proyectos, comprometerse y construir una relación”, indicó.

Agregó que con esta decisión, las mineras en su país evolucionaron oportunamente en su compromiso con las comunidades, de cuya participación en las primeras etapas del proyecto –dijo- es vital, pues generará mejor soporte para el desarrollo del mismo en los plazos previstos.

“Lo más importante es que las compañías se comprometan con las comunidades lo más temprano posible, que los hagan partícipes en el planeamiento del proyecto, en el desarrollo del plan ambiental y ofreciendo oportunidad de negocios”, completó.

Minería es sostenible

El también líder de las comunidades autóctonas en Canadá, resaltó las cualidades de la industria minera. “Nuestra industria es sostenible, hacemos más cosas desde el punto de vista ambiental que jamás habíamos considerado. Nuestras operaciones tienen menos impacto en la tierra y ayudan a reducir los niveles de pobreza”, destacó.

Seguridad para inversiones

De otro lado, expuso la necesidad de que las inversiones mineras tengan seguridad legal comprobada. “Si vamos a un país, tenemos que saber que el dinero que invertimos para desarrollar un proyecto, no se nos quitará si hubiera un cambio de gobierno u otro motivo”, puntualizó.

Añadió que las empresas del sector esperan encontrar en un país leyes mineras justas, que precisen cuáles son las reglas de juego para operar, “y sabiendo que nuestros competidores también operen bajo las mismas reglas”.

A su vez, dijo, las mineras en sus ingresos tienen que ser transparentes con el gobierno, generando impuestos que serán gastados en las regiones donde trabajan.

Una gran oportunidad

Nolan remarcó que la presencia de Canadá en la minería de Perú, es una posibilidad de enorme de crecimiento.

“Tenemos las tecnologías, las habilidades y la experiencia para elevar los estándares de nuestros socios, abrir oportunidades para sus comunidades y para quienes busquen participar en los proyectos”, mencionó.

Minería y conflictos

José Tudela, presidente de la Cámara de Comercio Canadá – Perú, resaltó el crecimiento de la minería peruana la que ha impulsado la economía y las mejoras en la gestión de los recursos y los poderes locales y regionales. Aunque también ocasionó cambios en las dinámicas sociales, “lo que muchas veces es fuente de conflicto,”.

“No podemos negar que el activismo de las comunidades y grupos de interés condicionan la ejecución de proyectos de inversión, por lo que es necesario establecer alianzas con ellos”, comentó.

Por ello, resaltó, las mineras actuaron con políticas participativas, dentro un marco de búsqueda del desarrollo sostenible. •

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En EDICION104

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

PERÚ tiene posición envidiable para nuevos proyectos

ProActivo La conminución, es un proceso muy complejo y multivariable que se emplea para la…