Inicio Economía IPE: Economía peruana muestra buenas señales de recuperación

IPE: Economía peruana muestra buenas señales de recuperación

9 minuto leer
345
El repunte de la demanda interna está permitiendo una recuperación en la economía local. Se espera que crezca más que el PBI a fin de año. 

Las cifras del último Informe Macroeconómico del Banco Central de Reserva (BCR) muestran que la economía peruana está recuperándose debido al repunte de la demanda interna. Mientras que el PBI fue impulsado por mayores exportaciones durante el 2016 y 2017, para este año se espera que el componente interno sea el principal motor de la economía.

Advertis El crecimiento real de la demanda interna acumulada durante los últimos 12 meses pasó de 0,5% en el primer trimestre de 2017 a 2,7% en el mismo período de 2018, con buen potencial de aceleraciónen los próximos meses. Para fin de año, las proyecciones indican que la demanda interna crecería por encima del PBI por primera vez desde el 2013.

INVERSIÓN PRIVADA

Luego de desacelerarse durante el cuarto trimestre de 2017, la inversión privada volvió a repuntar en el primer trimestre del año impulsada -esta vez- por la recuperación de la inversión no minera. El volumen de importación de bienes de capital creció 8,4% en el primer trimestre, la variación más alta desde el tercer trimestre de 2012.

Asimismo, destaca el crecimiento de las importaciones de equipos de transporte (29,5%). Por otro lado, según el BCR, el arrendamiento de equipo industrial, inmuebles y de transporte, sin incluir minería, creció 3,6% frente a la caída de 3% en el primer trimestre de 2017.

Las expectativas empresariales también se vienen recuperando luego de la incertidumbre política de inicios de año. El indicador de expectativas de la economía a 3 meses del BCR se incrementó en abril y mayo, así como también las expectativas sectoriales a 3 meses, particularmente en manufactura y servicios.

Por otro lado, luego de una clara desaceleración desde principios del 2017, la venta de energía eléctrica para uso industrial, indicador que aproxima la demanda interna, se recuperó fuertemente y creció 8.6% en marzo.

Si se descuenta la demanda de energía de la actividad minera, un sector altamente intensivo en electricidad, las ventas crecieron 8,5% debido, principalmente, a un mayor consumo de energía por parte de empresas de los sectores agrícola, construcción y comercio.

INVERSIÓN PÚBLICA

A pesar de la desaceleración en los meses de crisis política -diciembre y marzo-, la inversión pública registra una clara tendencia positiva y acumula cuatro meses consecutivos de crecimiento a un ritmo promedio de 15%. Entre enero y abril de este año, el dinamismo de la inversión pública responde a la mayor ejecución del gobierno nacional y de los gobiernos locales.

En ese período, la inversión del gobierno nacional creció en promedio 24% y acumula once meses consecutivos de crecimiento. Entre los proyectos ejecutados, destacan la construcción de la línea 2 del metro de Lima y Callao (S/ 289 millones), largamente postergado, y la mayor ejecución en proyectos de saneamiento (S/ 232 millones, más del cuádruple que el gasto entre enero y abril del año anterior).

Además, se espera que el dinamismo de la inversión pública en los gobiernos locales se mantenga hacia finales del año debido a que el porcentaje de ejecución aumenta, en promedio, 12 puntos porcentuales (pp.) en años de elecciones municipales.

La recuperación de la inversión total también estuvo en línea con el crecimiento que ha experimentado el consumo interno de cemento. En el primer trimestre del año este indicador alcanzó un crecimiento de 5% y acumula tres trimestres en positivo, luego de una severa contracción entre mediados del 2016 y 2017.

CONSUMO EN ASCENSO

Durante el primer trimestre del 2018, el consumo privado creció 3.2%. Este resultado es el mejor en cinco trimestres y contrasta con la importante desaceleración registrada durante los últimos ocho años, al pasar de un crecimiento anual de 9,1% en 2010 a solo 2,5% en 2017.

El incremento del consumo privado se explica, principalmente, por el mejor desempeño del crecimiento del crédito, de las importaciones de bienes de consumo, la mejora de los indicadores laborales y de la confianza del consumidor.

El crédito del sistema financiero al sector privado creció 6,6% durante el primer trimestre del año. Dicha cifra resulta 2.6 pp. mayor al crecimiento del 2017 (4,0%), la tasa de crecimiento más baja del crédito en casi 15 años.

Por otra parte, se registró una fuerte tasa de crecimiento del volumen de las importaciones de bienes de consumo (10,9%), con una mayor incidencia de los bienes duraderos (15.9%). El crecimiento de estos últimos resultó más de siete veces el crecimiento durante el año pasado (2,2%).

Asimismo, la masa salarial en Lima Metropolitana, que resulta de multiplicar el número de empleos por los salarios, creció 0,13% durante el trimestre móvil enero-marzo de 2018 y 2.07% en el trimestre febrero-abril. Estos resultados son consistentes con la recuperación del crecimiento de los salarios y la estabilización de la variación del empleo.

El panorama en general aún está lejos del dinamismo de años pasados, pero existen señales -hoy mucho más claras que antes- para el optimismo.

Fuente: El Comercio

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Redacción ProActivo
Cargue Más En Economía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 1 =

Mira además

Dólar acumula tres caídas sucesivas por preferencia de soles

El precio del dólar bajó al cierre de la sesión cambiaria de hoy, en línea con la tendenci…