El último reporte del Instituto de Economía revela que Moquegua es la segunda región más competitiva del país, después de Lima, relegando al tercer lugar a Arequipa. El declive de la región mistiana, según expertos, se debe a la alta percepción de corrupción e inseguridad. El resultado podría retraer inversiones. Foto: La República
El último reporte del Instituto de Economía revela que Moquegua es la segunda región más competitiva del país, después de Lima, relegando al tercer lugar a Arequipa. El declive de la región mistiana, según expertos, se debe a la alta percepción de corrupción e inseguridad. El resultado podría retraer inversiones. Foto: La República

El ranking sobre competitividad de regiones 2014, que realizó el Instituto Peruano de Economía (IPE), revela avances y retrocesos trascendentales para el sur del país.

Según este reporte, Moquegua es la segunda región más competitiva después de Lima, que ha logrado desplazar al tercer lugar a Arequipa, jurisdicción que hasta el año pasado ocupaba esa posición.

El índice de competitividad regional (Incore) es un indicador que mide la capacidad que tienen las regiones para atraer y retener talento e inversión.

El IPE calcula este aspecto a través de la valoración de 41 variables (Producto Bruto Interno, servicios financieros, ingresos, analfabetismo, corrupción, etc.) que están inmersos en seis pilares importantes: Economía, situación laboral, Educación, Salud, Infraestructura e instituciones.

En ese sentido, se concluye que la competitividad de cada región repercute en la calidad de vida de sus habitantes y la creación de condiciones para atraer capitales.

La lectura de estos resultados, de acuerdo al exgerente de la Cámara de Comercio e Industrias de Arequipa (CCIA), Rafael Chirinos, indica que si bien la capital sigue siendo la más competitiva del país, [highlight]Moquegua se constituye en una región atractiva para los empresarios y capital extranjero. Arequipa, en cambio, ha desarrollado “dificultades para serlo”[/highlight].

Ello, a decir del congresista Juan Carlos Eguren, a la larga podría “desalentar y retraer las inversiones”.

“Las autoridades, sobre todo el gobierno regional y municipios deben trabajar en ello”, acotó.

¿QUÉ PASÓ?

La ubicación de Moquegua, que subió un puesto en comparación a 2013, se debe, de acuerdo al Incore, a su mejora en 3 pilares fundamentales: Instituciones (percepción que tiene la población y empresas sobre la actuación de sus entidades y autoridades), Salud y situación laboral.

Arequipa por su parte, según el estudio, ha mantenido su posición en casi todos sus pilares, a excepción de instituciones, donde ocupa el puesto 22 (cayó dos posiciones), mientras que Moquegua ostenta el sétimo lugar.

Este pilar se mide a través de encuestas sobre la percepción de la corrupción, rendición de cuentas de las autoridades, ejecución de la inversión (pública), manejo de conflictos sociales, criminalidad, percepción de la seguridad y resolución judicial.

A decir de Chirinos, “la institucionalidad es clave en el desarrollo de una región. Solo como ejemplo, el adecuado manejo de las instituciones favorece a aspectos simples como el mayor consumo, si hay seguridad compro más”, comenta.

En esa misma línea, advierte que en Arequipa la percepción de corrupción, criminalidad e inseguridad es alta y está jugando en contra de la competitividad regional.

Para el presidente regional de Moquegua, Martín Vizcarra, la ubicación que su región ocupa se traduce, en parte, en la estabilidad social de los últimos tres años, lo que ha generado confianza en los inversionistas.

“[highlight]El diálogo con la empresa privada es transparente. Ha servido para atraer más inversión[/highlight]”, precisó.

Un claro ejemplo de ello es el caso Quellaveco, proyecto minero de la empresa Anglo American que se iniciará en el 2015.

Los representantes de Moquegua y de la minera crearon una mesa de diálogo que duró 16 meses, la misma que concluyó con el compromiso del privado de dar mil millones de soles para ejecución de obras en esta región.

Actualmente, las autoridades moqueguanas mantienen conversaciones con la empresa Southern para dar luz verde a un aporte voluntario de la mina por la explotación del asiento minero Cuajone y la fundición y refinería de Ilo.

Preliminarmente la minera ha destinado S/. 108 millones para un proyecto educativo.

Vizcarra destaca además los resultados educativos de Moquegua que ocupó el primer lugar en la Evaluación Censal Escolar (ECE) del Ministerio de Educación (Minedu), aplicado a estudiantes del segundo grado de primaria en Comprensión Lectora y Razonamiento Matemático.

Según Chirinos, la mejora en los índices de Educación es vital para el desarrollo de una región, pues “genera la oferta de profesionales para la demanda del mercado futuro”.

La Repúblca

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por María Paiva
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Arequipa: OEFA y pobladores de valle de Tambo participan de monitoreo ambiental

El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) realizó en Arequipa el primer …