Inicio Noticias Hoja de ruta para el caballero elegante

Hoja de ruta para el caballero elegante

14 minuto leer

Ermenegildo-Zegna

¿Qué es ser elegante? ¿Necesito mucha plata para vestir prendas de calidad? Son algunas preguntas que me plantean y replantean clientes – o mejor dicho- futuros clientes cuando me contactan por primera vez. En realidad, la elegancia, la clase, el refinamiento, el buen gusto son  valores que se aprenden, son prácticas que requieren una técnica de habilidad estética, y eso de pensar que senace elegante o que se necesitan altos ingresos para serlo, es un mito.

En este blog trato de compartir herramientas prácticas de estilo e imagenCon ellas cada uno puede expresar su personalidad mediante el entendimiento de los factores que hacen que el cuidado de cada detalle muestre un todo armonizado.

PARA TOMAR EL CONTROL DE MANERA EXITOSA, LA RUTA A SEGUIR SON DOS CAMINOS EN PARALELO:

  1. Vestirse de una manera que nuestra personalidad y profesión se vean reflejadas, identificándonos, para ser expresión de lo que somos, sin dejar de lado las reglas y los códigos del buen vestir.
  2. Vestirse de acuerdo a la ocasión, porque es la manera más elocuente de mostrar el resultado, de dominar todos los aspectos del saber cómo y cuándo usar la ropa.

El vestir bien en el trabajo puede identificar a un hombre exitoso, por eso es categórico decir que la vestimenta de un hombre profesional es un indicador de su eficiencia. También podríamos decir que un verdadero profesional es capaz de dominar con destreza la imagen y su guardarropa. Se trata de percepciones y mucho sentido común.

PUNTOS QUE DEBEMOS CUIDAR PARA MANTENER Y ELEVAR EL INDICADOR DE LA ELEGANCIA:

CUIDADO PERSONAL

  • Piel facial y dentadura en buenas condiciones.
  • Libre de olores corporales, jabones y desodorantes neutros.
  • Perfume suave y elegante.

LO VITAL

  •  Ropa adecuada al tipo físico o forma de cuerpo.
  • Terno, camisa y corbata bien coordinados, tanto en color y patrones.
  • Cabello corto y con estilo.
  • Barba bien cuidada y recortada, eliminar el exceso de otros vellos faciales como en nariz y orejas.
  • Ropa limpia y sin arrugas.
  • Que no falten botones, o haya bastas sueltas.
  • No usar nada que esté decolorado o manchado.
  • Los nudos de las corbatas no se aflojan durante el día.
  • Es más sencillo relajar una tenida que tornarla más elegante; ante la duda mejor pecar por exceso, y si llegamos sobrevestidos, podemos ajustar el look con un cambio sencillo.
  • Para relajar un look, primero retira el saco y la corbata, luego desabotona el primer botón de la camisa.

SACOS

  • El saco debe reposar sobre los hombros sin arrugas o dobleces.
  • El largo debe ajustarse según la proporción del cuerpo para que éste se vea balanceado. Si tienes piernas cortas o eres bajo de estatura, el largo del saco debe ser lo más corto posible.
  • Las solapas deben posar totalmente planas en el pecho, no se deben abrir.
  • Cuando el saco esté cerrado tampoco deben abrirse las solapas, las aberturas posteriores o los bolsillos, tirar o formar arrugas.
  • Si usas pañuelo de bolsillo, éste nunca debe ser de la misma tela de la corbata.

CAMISAS

  • El cuello debe encajar perfectamente y las mangas no deben quedar muy largas o muy cortas.
  • Bien planchada siempre, especialmente en los cuellos y puños no se deben formar arrugas ni globos o hilos sueltos.
  • El cuello de la camisa debe aparecer aproximadamente 1.50 cm sobre el cuello del saco en la parte posterior.
  • La manga de la camisa debe sobresalir 1.50 cm de la manga del saco.
  • Las puntas del cuello deben reposar planas sobre la camisa.
  • El largo de la manga de la camisa debe llegar al hueso de la muñeca, cuando el brazo esté doblado.
  • No debe haber hilos sueltos o puntadas largas.
  • Si es necesario enrollar las mangas,  subirlas como máximo hasta debajo del codo.

TERNOS

  • Limpios y libres de arrugas, manchas o pelusas.
  • El traje y la camisa deben estar bien coordinados y apropiados para la ocasión.
  • Para el ámbito profesional y amigable, prefiere los tonos medianos a oscuros y de abotonadura simple.

