Mark Griffin
Experto de University of Western Australia, Mark Griffin

ProActivo

El sistema de seguridad en las empresas, que es vital para prevenir y evitar accidentes, sería más efectivo si es respaldado por una gestión cuyo foco sea la conducta -el comportamiento de los trabajadores- a fin de  involucrarlos plenamente en una cultura de seguridad, lo cual debería ser incorporada como valor corporativo, sostuvo Mark Griffin,  director del Centro de Psicología Organizacional de la University of Western Australia.

 “El cumplimiento de los reglamentos y normas no es lo único importante en seguridad. No es suficiente. Porque eso no contempla qué hacer por ejemplo cuando a una persona “x” le sucede un incidente inesperado, ahí hay que actuar pensando en cosas diferentes”, explicó en declaraciones a ProActivo al abordar el tema de Seguridad Conductual.

Al respecto, ilustró que la conducta en seguridad tiene dos elementos importantes: Uno tiene que ver con seguir el procedimiento, las normas   y ser predecible; y el otro es pensar en los demás, y estar atento al cuidado del resto, y actuar ante hechos sorpresivos con creatividad.

Pensar en uno y en el resto

“El comportamiento en seguridad, no sólo es usar el equipo que protege, como los guantes, las botas o los cascos, también es contribuir en la seguridad de los demás, estar atento a uno mismo, y al resto”, consideró.

En consecuencia, dijo, además de cumplir con los reglamento, se debe saber actuar más allá de las normas, con creatividad, en respuesta a una cultura en seguridad.

El liderazgo es clave

El especialista señaló que para establecer una plena cultura de seguridad, es clave contar con un liderazgo de arriba hacia abajo. “Un líder en seguridad tiene que observar, monitorear, vigilar, y explicar objetivamente a la gente  por qué tenemos que ser seguros, y las consecuencias de no serlo. Es decir, concientizar al personal”.

Griffin argumentó que dicha tarea debe iniciar en las gerencias. “La confianza debe empezar a partir del nivel alto, y de ahí bajar al resto de las áreas. Así, con las observaciones que los superiores hagan sobre conductas de seguridad, el personal tendrá más confianza y se animará en involucrarse en el tema”.

Nuevas recomendaciones

Prohibir que los choferes envíen mensajes de texto y de otra índole cuando manejan, pues podrían ocasionar un accidente, es un ejemplo de lo que un líder debe hacer, indicó Griffin, quien agregó que además debe hacérselo saber a los trabajadores, y advertirles que “quien no cumpla será despedido”.

Asimismo, dijo que una evaluación 360 en seguridad, que analiza el desempeño del personal por medio de todas las perspectivas posibles, es bastante útil para mejorar su actuación en seguridad y contribuir a que ese concepto se convierta en  un valor corporativo.

“La gente podría incomodarse, pero con esa evaluación es posible generar confianza, pues así le ofrecemos a las personas un entorno de trabajo más seguro”, añadió.

Mineras y mayor seguridad

 “La mayoría de las empresas mineras realizan en forma permanente inversiones en capacitación”, afirmó, aunque dijo que a veces ocurre que un gerente de repente se preocupa en cómo producir más, y empieza a olvidar los factores que pueden parecer gasto, pero que no lo son, como es la buena inversión en la seguridad del equipo humano.

De otro lado refirió que su país, Australia, tiene una meritoria cultura de seguridad y espera que ante la caída del precio del hierro no se descuide por la reducción de presupuestos.

“Esa coyuntura es una prueba para la seguridad minera en mi país. En estos tiempos vamos a ver si en realidad la seguridad está plenamente incorporada, internalizada en la mente de las personas o solo es superficial”,citó.

Explicó que cuando los precios suben, una buena seguridad es beneficiosa para el negocio porque habrá menores costos, pero cuando los precios bajan, se reducen los recursos orientados a ese rubro. Indudablemente es un desafío para las compañías y para los gobiernos de todos los países.

Incorporar más seguridad

Aunque hay avances en seguridad, según el experto se requiere un mayor trabajo para incluir dicha cultura plenamente en el modelo de negocio de las compañías en general. “Se tiene que entender que la integridad de la seguridad es importante, incluso en  los tiempos no tan favorables”, remarcó (Según estudios, la  conducta humana es un factor de importancia significativa en la causalidad de los incidentes y accidentes, incluyendo los laborales y ambientales).•

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Rebeca Ampudia Belling
Cargue Más En CAPACITACION

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Arequipa: OEFA y pobladores de valle de Tambo participan de monitoreo ambiental

El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) realizó en Arequipa el primer …