Inicio CAPACITACION Las peores reglas en la oficina que molestan a los trabajadores

Las peores reglas en la oficina que molestan a los trabajadores

8 minuto leer

reglas en la oficina

Aquí hay nueve de los peores normas que las empresas crean cuando caen en esta trampa de querer impartir disciplina y terminan afectando a los trabajadores.

1. Restringir el Uso de Internet
Hay ciertos sitios que nadie debería visitar en el trabajo, y no estoy hablando de Facebook. Pero una vez que bloquean la pornografía y otras cosas obvias, es un proceso difícil y arbitrario decidir dónde trazar la línea.

La mayoría de las empresas se basan en el lugar equivocado. La gente debería ser capaz de matar el tiempo en Internet durante los descansos. Cuando las empresas restringen innecesariamente la actividad de Internet de su personal, no hace más de desmoralizar a los que no pueden comprobar Facebook; lo que limita la capacidad de las personas para hacen su trabajo. Muchas compañías restringen la actividad de Internet tan fuertemente que hacen difícil el trabajo para la investigación en línea.

2. Requisitos ridículos para asistencia, reposo y tiempo libre
Las personas son asalariados por el trabajo que hacen, no por las horas específicas que se sientan en sus escritorios. Cuando los empleados asalariados llegan cinco minutos tarde a pesar de que habitualmente se quedan hasta tarde y trabajan el fin de semana, se envía el mensaje de que las políticas tienen prioridad sobre el rendimiento. Se crea desconfianza, y nunca se debe poner a alguien en un salario que no se confía.

3. Directivas draconianas de correo electrónico
Algunas empresas son tan restrictivas con el uso de correo electrónico que los empleados deben seleccionar de una lista de temas pre-aprobados antes de usar el software de correo electrónico que les permitirá enviar un mensaje.

Una vez más, se trata de la confianza. Si usted no confía en su gente para usar el correo electrónico correctamente, ¿por qué los contrata?

4. Limitación de tiempo de ir a los servicios
Si usted va a limitar el tiempo de sus empleados en los servicios higiénicos también podría salir y decirles que usted desea que sean robots. Al limitar las libertades personales básicas se empieza a contar sus días en la empresa.

5. Los empleados que roban millas de viajero frecuente Cuando los empleadores no permiten que sus empleados guarden sus millas para uso personal, se convierte en un hecho codicioso que alimenta el resentimiento con cada vuelo.

6. Intentos patéticos de corrección política
Mantener altos estándares de cómo las personas se tratan entre sí es maravilloso, ya que vivimos en un mundo que está lleno de animosidad y discriminación. Aún así los empleadores tienen que saber dónde trazar la línea.

7. Curvas de Campana y Rankings de Rendimiento
Algunos talentos individuales siguen una curva en forma de campana natural, pero el desempeño del trabajo no lo hace. Cuando fuerza a los empleados a encajar en un sistema de clasificación predeterminado, hace tres cosas: 1) evalúan de forma incorrecta el desempeño de las personas, 2) todos se sienten como un número, y 3) se crea inseguridad e insatisfacción cuando los empleados temen que van a ser eliminados.

8. Prohibir los teléfonos móviles
Si puedo prohibir los teléfonos móviles en la oficina, nadie va a perder el tiempo enviando mensajes de texto y hablando con los amigos y la familia, ¿verdad? Sí. .. Claro. Las organizaciones necesitan hacer el trabajo difícil de contratar a las personas que son de confianza y que no va a tomar ventaja de las cosas. También tienen que formar a los directivos para hacer frente eficazmente a los empleados que tienen una rentabilidad inferior y / o violan las expectativas (como pasar demasiado tiempo en sus teléfonos).

9. Cierre de Auto-Expresión
Muchas organizaciones controlan lo que la gente puede tener en sus escritorios. Los empleadores dictan cuántas fotografías pueden mostrar, o no pueden utilizar una botella de agua, y el número de artículos que se les permite colocar en sus escritorios. Lo mismo va para los códigos de vestimenta.

Si las empresas pueden repensar sus políticas y eliminar o alterar aquellas que son innecesarias o desmoralizadoras, todos tendremos momentos más agradables y productivos en el trabajo.

Fuente: Gestión

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En CAPACITACION

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *