Inicio Minería Roque Benavides: “El sector minero podría desarrollar más si hubiera más formalidad en la economía”

Roque Benavides: “El sector minero podría desarrollar más si hubiera más formalidad en la economía”

27 minuto leer
103
Fuente: Gestión
Fuente: Gestión

El CEO de Compañía de Minas Buenaventura tiene expectativas en Quellaveco, La Granja y San Gabriel. Afirma que tenemos estándares ambientales mayores a los de Europa o EE.UU.

Entrevista

El ejecutivo se sienta y afirma que siempre está dispuesto a hablar con los medios. “Es más dicen que soy un ‘bocón’, pero yo soy el único que habla, yo me pregunto dónde están los otros bacanes”, afirma y otra vez sonríe.

¿Por qué otros mineros hablan tan poco, frente a los que se oponen a la minería?
Habría que preguntarles a ellos. Se me acusa de figureti y bocón, pero creo decididamente que todos debemos participar en política.

¿Cómo solucionar la conflictividad?
Liderazgo presidencial, diplomacia presidencial. Tiene que haber la convicción de la cabeza para sacar adelante los proyectos. Si hay conflictos el presidente es quien llama a la comunidad a la empresa. No hay que hacer mesas de diálogo sino mesas de trabajo y con objetivos claros.

¿Muchos de los opositores a la minería cuestionan el uso del agua?
En Buenaventura tenemos un lema: agua primero mina después. En todos nuestros proyectos aseguramos el agua que necesitamos sin restar agua a las comunidades. Nada que agua así, oro no. Agua sí y oro también, así lo dijo Fernando Cilloniz y tiene toda la razón.

¿Ustedes han dejado que este discurso antiminero avance?
Lo mismo se aplica para el Congreso, para la Presidencia de la República. Lo que pasa es que hay una diferencia. Para los antis ese es su trabajo, pero nosotros además tenemos que preocuparnos por producir en una empresa. Pero admito que comunicar también es un trabajo que no lo hacemos bien.

¿Por qué cree que no lo hacen bien?
Porque tenemos una empresa que gerenciar y que tiene su propia dificultad, pero creo que tenemos – y no hay por qué no decirlo – que participar en política. No en política partidaria necesariamente; se trata de hacer política empresarial, económica, social.

Soy un creyente de lo que decía Aristóteles de que el hombre es un animal político y Haya de la Torre agregaba que si no es político se queda en lo primero. Yo no soy lo primero, yo sí soy un político. Tenemos que contar las bondades de lo que creemos que estamos haciendo bien.

¿Los empresarios del sector han entregado propuestas, ideas al nuevo gobierno?
Desde un plano institucional la SNMPE, con sus presidentes y sus vicepresidentes, se reunieron con Pedro Pablo Kuczynski y le hemos dado pautas, ideas y preocupaciones. Todos tenemos la obligación de ayudar a solucionar los problemas, a fin de desarrollar los proyectos que el país necesita.

¿Cuáles son los principales problemas del sector?
El país se ha burocratizado mucho, y no solo en el sector minero. Es un problema horizontal de todo el país. Ciertamente el sector minero podría desarrollar más si hubiera más formalidad en la economía.

¿A qué se refiere?
Uno de los problema que teneos es el derecho de propiedad. En el área rural, por ejemplo en Tambomayo, donde tenemos un proyecto, ha habido parcelas que hemos debido de comprar cinco veces. Es un caso extremo, pero esa es el área rural del país.

¿Qué otro problema los aqueja?
Otro problema del sector es el centralismo. El centralismo nos agobia. En Argentina dicen que Dios está en todas partes, pero atiende en Buenos Aires, en Perú decimos que Dios es peruano, pero sus oficinas están en Lima. La verdad es que seguimos de espalda a la sierra, a las áreas rurales. En el fondo son transversales para todos los sectores. De las 12,000 personas que trabajamos en Buenaventura, solo 300 laboran en Lima.

Si estos problemas no se solucionan, ¿cuál es el futuro de la minería?
Vamos a cambiar, todos vamos a madurar, Las comunidades se van a dar en cuenta de que hay zonas en recesión comoCajamarca y otras que le van mejor como Apurímac o Arequipa. Todos vamos a madurar y las agudas van a tomar su curso. No todo es dictar leyes, ni todo puede ser desde Palacio de Gobierno. Hay equilibrios y balances que se van dado. Las mientras tenemos que ser cuidadosas.

Entonces, ¿si el Gobierno hace correcciones cuánto le puede tomar al sector minero recuperarse?
Lo que vamos a beneficiarnos en los próximos años será liderazgo. PPK va a liderar, espero que Keiko Fujimori desde el Congreso tenga esa vocación. Creo que en dos años se puede empezar a mover esta rueda otra vez. Las decisiones que tomemos hoy permirtirán que comiencen a construirse proyectos nuevos

¿Qué proyectos nuevos ve?
Creo que Quellaveco puede desarrollarse, nosotros tenemos San Gabriel en Moquegua, seguramente habrán otras ampliaciones en Toquepala y Cuajone. Mucha gente no entiende que en los momentos de construcción se genera mucho trabajo.