CORBATAS

  • El largo debe llegar al centro de la hebilla de la correa.
  • La parte más ancha de la corbata debe medir igual que la parte más ancha de la solapa del saco.
  • El nudo de la corbata debe guardar proporción con el cuello de la camisa y con el tamaño de la cabeza.

PANTALONES

  • Deben caer sobre el empeine del zapato.
  • La cintura debe quedar paralela al piso.
  • Si tiene doblez en la basta, asegúrate de que la basta caiga hasta la mitad del taco del zapato por la parte posterior.
  • Los bolsillos no se deben abrir o estar llenos.

Martha-Risco-Daniel-Craig-RutaElegante

ZAPATOS

  • Bien lustrados.
  • Con amarre para un look más profesional y para terno.
  • Suela delgada a mediana.
  • Evitar las botas.
  • Colores elegantes: negro, marrón, cordobés (caramelo).

MEDIAS

  • Materiales finos y libres de pelusas
  • El color debe coincidir con el color del pantalón o del zapato.
  • Lo suficientemente largas para que al cruzar la pierna no se muestre nada de piel.

JOYAS Y OTROS ACCESORIOS

  • Evita los brazaletes, pulseras, aretes, sortijas de fantasía.
  • El reloj elegante debe ser plano o clásico con correa de oro, plata o cuero.
  • Evitar lentes oscuros.
  • Los tirantes deben ser de colores neutrales y en complemento con la corbata, saco o camisa. Evita los tirantes con ganchos.
  • Los cinturones simples y clásicos de cuero y con hebillas planas en buenas condiciones.

ELEMENTOS QUE DETERIORAN TU IMAGEN VISUALMENTE

  • Pelo descuidado.
  • Lentes oscuros en el interior.
  • Zapatos sucios o gastados.
  • Fumar.
  • Ropa ajustada o muy floja.
  • Cuidado personal.
  • Corbata muy larga o muy corta.
  • Corbatas inapropiadas.
  • Correa muy alta o muy baja.
  • Zapatos de baja calidad.
  • Botones faltantes y arrugas.
  • Colores muy fuertes.
  • Muchos patrones en una tenida.
  • Ropa interior visible.
  • Bolsillos llenos.
  • Pantalones muy cortos o muy largos.
  • Vellos del pecho saliendo por el cuello de la camisa.
  • Sin correa.
  • Un portafolio con cierre.
  • Medias deportivas con terno.
  • Medias cortas, o medias con diseños graciosos.
  • Camisas de manga corta con corbata.
  • Bolsillos en las camisas de vestir llenos de cosas.
  • Corbatas sucias.
  • Mangas largas de la camisas enrolladas por encima del codo.
  • Usar correa y tirantes al mismo tiempo.
  • Reloj deportivo con un traje.
  • Llevar muchas cosas a la mano.
  • Pasadores de los zapatos rotos.
  • El primer botón del cuello de la camisa desabotonado y la corbata floja.
  • Manchas de traspiración.

El manejo tradicional de la imagen es importante, pues brinda estabilidad y representa las cualidades que debe tener el rol profesional de un ejecutivo. Luego de cuidar todos los puntos descritos anteriormente, la ruta para ser elegante se puede resumir en sencillez y sentido común.

*Soy Asesora de Imagen Personal, en este espacio buscaré conversar y compartir herramientas de estilo e imagen, presencia profesional y protocolo internacional para ejecutivas y ejecutivos exitosos e influyentes. Ya que la imagen que proyectamos lleva un mensaje de comunicación visual debemos utilizarla a nuestro favor. Soy asesora de imagen y etiqueta profesional, miembro de la Asociación Internacional de Consultores en Imagen Personal e Imagen Corporativa (www.aici.org), directora de Asesora Imagen, Consultora que brinda servicios de colorimetría y estilo personal así como también seminarios a empresas. Soy Bachiller en Economía y Marketing. Mi interés en la moda, camisería y el branding personal me llevó a especializarme en temas de imagen personal.@MarthaRisco @MarthaRisco Facebook.com/asesoradeimagen

Fuente: Semana Económica

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

(Exclusivo) Gold Fields: Los compromisos cumplidos con sus comunidades

ProActivo Gold Fields brinda un ejemplo de cumplimiento de compromisos asumidos desde que …