Inicio Entrevistas La reforma de Perupetro hacia el desarrollo petrolero

La reforma de Perupetro hacia el desarrollo petrolero

12 minuto leer
210
Foto: ProActivo

ProActivo

En entrevista con ProActivo, el presidente de Perupetro, Rafael Zoeger dio detalles sobre la reforma que la entidad estatal desarrolla para reactivar la producción petrolífera nacional, y cuya meta apunta a que sea autosostenible y deje de depender de las importaciones que hoy se hacen.

¿ Cómo marcha la denominada nueva reforma del sector hidrocarburos?

Partimos de las leyes que se dieron en los 90, pues con  la privatización surge la Ley Orgánica de Hidrocarburos (LOH), que muy poco evolucionó en el tiempo. Fue importante entonces, pero hoy existen factores como los permisos, los conflictos sociales y las áreas protegidas.

Además, está el problema de infraestructura, porque el país no está preparado para un buen desarrollo petrolero.

Tenemos el oleoducto norperuano casi un año paralizado, y un solo  gasoducto, y en discusión.

Perú necesita que al sector hidrocarburos se le dé el valor que corresponde y se decida si se quiere o no que sea un país petrolero.

En cuanto a la reforma, los tres pilares son: el marco regulatorio; el fortalecimiento y redefinición de PeruPetro; y un plan nacional.

¿Puede definir lo cambios requerido en la regulación?

Tenemos que hacer cambios de leyes a través del Congreso, y expedir reglamentos y decretos supremos a nivel ministerial.

Este primer trimestre tendremos lista la revisión del marco normativo de la contratación petrolera, que es parte de la LOH. Los contratos tenemos que actualizarlos en base a lo que ocurre en otros países.

Modificarán el sistema de regalías ¿bajará el monto?

Queremos diseñar un sistema de regalías que incluya el precio y productividad en el campo; a la larga será una regalía  flexible, que si baja el precio como ahora, baja la regalía; y cuando sube el precio sube la regalía. No se trata de bajarlas y cuando regresan los precios altos, se quedan las regalías bajas con perjuicio al Estado.

Para el segundo trimestre debemos elaborar el Plan Nacional de Exploración y Explotación de Hidrocarburos y fijar metas.

Ahora tenemos una producción muy baja; y la meta tiene que ser la del autoabastecimiento de petróleo, porque en gas tenemos suficientes reservas -un mercado local atendido, exportamos y tenemos gas para los próximos 25 años. Entonces, el problema es la baja en la producción de petróleo, pero tenemos recursos para ponerlos en valor y producir más.

¿Cuál es la situación del Oleoducto Norperuano?

Ya comenzó a operar el ramal norte en forma restringida, que llega desde el Lote 192 hasta la estación 5, pero con apenas 10 mil barriles o más. El oleoducto tiene 38 años y su primera fuga fue en el 2016, por factores externos, pero ya está reparada. Lo urgente es reactivar el resto del oleoducto con una tarifa apropiada, no la de 10 dólares, porque incrementa el costo del barril en la selva.

¿Cuál debiera ser esa tarifa?

Según los expertos debería ser entre 1.8 a 2 dólares por barril. Hay que recordar que por el oleoducto sale la producción del Lote 67, un crudo pesado y cuyo precio es castigado en el mercado internacional, y que hasta el oleoducto es trasladado en barcazas que cuestan entre 15 a 16 dólares por barril; si le agregamos los 10 dólares que se cobraba, acumulamos en transporte, 25 dólares, y si se le castiga con 10, 15 dólares, son entre 30 y 40 dólares de desventaja para llevarlo al mercado internacional.

Esos costos requieren ser mejorados para que Lote 67 pueda llegar a producir entre 30 y 40 mil barriles diarios.

La nueva refinería de Talara ¿es atractiva para los planes de Perupetro?

Será importante porque facilitará el procesamiento del crudo pesado castigado en el mercado internacional,  dándole un buen margen de rentabilidad. Y con el petróleo descubierto, se podría llegar en 15 años a 100 mil barriles o más, casi cubriendo la necesidad de la refinería de Talara, ya no habría que importar crudos de Ecuador y Venezuela.

¿La reforma solo reactivará lo que ya tiene el sector?

El petróleo peruano hay que colocarlo en el mercado mundial. Según nuestros científicos, en Perú tenemos áreas para explotarlo en aguas profundas y someras, áreas de producción de petróleo liviano, pesado, de gas y zonas no convencionales.

Bajo ese marco, encontramos 54 áreas ya delimitadas, de las que 30 están con poca información técnica y 24 que con cierta información. Muchas no han sido exploradas y es obligación de Perupetro encontrarle información científica para reducir el riesgo para los inversionistas.

La otra barrera son los conflictos sociales, producto de la falta de presencia del Estado en las comunidades involucradas. Por lo que se diseñaría una regalía para cada comunidad, un fondo en donde reciban más que dinero, proyectos sociales como escuelas. Y proyectos agropecuarios, de electrificación y saneamiento sostenibles.

¿Proyectos sociales a partir del Estado o de asociaciones público–privadas?

Se le puede decir a la empresa petrolera que destine tantos millones para su programa social y Perupetro supervisaría que se cumpla.

¿Cuando estará implementada la reforma?

En el segundo trimestre estará  identificado el beneficio por cada unidad de hidrocarburos producido en el país. Hasta el tercer trimestre tenemos que resolver el problema de los permisos ambientales, conflictos sociales y la gestión de territorio. Si bien Perú tiene recursos paisajísticos, puede desarrollar sus recursos madereros, pesqueros y petroleros sin que sean excluyentes lo uno de lo otro.

¿Cuánto del petróleo que demanda el país es importado?

El consumo es de 250 mil barriles, y producimos 40 mil;  importamos 200 mil barriles de combustible que viene de Ecuador,  Venezuela y un poco de Irán.  Perú dejó de ser productor suficiente hace varios años.

¿Y de dónde son los interesados?

Hay compañías de varios países -aparte de nacionales-, hay americanas, europeas y conversamos con algunas del Medio Oriente.

¿Cómo marcha la reorganización interna de Perupetro?

Es uno de los pilares de la reforma petrolífera. Si consideramos que debemos asumir nuevos retos, requerimos gente preparada, capaz, que pueda estar en el campo con las comunidades y facilite el trabajo del inversionista. Que esté especializada y con el empoderamiento suficiente. Necesitamos retener el talento y desarrollar cuadros con jóvenes que salen de las universidades. •

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Redacción ProActivo
Cargue Más En Entrevistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

MEM sostuvo reuniones con federaciones indígenas del Alto Pastaza

ProActivo Como parte de los compromisos asumidos por el Ejecutivo,  representantes de la O…