Inicio Energía Mark Hoffman, presidente del comité eléctrico de SNMPE: 6,000 millones de dólares en inversión eléctrica

Mark Hoffman, presidente del comité eléctrico de SNMPE: 6,000 millones de dólares en inversión eléctrica

8 minuto leer
131

Para ampliar la cobertura eléctrica, el gobierno invertirá en los próximos años 6.000 millones de dólares en proyectos ya identificados y en curso, cuya mayor parte corresponde a centrales hidroeléctricas, seguido por energías renovables, centrales térmicas a gas y reserva fría, así como la implementación de líneas de trasmisión alto y muy alto voltaje, reveló el presidente del comité eléctrico de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), Mark Hoffman.

“Hay en cartera, la construcción de un conjunto de centrales hidroeléctricas y de otros tipos de plantas de generación eléctrica, algunas en construcción, otras en proyecto, pero con nombre y apellido propio, y muchas con contratos y compromisos de venta de energía”, detalló el dirigente gremial.

Precisó que entre esas iniciativas, hay centrales térmicas de reserva fría contratadas por el Estado con empresas privadas, plantas térmicas a gas natural, energías renovables no convencionales como las solares y eólicas, así como el tendido de líneas de transmisión de alto y muy alto voltaje.

85 por ciento de cobertura nacional

Hoffman sostuvo que es de vital importancia que la cobertura de servicio eléctrico llegue a la totalidad de los peruanos, y afirmó que con los proyectos en marcha y por realizar, la meta está próxima.

“Todavía estamos en un 85 por ciento de cobertura a nivel nacional; y para llegar al ciento por ciento es necesario extender la red a los puntos más remotos de la región andina y de la selva, donde el costo y la complejidad geográfica son obstáculos a vencer. Pero de un 56,8 por ciento de cobertura hace 19 años, se ha saltado hoy a un 85 por ciento”, subrayó.

Al respecto, recordó que desde 1995, el crecimiento en inversión eléctrica ha sido vertiginoso, como los 12.400 millones de dólares en inversión mixta entre el sector privado y el Estado.

Indicó que en ese lapso, la producción de energía eléctrica ha crecido alrededor de 130 por ciento, lo que constituye una lectura clarísima de la actividad económica del país, porque “el crecimiento eléctrico es resultado del crecimiento de la economía del país y de mayor consumo de usuarios”.

Asimismo, señaló que la generación eléctrica, antes dependía primordialmente de la energía hidráulica, pero desde que comenzó a operar Camisea en el 2004, hubo un crecimiento importante en el aprovechamiento del gas natural como fuente de generación de energía.

“En 1995 teníamos un 61 por ciento de energía eléctrica proveniente de fuentes hidroeléctricas y el resto del tratamiento de combustible líquido residual Diesel, que si la tuviéramos hoy, sería deficiente en términos de costos, volumen y calidad del servicio”, puntualizó.

Energía proviene de fuentes limpias

Hoffman destacó que actualmente, el 96 por ciento de nuestra energía eléctrica proviene de fuentes limpias, como la hidroelectricidad o el gas natural, cuyo proceso de conversión en energía eléctrica tiene una combustión bastante limpia y eficiente.

Comentó que las plantas hidroeléctricas, por las complejidades propias de sus instalaciones y operatividad, no crecen al mismo ritmo que las térmicas accionadas a gas.

Eficiencia

Consideró que lo que se persigue, es que el abastecimiento eléctrico dependa en un 100 por ciento de fuentes eficientes, como son las hidroeléctricas y plantas accionadas con gas natural, y dejar las plantas en base a combustible líquido, sólo para emergencias. En cuanto a la calidad del servicio, remarcó que la mejora ha sido abrumadora.

“Antes, la solicitud de instalación -la habilitación del servicio- demoraba 45 días, hoy se da en un día; mientras que la atención de emergencias demoraba 27 horas, hoy se atiende en una hora. Tanto las empresas de generación privadas como las del Estado, han mejorado sus estándares de calidad de manera notoria”, afirmó.

Sin electricidad no hay desarrollo

De otro lado, indicó que el Producto Bruto Interno (PBI) y la generación de electricidad van íntimamente atados.

“Sin crecimiento del PBI no hay aumento de generación eléctrica, y si no hay electricidad no hay desarrollo. Todas las ideas, proyectos mineros, industriales, entre otros, se quedarían en buenas intenciones sin suministro de electricidad”, manifestó.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Energía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Víctor Shiguiyama de SUNAT: Propone reducir informalidad con apoyo del sector mineroenergético

ProActivo El aporte del sector mineroenergético es absolutamente fundamental para el desar…