El presidente de Petróleos de Venezuela, Eulogio Del Pino, hizo un balance positivo sobre los tres meses y medio que tiene de aplicada la medida del aumento de la gasolina, que llevó los importes de 0,097 y 0,070 bolívares por litro a 6 y 1 bolívares para la gasolina de 95 y 91, respectivamente.

Sin embargo, reconoció que la frontera con Colombia continúa significando una onerosa perdida para el país.

En el programa dominical José Vicente Hoy, el también ministro de Petróleo aseguró que entre las medidas que estarán evaluando está la comercialización directa de gasolina al vecino neogranadino.

“… Estaba con el gobernador Vielma Mora comentando esto, viendo que medida podemos recomendarle al Presidente Maduro. Es lógico que la gasolina venezolana que está alimentando mucho a esa zona fronteriza la podamos comercializar en territorio colombiano, llevamos adelantado conversaciones al respecto, entonces esas son medidas que tienen que darse, forman parte del equilibrio del restablecimiento del equilibrio económico que estamos llevando adelante, y que definitivamente el presidente Maduro tomará las decisiones a su tiempo”, destacó el alto funcionario.

Ante la pregunta de si está previsto un nuevo aumento en los carburantes, Del Pino indicó que la decisión, por sus características, es competencia del presidente de la República.

Destacó sin embargo que la medida fue positiva y que gran parte de ese aumento está alimentando las tarjetas de alimentación que se entregan a muchos venezolanos.

El alto funcionario indicó que se ha evaluado el impacto del alza de la gasolina, y que también está planteado que vaya creciendo, pero destacó que el propio presidente de la República ha pedido, “que haya una gradualidad en el impacto y que no hayan saltos bruscos, sino que sea algo que el pueblo pueda ir anticipando y pueda ir entendiendo y asimilando”.