Según diversos antecedentes que pudo recopilar Radio Bío Bío, Piñera ingresó a la propiedad de Exalmar, la sexta mayor pesquera peruana, mientras se desempeñaba como Presidente y en medio del juicio que enfrentó a ambos países en la Corte Internacional. Lo hizo poco después de que la pesquera se abriera a bolsa en Perú a través del Fondo de Inversión Privado (FIP) Mediterráneo, el mismo que realizó en 2009 un forward (contrato de venta futura) de 5 millones de dólares con CB Consultorías y Proyectos, empresa ligada a Manuel Cruzat, y que significó el involucramiento del expresidente en el caso Penta.

Piñera siguió la ruta de varios otros grandes empresarios locales que acostumbran realizar inversiones en los mismos activos y que habían entrado a la pesquera previamente, cuando ésta se abrió a bolsa el 4 de noviembre de 2010. Ese día ingresó la familia Cueto, controladora de la aerolínea LATAM Airlines; el inversionista Raimundo Valenzuela, conocido por sus participaciones en La Polar y las sociedades cascadas; y las administradoras de inversiones Moneda Asset Management y Consorcio. También ingresó en la apertura a bolsa Rodrigo Sarquis, dueño de la pesquera Blumar y actual director de Exalmar.

En conjunto, los chilenos se quedaron con el 8,74% de la compañía tras una inversión cercana a los 70 millones de dólares, y todos fueron invitados a la operación por Banchile, aunque los agentes colocadores fueron Citi, Inteligo, Interbank y Santander.

El primer registro público sobre las inversiones de Piñera en Exalmar es del 15 de agosto de 2012, sólo cuatro meses antes que se llevaran a cabo las dos jornadas de audiencias públicas entre Chile y Perú en la Corte Internacional de La Haya. Un acta de la junta de accionistas de Exalmar revela que el FIP Mediterráneo tenía el 1,7% de la pesquera a esa fecha. Cuatro años después, Piñera ha seguido aumentado su participación hasta el 9,10%, pero bajo otro vehículo de inversión: Bancard International Investment, una sociedad con domicilio legal en Islas Vírgenes Británicas, el mismo paraíso fiscal que ocupó Laurence Golborne para constituir la sociedad Sunford Managment Corp, la cual no incluyó en su declaración de patrimonio mientras era ministro de Piñera y que significó su caída como candidato presidencial.

Radio Bío Bío envió un extenso cuestionario a Sebastián Piñera, sin embargo, el ex Presidente declinó referirse al tema. En su lugar respondió de manera general Nicolás Noguera, gerente general del Grupo Bancard, un marañoso holding de sociedades privadas mediante el cual controla las inversiones de Piñera en Chile y el extranjero.
Dicho grupo empresarial se ubica en los pisos 16 y 17 de Apoquindo 3000, en el sector oriente de Santiago. En ese mismo edificio, pero en los pisos 18 y 19, se encuentran Fundación Futuro y Fundación Avanza Chile, respectivamente, dos organizaciones desde donde colaboradores del expresidente afinan propuestas programáticas de lo que podría ser su nueva campaña a La Moneda.
En la declaración que envió Noguera, reconoce que el Grupo Bancard invirtió en Exalmar antes que La Haya fallara en contra de Chile y detalla que el grueso de la compra de acciones se concretó después.

“La mayor parte de la inversión del Grupo Bancard en Exalmar se construyó, de manera gradual, con posterioridad a la fecha en que se conoció el fallo de La Haya”, dice parte de la declaración de Noguera. “Dicho fallo jamás ha sido considerado como un factor de análisis en ésta, ni en ninguna otra inversión del grupo”, agrega.

El accionista Piñera y el director PPK

Poco después de que Piñera terminara su mandato como Presidente de Chile el 11 de marzo de 2014, y ya con un porcentaje relevante de acciones de Exalmar en sus manos, ingresó al directorio de la pesquera Pedro Pablo Kuczysnki (PPK), actual Presidente del Perú. Kuczysnki llegó el 17 de junio de ese año a la mesa de Exalmar, en representación del administrador de activos estadounidense The Rohatyn Group (TRG), el cual había comprado la participación de un fondo de inversión de capital de riesgo ligado a Citigroup que representaba el chileno Cristián Celis, quien aún se mantiene como director de la pesquera.

PPK estuvo hasta el 30 de noviembre de 2015 en la mesa de Exalmar, fecha en la que decidió iniciar de manera oficial su campaña presidencial.