Inicio Noticias No pudimos licitar los lotes de Interoil por culpa del Poder Judicial (entrevista)

No pudimos licitar los lotes de Interoil por culpa del Poder Judicial (entrevista)

15 minuto leer
Luis Ortigas (Foto: Manuel Melgar)
Luis Ortigas (Foto: Manuel Melgar)

El presidente de Perupetro, Luis Ortigas, no puede hablar del tema sin fruncir el ceño y mantener su tono de voz alto. Asegura que las críticas y denuncias que llueven esta semana por su decisión de dejar en manos de Interoil los lotes petroleros que una corte internacional reconoció como del Estado, lo “tienen loco”.

¿Perupetro pensaba que iba a perder el arbitraje?

¡Por supuesto que pensábamos que íbamos a ganar! Quisimos convocar la licitación pero no pudimos porque Interoil pidió una medida cautelar que nos prohibió realizar cualquier acción que perturbara el trabajo de los árbitros. Nuestro análisis legal de eso fue que no podíamos hacer la licitación. No pudimos hacer nada por culpa del Poder Judicial.

¿Niega, entonces, que haya sido negligente?

Tres meses antes de que se conociera la decisión de los árbitros se comenzó a estudiar cuál era la mejor alternativa. Esta es la decisión más informada que haya tomado Perupetro. Nos hemos asegurado de no tener errores pidiendo muchos más informes técnicos y legales externos de los que normalmente se solicitan, para tener la certeza de que esto es lo que más le conviene al país.

Pero la sensación que deja el que Interoil siga explotando los lotes otro año es que Perupetro no estaba preparado para el triunfo.

¿Eso es lo que piensa la gente o lo que a ciertos medios (vinculados a grupos con intereses en los lotes) les conviene que la gente piense? Fuimos tan diligentes que yo estaba en Palacio al día siguiente de que llegó el laudo, con el contrato listo para ser firmado. Ya el directorio de Perupetro lo había aprobado el 20 de marzo.

Por su insinuación entiendo que otras empresas estaban interesadas en los lotes III y IV.

Graña y Montero, Petromont, Sapet y Olympic estaban interesadas. Pero, al final solo dos confirmaron su interés. Estoy seguro de que si se los hubiéramos dado a cualquiera de esas compañías igual estaríamos aquí y usted me estaría diciendo: ¡¿Por qué se lo dieron a ese otro?! Ahí hay intereses de por medio ¡¿Por qué no siguieron con la empresa que ya estaba?!

No creo, porque lo que sorprende es que ganamos pero salimos perdiendo porque Interoil se quedó con el premio.

¡No, pues! Un arbitraje no es una pelea. No hemos peleado con Interoil porque hayan hecho alguna trampa o nos hayan robado. Si ese fuera el caso, hubiéramos ganado y ni les dábamos la mano. Pero esto ha sido una discrepancia porque pensaban que tenían razón en que los plazos debían extenderse debido a que el fenómeno El Niño les impidió operar los lotes por un tiempo. Y, ¿cuál premio? Si nosotros hubiéramos perdido no solo se le habría extendido el plazo del contrato por año y medio; sino que además a Interoil se le habría renovado  por 10 años más la concesión de ambos lotes.

¿Por qué no dar a  Petroperú los lotes?

¡Pero por favor! Si no tienen gente para operar los lotes.

Es cierto que no tiene todo el personal técnico, pero tienen una gerencia de producción. Es decir: tienen capacidad para administrar los lotes y tercerizar la explotación a empresas de servicios petroleros, como hacen varias de las grandes petroleras que operan en el país.

Petroperú hubiera tenido que hacer un montón de contratos para tener que operar. Olvídate, esa no era una opción; pero si otra de las compañías hubiera sido una mejor alternativa, habría firmado con ellos encantadísima. Pero el mejor escenario era Interoil: todo ha seguido normal, no se ha notado esto.

Pues es que el laudo no cambió las cosas porque Perupetro decidió dejar los lotes en manos de Interoil, que dañó la imagen del país al denunciarlo internacionalmente. Pero aquí aclaremos un punto: A la empresa noruega no se le dio una extensión por doce meses, sino que se trata de un nuevo contrato.  ¿Correcto?

Me tienen loco con esa versión de que es una extensión del contrato original. Así es, es un contrato nuevo que les permite explotar ambos lotes por doce meses. Lo peor es que ahora que digo eso fijo me dicen: ¡Peor, entonces por qué no se hizo con otra empresa! Lo mejor para el país era evitar paralizar la producción de crudo en ambos lotes, y eso es lo que fundamenta nuestra decisión.

Pero si eso era lo fundamental, el bienestar del país, por qué no se mejoraron los términos del contrato, como las regalías. Además de que ahora las instalaciones en las que opera Interoil son del Perú.

Si lo hubiésemos hecho nadie habría estado interesado. En hidrocarburos los contratos son por 20 o 40 años debido a los riesgos y tiempo que toma recuperar la inversión. No valía la pena hacer este tipo de cambios porque nos quedábamos sin opciones. Además, estos lotes pagan las regalías más altas en la zona: 50%.

Ahora, si la razón es evitar impactar la producción nacional, ¿cuánto afecta realmente el cierre temporal de estos lotes que arrojan 2.500 de los más de 60 mil barriles de crudo que Perú produce diariamente?

Es cierto, no sería una caída ni del 5% de la producción nacional. Pero en términos de lo que eso significaría para la región de Piura, es mucho. Estamos hablando de US$ 150 mil diarios que paga Interoil en impuesto a la renta y canon. No es una cosita insignificante. Si hubiéramos hecho a estas alturas una licitación los habríamos dejado sin estos recursos por entre seis y ocho meses como mínimo. Vaya y dígales esa opción a ellos a ver qué opinan.

Y si la licencia temporal se hubiera dado a otra empresa, ¿cuánto tiempo exacto se habría demorado en entrar a operar?

Relativamente rápido. Vamos a suponer que en 30 días hubiera estado normalizado.

Eso ya no me suena muy traumático. Así que, ¿por qué Interoil era mejor alternativa que Graña o Sapet?

Porque cerrar los pozos trae riesgos de todo tipo: nos veríamos forzados a importar petróleo para la refinería de Talara. A nivel de producción, puedes incluso llegar a perder algunos pozos por los cambios de presión. Y si no lo pierdes, igual no vuelve a producir los mismos volúmenes. Además, hay impacto porque habría que terminar los contratos laborales que tienen todos los trabajadores de la zona con la petrolera, y no habría quién asuma los costos de esas liquidaciones laborales. También habría que desmantelar el esquema de seguridad que Interoil ha logrado en la zona, por la alta inseguridad que hay en el noroeste. Robarían tuberías y cables eléctricos; eso impide operar. Sin mencionar que la salida de Interoil implicaba el desmantelamiento de los equipos y de la maquinaria fundamental.

Las liquidaciones deben correr por parte de la empresa. Pero, más allá de eso, lo que entreleo en sus argumentos es que Interoil es el mejor postor para la nueva licitación que se convocará para la concesión por 30 años.

No, una concesión de ese tipo atraerá a empresas de afuera y se elevarán los requerimientos del contrato. Habrá más competencia y dependerá de las propuestas de las compañías.

Usted ha dicho que Interoil deberá pagar al Estado entre US$ 15 y US$ 25 millones.

Por el año en que usufructuó los lotes gracias a la medida cautelar. Esos son los cálculos internos que hemos hecho. Pero, una empresa externa confirmará el monto en unos quince días.

¿La suma incluye los costos que implicó al Estado el litigio?

No, cada quien asumirá sus gastos legales. En nuestro caso la suma asciende a US$ 370 mil. Creo, no estoy seguro.

La República

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Perupetro validaría que Frontera vaya junto a Petroperú

Pese a los cuestionamientos por la descalificación a Petroperú para operar solo el Lote 19…