Inicio Noticias Posibilidades comerciales para el sector energético peruano en Chile

Posibilidades comerciales para el sector energético peruano en Chile

4 minuto leer

Central electrica

Diego Díaz Pastor
ANALISTA DE MACROCONSULT

Culminado el episodio de La Haya, renace la discusión en torno a las posibilidades de exportación de energía a Chile. Sea esta en forma de gas natural (GN) o electricidad. Diversas voces han emitido opinión respecto a las perspectivas, ventajas y/o desventajas que un acuerdo de intercambio energético con el país vecino traería para el Perú. Pero el principal cuestionamiento permanece: ¿Perú está en la capacidad de exportar energía sin afectar la seguridad de suministro nacional?

Las buenas perspectivas de crecimiento de la potencia instalada del SEIN, que en el 2020 podría llegar a cerca de 14,500 MW, solo con el plan de obras actual; la promoción al Nodo Energético del Sur; la ampliación de capacidad de transmisión al sur y la futura expansión de la oferta de gas natural (lotes 57, 58 y 76) son evidencia de que el desarrollo del sector permitiría que en el mediano y largo plazo dichas exportaciones sean viables.

Asimismo, el futuro energético en Chile parece poco promisorio. A pesar de los esfuerzos del Gobierno por incentivar la diversificación de la matriz energética, promoviendo la inversión en tecnologías a base a recursos energéticos renovables no convencionales, esto no sería suficiente para abastecer a la demanda en el mediano plazo. La paralización de importantes proyectos de generación debido a la creciente preocupación de la población por el impacto medioambiental de estos, el insuficiente suministro de gas natural para abastecer la demanda del sector eléctrico, los aún altos precios de la electricidad y las perspectivas de crecimiento de la demanda contribuyen a un escenario no necesariamente coyuntural que podría ser aprovechado por nuestro país.

En este sentido, el impulso que se les otorgue a los diversos proyectos energéticos peruanos deberá tener en la mira una posible interconexión entre los dos países. De concretarse el Gasoducto Sur Peruano y se desarrollen comercialmente los yacimientos gasíferos, la zona sur de nuestro país podría alojar capacidad instalada de generación eléctrica orientada a la exportación una vez asegurado el suministro nacional. Así, los actores del sector, con el respaldo del Estado peruano, podrían llevar a cabo inversiones que consideren las posibilidades comerciales en Chile.

Gestión

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *