Foto: Gestión
Foto: Gestión

El uso de la factura electrónica en el Perú comenzó tarde con relación a otros países de la región y, por el momento, las grandes empresas están adoptando este mecanismo, mientras que las pequeñas y medianas empresas (pymes) estarán en condiciones de hacerlo en dos o tres años, señaló Xerox del Perú.

“Entendemos que en un plazo de dos a tres años las pymes ya deberían estar en la factura electrónica, pero será un proceso que va a significar como evangelizar a estas empresas sobre los beneficios”, declaró Carlos Ochoa, gerente Global Document Outsourcing (GDO) de Xerox del Perú.

En ese sentido, consideró como un reto el promover el uso de la factura electrónica entre las pymes peruanas y -dijo- es por eso que la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat) decidió establecer la obligatoriedad del uso de este instrumento primero entre los grandes contribuyentes.

“Debemos inculcarles (a las pymes) que esto también contribuye a ser más eficientes y a mejorar, ellos también son auditados por la Sunat y cuando tienen estas auditorías deben tener la documentación a la mano y ahí hay mucha pérdida de tiempo”, añadió.

El uso de este instrumento en el Perú comenzó tarde con relación a otros países de la región, como Argentina y Chile, pero este año se tendrá un total de 240 empresas usando este mecanismo de manera obligatoria y que son los grandes contribuyentes de la Sunat.

Para Ochoa, el uso obligatorio de la factura electrónica por parte de los 240 grandes contribuyentes permitirá que la Sunat tenga mayor control en la tributación de estas empresas, las cuales obtendrán grandes beneficios en cuanto a ahorro de costos, mejora de tiempos y optimizar sus procesos contables.

“Está comprobado que los ahorros pueden ser entre 20% y 50% de sus costos de facturación actual, y eso depende del nivel de transacciones que vaya a hacer la compañía, a mayor cantidad de transacciones el ahorro va a ser mayor evidentemente”, subrayó.

Otros beneficios que genera el uso de la factura electrónica son: el ahorro de tiempo en cumplir las auditorias de facturas por parte de la Sunat; se eliminan los costos de almacenaje para guardar los documentos físicos; se tiene un acceso más rápido a la información; se eliminan los gastos de transporte de los documentos desde el almacén hasta la empresa; y se acaban tiempos perdidos en la búsqueda de facturas.

“Hoy en día lo que buscan los clientes es eficiencia y eso significa ahorrar tiempo al personal, si ya podemos conseguir eso con tener acceso a las facturas de forma inmediata y tenerlas en repositorios digitales, pues esa es una gran ventaja para las compañías”, subrayó.

Teniendo en cuenta el potencial del mercado para la factura electrónica, Xerox lanzó su producto FEX que es una factura digital que tiene los mismos atributos y valores de seguridad que exige la Sunat.

FEX procesa 8 millones de facturas mensuales en diversos países de la región de América Latina y hasta el momento ya superan los 500 millones de facturas procesadas.

 

Gestión

 

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por María Paiva
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Arequipa: OEFA y pobladores de valle de Tambo participan de monitoreo ambiental

El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) realizó en Arequipa el primer …