Inicio Ediciones 2011 EDICIÓN 84 - 31 Octubre 2011 La Huella Hídrica, una útil medición pública

La Huella Hídrica, una útil medición pública

8 minuto leer
Pablo Frederick, Deloitte - Chile
Pablo Frederick, Deloitte - Chile

El director de Sustentabilidad y Cambio Climático/ ERS Deloitte, Chile, Pablo Frederick durante visita a Perú remarcó que en la minería cada vez se generaliza más el uso del agua de mar desalinizada como una solución a la competencia por el uso del recurso hídrico en zonas costeras desérticas, como ocurre en su país.

En el marco del XVI Foro Internacional de Responsabilidad Social Empresa Moderna “Construyendo con Inclusión el Camino del Perú al Primer Mundo”, Frederick subrayó la importancia de generar valor para los grupos de interés, pues beneficia del mismo modo a los accionistas y trabajadores

Asimismo, dijo a ProActivo, que los trabajadores tienen un rol vital en aras de la sostenibilidad, porque “si ellos no están convencidos de lo que hacen, jamás podrán trabajar con las comunidades o con otros grupos”.

Acotó que para realizar esos procesos, la empresa debe tener pilares como la gobernabilidad, gerenciamiento, cadena de tecnología, valor compartido, fuerza de trabajo, productos y servicios, todos vinculados a la sustentabilidad

Los estándares

Anotó que para saber qué “hicimos bien o qué hicimos mal”, es importante emplear estándares internacionales bajo certificaciones como las ISO 9001, ISO 14000, ISO 26000 y OHSAS 18001.

Para ello recomendó regirse bajo lineamientos como el Ethical Trading Initiative y el Global Reporting Initiative GRI G3, dirigido a los grupos de interés. “Reportar el GRI brinda un marco fiable y creíble a la empresa”, anotó.

Destacó también como una herramienta muy útil el “triple bottom line” para medir a la empresa en términos económicos, ambientales y sociales.

Huella de Carbono

Frederick recordó que la huella de carbono es la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) liberados a la atmósfera por las actividades cotidianas. Abarca la cadena de producción y comercialización de bienes y servicios.

Por ello, dijo, el Reino Unido, Francia, Alemania y los países bajos exigen a los exportadores el certificado de Huella de Carbono.

De manera similar, la cadena de Supermercados Tasco, de Inglaterra, se ha puesto como meta reducir sus emisiones de CO2 en un 30 por ciento hacia el 2020, y el 2050 eliminar sus emisiones de GEI. “Reducir la huella del carbono crea valor para los negocios”, añadió.

Huella Hídrica

Agregó a ProActivo, que la Huella Hídrica, es importante porque precisa el volumen total de agua dulce usada para producir los bienes y servicios de una empresa, o los consumidos por un individuo, una comunidad o un país.

“La media de consumo en el mundo es alrededor de 1.242 metros cúbicos de agua por persona cada año”, ilustró el empresario.

Anotó que todas las empresas, en mayor grado las productivas como las mineras y agrícolas, deben priorizar la eficiencia en el uso del agua, que está escaseando, pues sólo el 2 por ciento del agua del mundo es dulce.

“Y ante el nivel de crecimiento productivo que tenemos, requerimos de mucha agua y hay lugares donde hay menos. No es lo mismo fabricar un producto en Arequipa- donde llueve- que en Lima”, indicó.

Minería y plantas desalinizadoras

Reiteró a ProActivo que para evitar problemas con las comunidades en el uso del agua, muchas empresas mineras buscan el tratamiento del agua de mar mediante plantas desalinizadoras, para sus operaciones.

“Es una solución que se está aplicando bastante. En mi país (Chile) hay plantas hechas por grandes empresas como BHP Billiton. Están cerca del mar y pueden hacerlo”, explicó.

Resaltó que de esta manera, las mineras generan un importante ahorro de agua dulce. “Sin embargo, hay que considerar que una planta de desalinización -la mayoría son eléctricas o a carbón- también genera contaminación”, advirtió.

Sostuvo que es importante, buscar y establecer una relación con los diversos grupos de interés, para tener su aval.

“Habría que medir los impactos de esas plantas, no todas son iguales, no se puede estandarizar. Pero todas las empresas, no sólo las mineras, deben buscar alternativas y opciones para reducir su consumo de agua y reducir su contaminación”, acotó.

Sostenibilidad y la falsa publicidad

Frederick dijo a ProActivo que es fácil darse cuenta cuando una empresa está haciendo una campaña publicitaria para lavarse la cara y aparecer como la firma más sustentable, pero que si continúa con prácticas contrarias, esa imagen “dura poco”.

En cambio -agregó- si la empresa en los hechos proyecta una imagen sustentable basada en la relación que tiene con las comunidades, con el medio ambiente, los trabajadores y con otros grupos de interés, eso se expande y se crea una “buena reputación”.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En EDICIÓN 84 - 31 Octubre 2011

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Deloitte: 10 retos de la minería en el Perú y el mundo

Crecer, pero con disciplina financiera. Ese es el reto número uno que enfrenta el sector m…