Inicio Noticias JUAN INCHÁUSTEGUI: BALANCE DEL AÑO QUE TERMINA

JUAN INCHÁUSTEGUI: BALANCE DEL AÑO QUE TERMINA

14 minuto leer

juan-inchaustegui

EL EXMINISTRO DE ENERGÍA Y MINAS, JUAN INCHÁUSTEGUI, HACE UN BALANCE DEL AÑO QUE TERMINA.

“El Gobierno recién tiene una visión clara del sector: ahora debe actuar”

LA REACCIÓN FUE TARDÍA, PERO EL PANORAMA DE HOY “ES OPTIMISTA”. LOS CONFLICTOS HAN SIDO APACIGUADOS Y LOS PRECIOS NO DETENDRÁN LAS INVERSIONES. SOLO FALTA “ASFIXIAR” A LOS ILEGALES.

¿Cuál es su balance del año en minería?

Un poco claroscuro. El Gobierno se demoró en agilizar los trámites y permisos. Todos sabíamos que la inversión estaba sufriendo atascos por una burocracia cada vez más ineficiente y asustada. Debió anticiparse, porque hay inversiones pendientes. Pero ahora las cosas están evolucionando para mejor. Soy optimista. Estuvo marcado por la baja del precio de los metales. Los mineros están preparados para estas variaciones. Han reducido costos y soportarán lo que viene. Las cosas no se precipitarán en una crisis de los metales que nos arrastre. Este momento pasará y, si somos más eficientes y productivos, deberíamos de ser capaces de invertir más. Hay proyectos que están casi en carrera. Ya se inauguró Toromocho. Luego viene Las Bambas. Y pensemos en Conga, Galeno y Michiquillay.

¿Qué dimensión tiene el impacto externo?

Es un bache menor. No es de la magnitud que hemos vivido en el pasado. El oro estaba a US$ 270 la onza y ahora nos quejamos porque está a US$ 1,200. La plata valía US$ 4 la onza y ahora está en US$ 19. Siempre habrá demanda de minerales.

¿Fue el Gobierno quien no supo enfrentarlo?

Resultó un poco atrapado entre las presiones internacionales y ambientales. También por las ONG y algunos gobiernos regionales. Y, por otro lado, no tenía la preparación suficiente, ni una visión clara de lo que quería hacer al principio.

Recién ahora la tiene. Y tiene que actuar y trabajar bien. Nuevamente el canon saltó al debate este año. Es un escenario bastante complejo y no será sencillo resolverlo. El primer ministro César Villanueva ya anunció que enfrentará el tema. La solución de crear un fondo para tomar recursos en época de excedentes y distribuirlo entre aquellos que no tengan el canon es buena, pero hay que diseñarla bien. No cabe duda de que es necesaria. Es un proceso de consenso. Y el Gobierno debe ‘venderlo bien’ para que se entiendan los beneficios.

¿Realmente sumaron las obras por impuestos?

Los ejemplos concretos son auspiciosos. Hay que mirarlos y repetirlos. Al principio el mecanismo estaba trabado. Pero después se desbrozó el camino y lo que viene será mejor porque ya la trocha está abierta.

¿Fue un año de preocupación ambiental?

Sí. Se está tratando de consolidar y centralizar una dispersión de normas. Por eso se creó el Senace. Pero está tomando mucho tiempo. Tenemos que acelerar las cosas, porque sino se nos pasará el tren de la demanda de minerales.

¿Hay una sobrerregulación?

Yo lo veo en un sentido equilibrado. Hubo falta de soluciones dinámicas y técnicas en el tema de los estándares de calidad  ambiental (ECA) del aire, por ejemplo. Pero también muchas empresas no solo no cumplían con las multas, sino que acudían al Poder Judicial para nunca pagarlas. Pero en los ECA se retrocedió. Es síntoma de que estuvo influenciado por extremistas ambientalistas, y la falta de conocimiento y dominio de esos temas. Estas cosas son nuevas y uno tiene que tener capacidades, conocimientos y preparación para afrontarlas bien.

¿Qué análisis amerita los conflictos sociales?
Si uno compara con el escenario de hace dos años, hay razones sufi cientes para ser optimistas. El señor Vladimiro Huaroc está concertando voluntades y jugadores en todo este proceso. Hasta hace poco, teníamos conflictos vivos. Las cosas pintan bastante mejor.

