Las exportaciones de Rusia al segundo consumidor más grande de petróleo del mundo anotaron un nuevo récord y reflejan la persistente demanda sólida de las refinerías independientes chinas.

China importó 5.245 millones de toneladas de crudo, o cerca de 1,24 millones de barriles por día, desde Rusia el mes pasado, un incremento interanual de 33,7% que supera el récord previo de abril de 1,17 millones de bpd.

Las importaciones desde Rusia superaron a las de Arabia Saudita por primera vez sobre una base acumulativa. En los primeros cinco meses de 2016, las importaciones rusas han subido un 41,8 por ciento interanual, a 1,06 millones de bpd, mientras que las de Arabia Saudita promediaron 1,05 millones de bpd.

Las importaciones de crudo desde Arabia Saudita escalaron un 33,6% interanual en mayo, a 961.000 bpd, mostraron datos, aunque fueron menores al nivel de un millón de bpd del mes previo.

Las importaciones desde Irán subieron un 19,5% interanual en mayo, a 619.300 bpd, que se compara a los 671.176 bpd de abril. Las exportaciones de Irak a China se elevaron un 56,6% interanual en mayo, a 801.120 bpd.

Las importaciones totales de petróleo de China se expandieron un 39% interanual el mes pasado, a 7,59 millones de bpd, el mayor incremento en más de seis años