Inicio Minería Ordenan a Newmont entregar las pruebas por agresión a comunero

Ordenan a Newmont entregar las pruebas por agresión a comunero

2 minuto leer

Un grupo de personas realiza una protesta en contra del proyecto minero Minas Conga en Cajamarca, Perú, nov 24 2011Proceso. Elmer Campos fue impactado por dos proyectiles que lo dejaron paralítico en protestas contra proyecto Conga.
El juez estadounidense Robert E. Blackburn ordenó a la minera Newmont que entregue fotos, videos e información sobre comunicaciones con la policía relacionados a las protestas contra el proyecto Conga el 2011, en la que resultaron heridos varios comuneros, entre ellos Elmer Campos Álvarez.

Dos proyectiles disparados por policías dejaron parapléjico al comunero, quien, a través de la organización EarthRights Internacional solicitó el año pasado a la Corte Federal de Colorado la entrega de la referida información.
Junto a él resultaron heridos otros 24 manifestantes, en su mayoría campesinos que se oponen al proyecto minero Conga, en Cajamarca.

Campos Álvarez, de 33 años, alega haber sido baleado por policías contratados para reprimir las protestas por Yanacocha, empresa en la que Newmont es accionista mayoritario.

Mar Pérez, abogada de Campos, dijo a Associated Press que la información permitiría responsabilizar penalmente como cómplices a ejecutivos de Yanacocha en el juicio que se desarrolla en el Perú.

La orden del juez Blackburn se fundamenta en la ley estadounidense llamada Estatuto de Asistencia Jurídica Externa (FLA por sus siglas en inglés), que permite a personas solicitar pruebas que puedan ayudar a dilucidar un caso legal en otro país.

La República

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Minería

Un comentario

  1. Alejandro Chaupis Lecaros

    20/03/2015 en 12:40 pm

    Noticia excelente ya que permitira que este caso se dilucide en fueros judiciales de USA, donde las decisiones de los jueces no estan torcidas o inclinadas hacia un sector(por lo general a los poderozos) motivadas por dadivas pecuniarias (soborno)tal como sucede, por estos pagos, con nuestros jueces de pacotilla

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *