Inicio Hidrocarburos Precio del petróleo: Una lucha entre EE.UU. y Arabia Saudita que beneficia al Perú

Precio del petróleo: Una lucha entre EE.UU. y Arabia Saudita que beneficia al Perú

9 minuto leer

Petroleo

Los ganadores por los precios bajos del crudo sobrepasan a los que pierden. Los mayores beneficiarios al crecimiento son del sector consumo, mientras los precios de la gasolina se mantienen bajos.

Las cotizaciones internacionales del petróleo están en descenso, pero esta lucha en los precios no es de ahora, sino de una serie de sucesos encadenados. EE.UU. y Arabia Saudita son los principales protagonistas, pero Perú se podría beneficiar.

Actualmente, la producción de crudo sobrepasa a la demanda mundial por dicha materia prima, y dicho incremento se debe al aumento sostenido en la producción de petróleo por parte de Estados Unidos en los últimos años.

La producción de crudo en el país norteamericano avanzó a 7.44 millones de barriles por día en el 2013, cifra superior en 14.8% a lo reportado el año anterior, mientras que en comparación al 2009 se observó una subida de 28.06%.

Esta situación ubicó a EE.UU. como uno de los principales productores del planeta, solo superado por Rusia y Arabia, mencionó en uno de sus reportes la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc).

Y, por el lado de las reservas, el renacimiento del shale oil de los Estados Unidos a largo plazo, impulsó la producción de crudo desde un mínimo de cerca de 5 millones de barriles por día a mediados de la década pasada, a un máximo de 8.7 millones de barriles por día, dentro de 30 años.

Según Jeffrey Rosengerg, director general y jefe estratega de Inversiones de BlackRock, esta tendencia estructural intersectó el desarrollo de una serie de reservas positivas durante los últimos tres meses, además, de ataques aéreos contra el Estado Islámico, la reapertura de los puertos libios, el debilitamiento de los riesgos que rodean las reservas rusas de petróleo y el incremento de envíos iraníes.

Frente a ello, Arabia Saudita señaló que no seguirán actuando como el productor marginal de petróleo y, en cambio, se comprometen a mantener su cuota del mercado.

Pero, ¿cuál es su implicancia económica? Hay una relación importante con el dólar. Los commodities como el petróleo están denominados en dólares, y esto puede ser visto como otro almacén de valor, como el oro o el FX.

A medida que el dólar se fortalece, el valor del petróleo relacionado al dólar cae. La correlación entre los cambios del dólar estadounidense y los precios del petróleo ha sido bastante fuerte históricamente.

Y, ciertamente, la caída de los precios del crudo ha coincidido con el fortalecimiento del dólar, el cual refleja el desempeño económico de Estados Unidos en su relación más fuerte.

En la víspera el precio del petróleo cerró a la baja por señales de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no recortará su producción, así llegó a mínimos de cuatro años tras las celebraciones por el Día de Acción de Gracias.

El escenario descrito arriba genera un ruido financiero porque cuando hay una sobreoferta de petróleo hay una caída en las cotizaciones, la OPEP decreta una reducción de la producción en sus miembros con la intención de reequilibrar la oferta y mantener los precios en los niveles que dicho cártel considere convenientes.

Sin embargo, hasta el momento no se observa indicios claros de que eso vaya a suceder. La voz discordante dentro de la OPEP es Arabia Saudita, quien no ve con malos ojos que el precio del petróleo se encuentre por debajo de los US$ 80 y que incluso siga bajando.

En consecuencia, los árabes conscientes del incremento de dicha producción, no quieren que la OPEP reduzca su cuota de producción porque piensan que EE.UU. aprovecharía para ganar una mayor porción en el mercado.

Frente a ello los ganadores por los precios bajos del crudo sobrepasan a los que pierden. Los mayores beneficiarios al crecimiento son del sector consumo; ya que, mientras los precios de la gasolina son más bajos, se liberan más ingresos que quedan disponibles para hacer compras de fin de semana.

Así, el impacto se vería en los hogares de ingresos más bajos. Respecto al entorno macro, el Perú se vería beneficiado porque es un país importador neto de crudo, el cual podrá acceder a dicho insumo a menores costos.

Segun Asbanc, se espera que de continuar el descenso, los precios de los combustibles se reduzcan. Por lo pronto, queda esperar a la reunión cumbre que se llevará a cabo hoy entre los países miembros de la OPEP en la cual se decidirá si se reduce o no las cuotas de producción petrolera de dicha organización.

Gestión

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Hidrocarburos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

BCP: Economía peruana crecería 2.5% durante segundo semestre

ProActivo Durante el segundo semestre del año, la economía crecería en torno a 2.5% a/a (1…