Un portavoz de Rio Tinto declinó detallar cuántos empleos serán recortados, aunque medios locales dijeron que están en juego 500 cargos de gestión y apoyo.

“Habrá recortes”, dijo un portavoz, que agregó que la decisión forma parte de una revisión amplia para modernizar la compañía y prepararse para una continuada volatilidad en los mercados de materias primas minerales.

Se trata del tercer recorte grande de plantilla en Rio Tinto en los dos últimos años. La compañía emplea en la actualidad a unos 11.000 trabajadores tras desprenderse de unas 700 personas previamente este año y unas 800 en 2015.

El contrato del mineral de hierro para enero, el más comerciado en la Bolsa de Materias Primas de Dalian operaba el lunes a 551 yuanes la tonelada (US$79,92), aportando a Rio Tinto un beneficio de alrededor de US$50 por cada tonelada que extrae.

Unos 440 trabajadores y contratistas en una de las minas Pilbara de Rio Tinto fueron notificados la semana pasada por la gerencia que habrá un cierre de dos semanas en Navidad, indicándoles que tomen días libres en medio de unas “condiciones difíciles”.

El contrato del mineral de hierro para enero, el más comerciado en la Bolsa de Materias Primas de Dalian operaba el lunes a 551 yuanes la tonelada (US$79,92), aportando a Rio Tinto un beneficio de alrededor de US$50 por cada tonelada que extrae.

No obstante, se espera que la empresa informe en un encuentro con inversores y analistas el jueves que prevé que los precios del mineral de hierro retrocedan el próximo año por la caída de la demanda de acereras chinas, de acuerdo a expertos.

El mineral de hierro se hundió a su nivel más bajo en mucho tiempo, de alrededor de US$38 la tonelada, a fines del año pasado.

América economía