Allí está Arequipa con Cerro Verde. Cuando se construía el proyecto había 12 mil personas, hoy hay 3,000 personas trabajando. Todo eso genera un círculo virtuoso. La minería no es solo la producción, sino también la construcción. La minería tiene impacto sobre las regiones.

Cuando se hace Yanacocha en los noventa necesitaron un determinado número de permisos, ¿hoy se requerían más?
Necesitaríamos multiplicar los permisos por cinco. Hay gente que cree que para hacer minería tenemos todos los años del mundo, que todo se puede hacer después.

Pero muchos analistas afirman que la minería es un sector de inversiones a largo plazo…
Eso no es tan correcto. Me pondría un poco cursi y diría: el beso o el abrazo que nos das hoy no lo recibirás después. La inversión que no haces hoy, ya no tendrá el mismo impacto después. Fíjense en el caso de Conga, si hubiéramos tenido el apoyo de la comunidad, de las autoridades, si no se nos hubiera manoseado tanto en la campaña anterior, el proyecto hoy estaría en operación.

Pero hoy los precios no son los mismos…
Son otros precios. Hoy Conga es muy difícil sacar. No es hoy un proyecto rentable.

Cuando usted habla de Conga y hace su análisis de por qué no salió, no se ha incluido como empresa. ¿En qué fallaron ustedes?
Yo soy un ferviente creyente que el deporte nacional del Perú es señalar con el dedo acusador, pero cuando señalas con el dedo acusador hay otros tres que te señalan y te piden hacer una autocrítica…

¿Y cuál es entonces su autocrítica?*
Nos equivocamos en muchos aspectos como los coyunturales. Cuando sale Yanacocha en 1993, el proyecto anterior era Cuajone que es de 1969. Habían pasado 24 años. Cuando comenzó Yanacocha, nuestros socios de Newmont, quizás, exageraron con el tema de tener una guardia de seguridad y eso ofendió a los cajamarquinos, y eso quién sabe nunca se logró solucionar.

Siempre ha habido una reacción del pueblo cajamarquino contra Yanacocha. Nosotros sacamos los permisos con el respaldo de las autoridades, pero debemos dar más tiempo para socializar mejor. Para pelear se necesitan dos, el pleito no es de uno.

¿En este momento se han retirado de la pelea?
Conga hoy día está paralizado. Ojalá los precios del cobre suban, y se podría volver a pensar Lo concreto es que uno delos cuatro reservorios sí se construyó. Y ya hay beneficios para la gente. Pero insisto creo que no se explicó bien, pero no olvidemos que durante la campaña hubo una confrontación entre el señor Santos y el señor Humala. El señor Humala fue a Cajamarca y dijo agua sí oro no, luego dejo Conga va. Esas incongruencias nos afectaron.

¿Ha visto actitudes parecidas en esta campaña?
No ha habido tal cosa yo creo que se han cuidado mucho de no tocar los proyectos y que luego no les reviente en la cara. Nano Guerra García, cuando estaba en campaña, dijo en Cajamarca que lo que faltaba es la diplomacia presidencial para sacar los proyectos. Me pareció inteligente, Creo que Pedro Pablo (Kuczynski) ha pensado esa diplomacia presidencial. Sin inversión no vamos a ningún lado.

¿Cuáles son los metales que tienen mejor perspectiva en los próximos años?
La minería no es precios, la minería es costos. Los precios a los que se venden los metales son los mismos. La forma de competir de la minería es con la eficiencia de nuestras operaciones, que se ven reflejadas en nuestros costos. El margen entre precio y costo es lo que hace la rentabilidad del sector minero.

¿Con precios bajos de los metales ustedes debieron reducir costos?
Hay que reducirlos y hay que ajustarse porque nos hay otra forma de sobrevivir. Nosotros hemos volteado a nuestros contratistas y proveedores para reducir los costos. En la mina El Brocal en Cerro de Pasco, por ejemplo, decidimos cambiar de contratista de mina y reducimos los costos en casi el 20%.Tenemos que ser más eficientes en las plantas concentradoras, en energía.

¿Es un ajuste de costos en todos los procesos?
Y no solo eso sino también de rey a paje. Todos aquí tenemos que sufrir, todos entramos a una suerte de espíritu de cuerpo.

¿Ha habido reajustes salariales en la gerencia?
Definitivamente, no hay otra forma. Cuando llueve todos se mojan.

Cuando habló de Yanacocha y que necesitaría de más permisos hoy en día, ¿lo dijo porque hay más regulación ambiental?, ¿estamos sobreregulados?
Tenemos ahora más ministerios que en los noventa y cada uno tiene su red de permisos, las organizaciones reguladoras también se han incrementado. No se trata de reducir persona sino tener menos escritorios por donde pasar. Otro problema es que hay muchos funcionarios probos que se mueren de miedo, pues pueden ser denunciados, y eso también retrasa los proyectos.

¿Pero insisto estamos sobreregulados ambientalmente?
En el Perú en términos de emisiones, tenemos estándares muchísimos más estrictos que los del Japón, que los de Europa que los de Estados Unidos.

¿Por qué pasa eso?
Porque me temo que nos hemos ido demasiado lejos, en el tema de las emisiones de azufre para efecto de las fundiciones, hasta donde yo tengo entendido el máximo permisible en el Perú es 80 partes por millón; en Japón es 150 partes por millón, en Europa es 250 partes por millón. Hemos resultado ser más papistas que el Papá. Creo que nos hemos excedido. Seguramente hay controles medioambientales que hay que cuidar, pero nos vayamos al otro extremo.

¿Estamos caminando aún más al extremo?
Estamos caminando aún más al extremo. Estoy a favor del cuidado del medio ambiente, pero dentro de eso hay un margen. Si llevamos esto al extremo los costos de producción van a subir.

¿Cuál es la solución que se debió frente a la minería informal y la ilegal?
Hay que analizar el tema desde varias partes. Un tema es la selva y el caso puntual de Madre de Dios. Dónde estaban las autoridades que permitieron que entraran hasta la reserva de Tambopata. Eso nos tiene que llamar la atención, porque queda claro que las autoridades no han supervisado. No están dentro de la ley y que hay que formalizarlos

¿Qué hacer?
Me sorprende que no se controle el ingreso de mercurio y otros reactivos, hay que controlar también el ingreso de petróleo. Hay gente que se opone a la minería y no ve la diferencia entre la formal y la informal.

¿Qué pasa con la minería ilegal en la costa y sierra?
La minería informal en la sierra y en la costa, en donde la formalización tiene que empezar a regular a quienes procesan los minerales. Hay una serie de plantas a todo lo largo de la costa que procesan minerales que viene desde Piura, Arequipa o Ica. Hay que regularlas y a partir de ellas irradiar formalización. No se trata, yo no lo he dicho, de bombazos o de meter gente a la cárcel.

¿Está de acuerdo con el actual sistema de impuestos que paga la minería o se debe regresar al aporte voluntario?
Cuando se decidió el aporte voluntario, fue por los contratos de estabilidad tributaria y que generaron seguridad jurídica. Cerro Verde, mucha gente no lo sabe, por su contrato de estabilidad tributaria en lugar de pagar 30% de Impuesto a la Renta paga 32%. Pero tiene la seguridad de que no se lo van a cambiar. El gobierno de Alan García dijo cómo le doy la vuelta a esos contratos para cobrar algo más, teniendo en cuenta que los precios de los metales estaban altos. Se planteó entonces el aporte voluntario.

¿Pero hubo algunas que o dieron?
Unas pocas, pero lo gran mayoría sí pagamos. Pero inmediatamente los que no creen en el sector minero ni en la iniciativa privada, llamaron al aporte voluntario el óvolo minero, la limosna minera, con lo cual destruyeron un sistema que era extraordinario. No era solo un aporte de dinero, sino de gestión. Yo me reunía con alcaldes con alcaldes con gobernadores regionales discutiendo cuáles eran los mejores proyectos para financiar. Pero se ridiculizó el sistema.

¿Cuáles son los proyectos mineros que ayudarían a reactivar el sector y la economía en general?
Los megaproyectos en general dinamizan la economía, los pequeños y medianos ayudan mucho dese una perspectiva de descentralización. Quellaveco debería promoverse, La Granja, Michiquillay y Galeno, un tren en el norte y un mejor puerto.

¿Le genera esperanza PPK?
Lo conozco hace 40 años, fue amigo de jis padre y amigo mío también. Creo que es un hombre súper ejecutivo, ha demostrado gran capacidad en el gobierno de Toledo, creo que le hizo el gobierno a Toledo.

¿Le genera esperanza PPK o le genera esperanza el hecho de que este gobierno ya se acabe?
Me gusta hablar en positivo, me genera esperanza PPK, y todo lo que se ha avanzado en el Perú en los últimos 25 años. Se ha avanzado, pero creo que se pudo avanzar más rápido.

Fuente: Gestión

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Redacción ProActivo
Cargue Más En Minería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Buenaventura entregará dividendos por más de US$ 8 Mlls. en noviembre

Correspondiente a utilidades acumuladas al 31 de diciembre del 2014 La Compañía de Minas B…