Inicio Noticias Pedro Cateriano: “Buscaremos estabilidad política para destrabar inversiones”

Pedro Cateriano: “Buscaremos estabilidad política para destrabar inversiones”

14 minuto leer

 

Pedro Cateriano se presentará al Congreso en menos de un mes. Necesita el respaldo de 66 congresistas para lograr el voto de confianza. (Foto: "El Universal" / GDA)
Pedro Cateriano se presentará al Congreso en menos de un mes. Necesita el respaldo de 66 congresistas para lograr el voto de confianza. (Foto: “El Universal” / GDA)

El primer ministro Pedro Cateriano asume como principal responsabilidad entregar un país estable al siguiente gobierno.

Es el séptimo presidente del Consejo de Ministros. Pedro Cateriano asume el cargo en el momento más duro para el gobierno del presidente Humala, quien acaba de verse golpeado por la censura al Gabinete de Ana Jara. Hace 51 años que no ocurría algo similar en nuestro país. La censura, que se justificó en el debate parlamentario bajo  las denuncias contra la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI), trae consigo,  sin embargo, duros cuestionamientos por supuestos actos de corrupción bajo el  actual gobierno que se han convertido en la principal causa de desaprobación del mandatario.Pedro Cateriano debe buscar ahora la confianza del Congreso para evitar una mayor crisis política  y la posibilidad de la disolución del Legislativo. El momento más difícil, sin duda, en su carrera política.

EL RETO

El presidente del Consejo de Ministros es, luego del presidente de la República, el portavoz autorizado del gobierno. ¿Qué es lo primero que tiene que decir como portavoz?
Diría que debemos respetar escrupulosamente la Constitución, es decir, el presidente Humala tiene que cumplir con su mandato presidencial. Para ello fue elegido, de acuerdo con lo que establece la Constitución. Por lo tanto, también que los congresistas cumplan con su período legislativo. En esta recta final hay dos objetivos que el gobierno debería cumplir. En el aspecto electoral, garantizar elecciones limpias y neutrales, porque en democracia quien debe definir quién pierde y quién gana es el pueblo a través del voto. En lo económico, lograr un ambiente de estabilidad política que agilice la economía, destrabe las inversiones, que haya un diálogo con los gobiernos regionales, con el gremio empresarial, con los trabajadores. Al final, el desarrollo del país y el progreso económico son una preocupación de todos, que nos debe unir y no dividir. Es responsabilidad de este gobierno entregar un país estable al siguiente.

¿Qué va a hacer para conseguir el voto de investidura? ¿Va a ofrecerle algo concreto al Parlamento?
No quisiera adelantar porque eso formará parte del programa de gobierno que tengo que exponer, pero escucharé antes opiniones de todos los sectores. Mi diálogo no va a estar circunscrito a los políticos, quiero dialogar con los gremios, los gobiernos regionales.

Usted va a presentar un plan de actividades organizadas y coordinadas sectorialmente en función de metas políticas claramente definidas. ¿Cuáles son?
Tenemos que reflexionar sobre la crítica situación política planteada. Ya tenemos experiencia de lo que significó en el pasado, de lo que significa un enfrentamiento entre el Ejecutivo y el Legislativo. No quiero que eso ocurra, que vayamos a una indefinición.

Corre el riesgo de que no se le entregue el voto de investidura en el Congreso…
Ese es un derecho de los parlamentarios. No quiero anticiparme, ese momento no ha  llegado, no quiero ser pesimista, pero de que puede ocurrir puede ocurrir. Quiero poner lo mejor de mí en estos días para tratar de que esto no pase.

¿Y cómo se siente con eso?
Me siento muy abrumado. No solo por lo complejo del emprendimiento sino por la gran cantidad de demostraciones de cariño y afecto que he recibido  no solo de gente que no conozco sino de gente entrañable… Ahora estoy como presidente  del Consejo de Ministros, tal vez en las circunstancias más complejas de nuestra historia republicana, porque objetivamente, desde el punto de vista constitucional, esa es la situación.

Usted ha dicho que cambiará su estilo ahora que encabeza la presidencia del Consejo de Ministros. ¿Tiene alguna autocrítica que hacer del pasado, de lo que dijo?
Ciertamente tengo que cambiar de estilo. De acuerdo con la Constitución soy el vocero del gobierno. No es lo mismo una opinión separada, de un ministro de Estado, que la opinión del gobierno. Estoy obligado por la Carta Magna a cambiar de opinión. Si quiero hacer una autocrítica, diría que tal vez en algunos casos [me pronuncié] porque no había acción, respuesta política. Aunque esa tarea es más de parlamentarios y menos de ministros, yo veía que dejábamos un espacio político vacío y dejábamos actuar muy fácilmente a la oposición. Tal vez en muchos casos, por mi condición de ministro de Defensa, debí haber sido más prudente, pero a veces sopesaba y  estos silencios eran perjudiciales y por eso respondía. Más que un ministro de ataque, como me decían, fui un verdadero ministro de defensa en el sentido político.

MARIO VARGAS LLOSA

¿Después de su nombramiento ha hablado con Mario Vargas Llosa (MVLl)?
Sí. Me ha felicitado y deseado lo mejor. Ha sido breve.

¿Su presencia en el gobierno responde al apoyo que MVLl le ha dado al presidente Humala y a la primera dama Nadine Heredia?
De ninguna manera. Fui convocado por Juan Jiménez, como agente del Estado peruano ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos para ver el caso Chavín de Huántar. No hay ningún pacto político.

MVLl dijo que lamentaba profundamente que el presidente Humala no haya recibido en Lima a las esposas de los opositores al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela. ¿Usted también lo lamenta?
No me llaman la atención las declaraciones de Mario Vargas Llosa. Él una vez más ratifica su independencia y que él no apoya incondicionalmente al gobierno del presidente Ollanta Humala como se dice. La pregunta era más fácil de responder si me la hacía la semana pasada, pero ahora soy vocero del gobierno. Creo que en política internacional no solo hay que ser prudente sino respetuoso del marco jurídico que establece el derecho internacional y en ese sentido el presidente dirige las relaciones internacionales. No hay que extremar ni ser tan tolerantes. Como hermano latinoamericano, yo deseo lo mejor para Venezuela.

Como vocero del gobierno le hago entonces la siguiente pregunta: ¿No le parece que la posición del gobierno debiera ser más firme contra el gobierno de Nicolás Maduro?
Es muy fácil opinar cuando se es opositor y cuando uno no está en la conducción de los asuntos públicos. Deseo lo mejor para Venezuela y deseo como hermano latinoamericano que sus asuntos sean resueltos en paz. Mal haría yo como presidente del Consejo de Ministros en intervenir en asuntos internos de Venezuela.

Pero insisto: ¿No es la posición del gobierno con respecto a Venezuela muy tibia?
Yo respeto todas las posiciones.

Al ser el vocero del gobierno tiene menos libertad para opinar puesto que sus opiniones personales pueden ser distintas a las del gobierno. ¿Su opinión personal es distinta y por eso no me la puede decir?
Mis opiniones personales han sido divulgadas y allí están.

¿Podemos saber por  quién votó usted el año 2011?
El voto es secreto. Sin embargo, quiero decirlo abiertamente: en la primera vuelta voté por Alejandro Toledo y en la segunda vuelta por Ollanta Humala.

¿Le costó votar por Ollanta en ese momento?
Debo decirle que sí, que en ese momento sí.

El Comercio

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *