México. La estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció este miércoles el descubrimiento de seis yacimientos de crudo en aguas del Golfo de México, lo que confirma el potencial petrolero de las provincias geológicas de la zona.

A través de un comunicado, Pemex precisó que son dos yacimientos de crudo super ligero en aguas profundas y cuatro de crudo ligero en aguas someras.

La empresa del Estado señaló que el descubrimiento se logró a partir de “las exitosas exploraciones desarrolladas por técnicos de Pemex”, que se han dado a la tarea de cumplir el plan estratégico para crecer el inventario de reservas con criterios de sustentabilidad y costos competitivos.

“En el Cinturón Plegado Perdido se perforó el pozo Nobilis-1, el cual se ubica a 220 kilómetros de la costa de Tamaulipas con un tirante de agua de 3.000 metros y una profundidad total de más de seis kilómetros”, señaló.

“El objetivo se cumplió plenamente al descubrirse dos yacimientos de crudo con densidad mayor a 40 grados API, en el flanco oriental del campo Maximino”, agregó la empresa estatal.

Pemex señaló que el principal yacimiento de Nobilis presenta el mayor espesor impregnado de petróleo que hasta ahora se ha identificado en dicha área.

“Su capacidad productiva podría alcanzar 15.000 barriles diarios y con base en los estudios realizados se estiman reservas totales 3P que oscilan entre 140 y 160 millones de barriles de petróleo crudo equivalente (pce)”, añadió.

“Este hallazgo fortalece la estrategia de asociaciones planteada por la empresa productiva del Estado en el Cinturón Plegado Perdido, ya que consolida los polos de desarrollo de los campos descubiertos en aguas profundas”, aseguró

Pemex comentó que el pozo Teca-1, ubicado a 30 kilómetros de la costa entre los estados de Veracruz y Tabasco, con un tirante de agua de 44 metros, resultó exitoso al descubrir crudo ligero así como gas condensado.

Las reservas totales 3P se estiman entre 50 y 60 millones de pce.

Petróleos Mexicanos agregó que el rango de profundidad en la corteza marina de dicho pozo se ubica entre 2.750 y 3.400 metros y podría producir alrededor de 7.000 barriles por día.

La empresa dijo que dicho resultado se deriva de recientes trabajos exploratorios que usan tecnología de vanguardia para la interpretación geológica y geofísica que permiten visualizar oportunidades para reactivar la exploración y la producción en corto plazo.

Pemex también informó que para 2017 tiene planeado perforar 30 pozos exploratorios.

“Considerando el entorno de bajos precios del petróleo, las inversiones se enfocarán a las áreas con mayor probabilidad de encontrar hidrocarburos líquidos, es decir, aquellas de mayor rentabilidad”, expresó.

La estatal dijo que para fortalecer la producción en el corto y mediano plazos se dará prioridad a la búsqueda de petróleo en las cuencas del sureste.

“Se tiene planeado perforar diez pozos en la porción terrestre y doce en aguas someras, incluyendo cuatro pozos delimitadores, lo que permitirá incrementar el conocimiento de los campos recién descubiertos, así como acelerar su desarrollo y puesta en producción”, agregó.

Pemex dijo que se tiene programado perforar cuatro pozos adicionales en las aguas profundas del Cinturón Plegado Perdido y se pretende continuar la evaluación del potencial de reservas en lutitas en dos áreas con alta prospectividad: la cuenca Tampico Misantla y la porción sur de la cuenca de Burgos.

América Economía