¿Qué opina sobre la Ley de Consulta Previa?
Es importante. Pero hay que distinguir la paja del trigo: hay comunidades que se generan de último tiempo, muchas con carácter especulativo y de propiedad inmobiliaria. No tienen ninguna raigambre, como en la Amazonía, donde sí hay pueblos originarios. Y el Gobierno debe tener el papel protagónico, no la empresa.
l
¿Es certera la lucha contra la minería ilegal?

Ese es el problema más crítico. El Gobierno debe buscar efi ciencia y colaboración, y montar un sistema mucho más efi – caz en la interdicción. Tiene que estar activo al 100%. Nadie debe avalar que estos ilegales compren insumos y máquinas. El Gobierno y los que trabajamos en el campo legal debemos asfixiarlos.

¿Daría resultados un nuevo banco minero?

No. Creo que eso sería una regresión y abrir un camino peligroso. Yo lo pondría en salmuera, porque la experiencia del banco, con sus plantas procesadoras, no agregó ni dio soluciones, sino lo contrario: generó una corruptela. Este tema es regulación, interdicción y concertación. Los gobiernos regionales están un poco pintados: tienen la responsabilidad, pero no las herramientas. Hay que coordinar con ellos.

OTROSÍ DIGO

¿Qué resalta de los compromisos en la CADE?

El de los pasivos ambientales. El rostro del Perú está lleno de esas cicatrices. ¿Por qué la gente rechaza la minería? Ahí están las respuestas. Si empezamos a curarlas, daremos un paso realmente positivo. Y se evidenciará que la nueva minería es capaz de explotar los minerales respetando el medioambiente.

¿Son acertados los retos?

El compromiso con el agua tiene un valor extraordinario. Todos sabemos que el manejo de cuencas es fundamental. Será una maravilla si la administramos y las evaluaciones se difunden. Solo tengo una crítica: los compromisos en educación se quedaron cortos. Digitalizar 10 poblaciones está bien, pero capacitar solo 1,000 profesores es muy poco. En “Empresarios por la educación” capacitamos 80 mil profesores. Pero creo que se multiplicará.

HOJA DE VIDA

Cargo actual: Director de Cementos Pacasmayo y vicepresidente de UTEC.
Anteriores: Ministro de Energía y Minas (1984-1985), senador (1990-1992) y ministro de Industria y Comercio (2001).
Estudios: Ingeniería Mecánica (UNI), PAD (UDEP).

[divider]

 

“Debe volver el aporte voluntario con nuevo esquema”

EL CONTEXTO ES FAVORABLE PARA UN MECANISMO QUE YA DEMOSTRÓ QUE ES “EFICIENTE”, OPINÓ.
¿La carga tributaria es una dificultad para el sector?

Según los analistas, tenemos una tasa impositiva de 44%, mientras que otros países están entre 40% y 41%. El gravamen minero fue un avance extraordinario. Yo participé en el proceso y hubo una gran voluntad de cooperación de ambas partes. Se obtuvo un resultado que en ese momento fue válido. Pero ahora que las circunstancias han cambiado hay que modificarlo y mejorarlo.

¿Cree que se debe volver al aporte voluntario?

Está probado que ese mecanismo era efi ciente. Cuando los actores de un proceso se sientan en una mesa en todos los niveles (Estado, empresas y comunidades) y se ponen de acuerdo para llevar a cabo una obra o una campaña, estas rápidamente se ejecutan. Por qué no volver a ponerlo en operación.

Pero muchas empresas mineras no cumplían.

De repente. Pero inventemos algo para premiar a las que sí aporten. Tal vez un mecanismo de benefi cios tributarios o algo similar para lograr que efectivamente exista un estímulo. Hay que trabajar a la zanahoria y al garrote.

Porque varias le sacaban la vuelta al mecanismo.

Sí, es verdad. Algunas mineras se comportaban de esa manera, como pasa en todas partes. Los ‘vivos’ no faltan. Pero hay que diseñar sistemas que permitan que esa ‘viveza criolla’ simplemente no exista.

GESTIÓN

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *