Inicio Artículos (EXCLUSIVO) Margaret Kent interesada en Tambogrande

(EXCLUSIVO) Margaret Kent interesada en Tambogrande

21 minuto leer
784
Margaret Kent, presidenta de Kuskaya

ProActivo

Margaret Kent, una empresaria muy conocida en el mundo minero está dispuesta a retomar sus emprendimientos luego de un periodo de quietud. Inquieta por retornar al mundo de las grandes finanzas. “Peggy”, ha sido muchas veces expuesta ante la opinión pública. Ella no se arredra ni por las circunstancias difíciles ni por los sesenta en los que se encuentra para emprender nuevos proyectos mineros. Esta vez nuevamente su objetivo es Perú.

¿Cuál es su experiencia en la industria minera en su país y en Perú?

En Canadá mi experiencia en la industria ha sido muy grande. Operé 4 empresas, muchas las empecé de la nada. He sido CEO de cinco mineras subterráneas y dos a tajo abierto y tuve gran experiencia en financiar las minas, llegué a obtener 1.9 millones de dólares y financiamiento para ponerlo en aquellas empresas mineras.

El pico de mi carrera fue en los años 90 e inicios del 2000. Entre el 2002 y el 2003 empecé Century Mining y luego en el 2005 decidimos venir a Perú y mirar alrededor, a comprar activos.

¿En ese año compraron minas Ocoña?

Sí, pero en los años 90s una de las más grandes cosas que hice fue levantar 2.2 millones de dólares para una oferta de adquisición de Lac Minerals y al final, la adquisición fue tomada por Barrick. Entonces conocí a Peter Munk y él terminó apostando más por la compañía que nosotros. Entonces, los 90 fueron muy famosos para mí. Eso realmente me puso en el mapa.

Una mujer realizando estas actividades en la industria minera. Es un reto muy grande.

Luego de esa adquisición, los mercados daban a nuestra compañía mucho dinero para comprar nuevos capitales, en Royal Oke. Luego, a fines de los 90 construimos Quemist Mine que era un proyecto de 5 millones de dólares en British Columbia. Esa mina terminó siendo una de las más exitosas en Canadá, 50 mil toneladas por día de cobre/oro.

En Century tuvimos la mina Alamaq y necesitábamos levantara fondos para el financiamiento y poner lo subterráneo en producción. Para hacer este financiamiento trajimos a un inversor ruso quien tomó control de Century y a mediados del 2010, ellos querían el control completo así que me retiré y tomaron el control con las dos minas: Minas Ocoña (Perú) y Alamaq, en Vald’or (Canadá).

En 2009 me parece que fue mi último viaje a Perú, porque los rusos tomaron control en 2010. Me trasladé a una empresa que solo se dedicaba a la exploración en vez de explotación, Tamerlane (Ventures), que tenía proyectos en los territorios del noroeste de Canadá. Yo podía manejar una compañía de exploraciones de forma muy fácil, después de haber manejado una compañía con miles de empleados.

Hace año y medio, mis hijos se graduaron del colegio y empezaron la universidad y una vez que me aseguré que iban a estar bien, decidí empezar mi carrera otra vez, pero ahora me encuentro en la mitad de mis 60 y miro la vida de otra forma.

Realicé muchos trabajos de caridad, he sido rotaria, trabajé con la Iglesia Católica, hospitales. Así que decidí retomar mi carrera, pero de una forma diferente.

¿Cuál es esa diferencia?

Número uno, he sido exitosa e hice mucho dinero en mi carrera, ahora estoy aquí para sacar todo lo que pueda de un proyecto y quiero retornarlo, quiero ser justa y tener una minera sostenible, en donde haya gran responsabilidad social.

Quiero ir a lugares del mundo en donde brinde mis talentos en minería y pueda ayudar a las personas a lograr un mejor estándar de vida.

¿Es una ingeniera metalúrgica que luego ingresa a las grandes finanzas?

Tengo un gran equipo reunido en Kuskaya. A geólogos, un ingeniero de minas, un financiero, que han trabajado conmigo durante largos años y cuando nos pusimos a reflexionar, todo mi equipo estaba en sus 60.

Podemos ir a un lugar en el mundo y hacer una diferencia social, no queremos ir solamente a sacar el mineral, sino brindarles el paquete completo, ayudar a las personas a tener una mejor forma de vida, que usen los recursos minerales para realizar ello, brindar educación y agua limpia a la gente porque con esos dos últimos el estándar de vida se eleva bastante.

Así que miramos África, Centroamérica y un día reflexionamos y dije: Tengo mucha experiencia en Perú.

Mi Chief Financial Officer tiene experiencia en Perú cuando estábamos en Minas Ocoña y otras personas de mi equipo tienen experiencia en Latinoamérica: México y Centroamérica, así que decidimos regresar a Perú.

Empezamos a buscar aquí y vimos que el gobierno brinda muchas estadísticas sobre qué regiones tienen pequeña minería y muy rápido se volvió aparente.

Fuimos al ministerio de Energía y Minas a recabar información para determinar qué regiones en Perú tienen buena geología, pero no tienen mina, porque uno no solo puede decir voy a hacer negocios en Perú que es un gran país, con muchas regiones.

Si vamos a ser exitosos, debemos enfocarnos en una o dos regiones, en principio en una región. Así que el siguiente paso que dimos fue buscar información del canon minero, y conocer qué regiones recaban canon minero y cuáles no.

Determinamos que Piura no tiene canon minero y además de eso, el petróleo y gas está abajo, no hay retorno. Así que Piura no obtiene retorno de sus recursos, pero tiene una geología fantástica con muchos mineros informales.

Decidimos empezar Kuskaya, que es una empresa privada. La palabra Kuskaya es quechua y significa trabajando juntos. Ahora está fundada por accionistas y “family trust”. Aquí estamos buscando varios proyectos en Piura. Hemos pasado los últimos dos días allí, en el Puerto de Paita, entendiendo si se puede transportar los concentrados. Hemos ido a Tambogrande, Chiclayo, y todo en esta área estamos haciendo contactos, tratando de determinar qué hacer.

“He sido exitosa y he realizado mucho dinero en mi carrera y estoy aquí para sacar todo lo que pueda de un proyecto y quiero retornarlo, quiero ser justa”

Muy interesante su búsqueda y el hallazgo sobre Piura.

La otra cosa positiva es que en Ecuador, la mina Frutos de Norte, está muy cerca del corredor (Zamora) y la misma geología se encuentra en Perú.
Mi geólogo es un experto en VMS (Vulcanogenic Masive Sulphide) deposits y Piura tiene muchos de estos, de massive sulfytes. Entonces, ahora buscamos de todo. En Tambogrande, Lancones y otros. Con mi habilidad para hacer crecer el dinero y con mi equipo vamos a tomar los próximos meses para decidir qué vamos a realizar.

Creemos que en Piura, podemos hacer una diferencia. Es una región muy pobre, la ciudad de Piura, Tambogrande, con el Fenómeno de El Niño, tienen las pistas terribles.

¿Cuál es la expectativa?

Creemos que en Piura, podemos hacer una diferencia. Es una región muy pobre, la ciudad de Piura, Tambogrande, con el Fenómeno de El Niño, tienen las pistas terribles, los caminos necesitan ser rehechos, en el puerto hay mucho lodo, la ruta está dañada y tuvieron que cerrarlos. En Tambogrande, la mitad de las carreteras colapsaron.

La ruta principal de Piura está dañada y necesita reconstruirse, y la región necesita dinero del gobierno nacional y mucha ayuda.

Usted sabe que la población se opuso a Manhattan.

Manhattan es una larga historia. He aprendido durante los años que yo también tengo mis malas historias. Lo de Manhattan empezó desde lo más alto.

Todo lo que ocurre desde las grandes compañías ocurre desde los ejecutivos. El CEO, y los directores, ellos tienen que poner el camino de la compañía y pienso que es una de las cosas que fueron mal. Esas personas querían el dinero tan rápido del proyecto, y tenían una empresa pública que decía que vayan rápido para poner en marcha la mina muy rápido. Hacían transacciones en la bolsa, no pararon ni dijeron qué era bueno para todos: La Iglesia, el pueblo, las personas, el gobierno. Todos.

He aprendido, porque ahora tengo 65 años, hay muchos colaboradores, partes interesadas, que juegan un papel clave y esa es la diferencia en cómo pienso ahora, de cómo pensaba hace 25 años.

Quienes se opondrán encontrarán en las redes sociales su lado débil ¿Cuál es?

A inicios de los 90 tuve una muy mala huelga de trabajadores en Yellowknife. The Union estuvo en huelga, los empleados hicieron una revuelta. Yo era la CEO en ese momento, era posiblemente como Manhattan en Tambogrande, teníamos que seguir produciendo y seguir produciendo. Entonces llevamos trabajadores de reemplazo para cubrir los cupos de los que estaban en huelga. Cuando hicimos eso, nuestros empleados en huelga se pusieron furiosos.

Ocurrió que uno de los trabajadores que estaba en huelga, mató a 9 empleados y fue condenado por asesinato en Canadá, con la máxima pena que es de 30 años.

Yo era la CEO y era la responsable de decirle a las esposas de los trabajadores que sus esposos habían sido asesinados. Pero cuando eso ocurrió, no sabíamos que fue un asesinato, porque los empleados que no estaban trabajando trataron de inculpar a la empresa a causa de estándares de seguridad.

La forma en la que se realizó fue que el hombre que planificó el asesinato, colocó explosivos en los rieles y cuando el tren que traía a los empleados pasó por encima, explotó. La policía realizó una mayor investigación y finalmente logró que el asesino confesara, porque no podía cargar con la culpa mucho más tiempo, y porque también tenía hijos pequeños.

Entonces he aprendido. Muchas veces me he parado a reflexionar y preguntarme, ¿hace 25 años qué pude haber hecho diferente? Ahora es tiempo para hacer nuevas cosas, es el tiempo de Kuskaya.

La otra cosa en mi carrera que ha ocurrido, es que fui la CEO de una empresa que tuve que ponerla bajo administración porque se encontraba en la bancarrota porque el oro y el cobre bajaron mucho de precio y no podíamos pagar nuestras deudas, tuve que trabajar con bancos para reestructurar la empresa. Eso me ha dado experiencia financiera que muchos CEO no tienen.

Ahora entiendo cuando construimos la mina, cómo debemos proteger los precios de los metales, vendiendo los metales por adelantado, o haciendo cosas estratégicas, para que no te metas en problemas.

Así que no sé a dónde me llevará toda esta experiencia, pero haremos algo grande. Ahora nos enfocamos en la región de Piura.

Si hubiera minas en Piura sería muy fácil, para los estudiantes, que pueda realizar sus prácticas/pasantías, porque estarían muy cerca. Esa es una de las cosas que también estoy promoviendo. Tratar de animar a más mujeres en el negocio de la minería.

Tiene otra visión minera

Soy una mujer mayor. En los Estados Unidos se diría “Been there, done that” “he estado ahí, he hecho eso”. He estado en todas partes y he visto de todo. Ahora soy más inteligente que antes. He tenido muy buenas experiencias en la industria minera, ha sido muy bueno para mí, dejando de lado las malas experiencias que tuve, que son parte de todo.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mónica Belling
Cargue Más En Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Fitch Ratings mejora calificación de Frontera Energy a B+

La agencia internacional de calificación crediticia, Fitch Ratings, mejoró hoy la califica…