Inicio Noticias Se avecina el invierno más crudo de los últimos diez años en el sur del país

Se avecina el invierno más crudo de los últimos diez años en el sur del país

12 minuto leer
118

friaje-peru

FENÓMENO. Descensos bruscos de temperatura marcarán este invierno. Las zonas andinas de Puno, Cusco, Tacna y Arequipa son las más vulnerables. En Puno ya fallecieron 7 menores de cinco años a consecuencia de la neumonía. Pobladores de Caylloma esperan apoyo para no perder sus animales.

El invierno que se avecina será el más crudo de los últimos diez años en todo el sur. Se trata de un fenómeno inusual y muy extremo según las proyecciones del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Semanhi). En las zonas altas de las regiones del sur, las heladas ya empezaron a castigar a la población desde hace unas semanas y continuarán durante al menos dos meses más.

El Senamhi culpa a la Depresión Aislada de Nivel Alto (Dana), que no es otra cosa que la circulación cerrada de vientos en sentido de las agujas del reloj que tiene un núcleo frío y seco, con temperaturas de hasta -25 grados. 

Dana se desplaza por la sierra central y sur del país, transportando la humedad de la Amazonía, lo que provoca además precipitaciones sólidas, es decir, nevadas en las zonas más altas. 

A esto se suma la presencia de El Niño, un fenómeno que atrae corrientes marinas frías hacia las costas del sur, acompañada de vientos que se encuentran en la sierra.

Hace diez días se registró la última helada del otoño en el sur. Las temperaturas bajaron drásticamente y el Senamhi lanzó una alerta porque se llegó al nivel 3 de peligro (de 4 que existen).

Tanto Defensa Civil como los establecimientos del Ministerio de Salud empezaron a tomar previsiones por los daños que provoca esta situación en la población y en el ganado.

En Arequipa se esperan temperaturas de -18 grados en las zonas por encima de los 3,500 m.s.n.m. Cusco ya registró 20 grados bajo cero. En Tacna bajará a -5 grados y en Puno descenderá a -22 grados. Actualmente todas las regiones, en su parte andina, soportan temperaturas negativas durante la noche y madrugada.

MORTANDAD

En Puno, de enero a la fecha, siete niños menores de cinco años murieron a consecuencia de las bajas temperaturas. Juan Carlos Mendoza, director regional de Salud, precisó que la mortalidad de estos menores  por neumonía fue registrada fuera de los establecimientos de Salud. En tanto, la oficina de Epidemiología reportó 24 mil 567 casos de Infecciones Respiratorias Agudas (IRAS) y 112 casos de neumonía.

En esta región el personal contratado es quien está asegurando la atención a las personas con enfermedades respiratorias y otras dolencias frente a la huelga médica.

En tanto, Cusco suma a la fecha 17 personas fallecidas (entre niños y ancianos) y un acumulado de 449 casos de neumonías.

Por su parte, el gerente regional de Salud en Arequipa, Hugo Rojas, aseguró que los aspectos de vacunación preventiva, atención de IRAS y neumonías, así como la distribución de medicamentos está garantizada.

Hasta la fecha, el área de Epidemiología ha reportado 8 mil 629 casos de IRAS nuevos en la última semana,  así como 70 nuevos casos de neumonía y dos fallecidos. El total de decesos acumulados en el año asciende a 29.

Pedro Escobedo, de la Dirección Regional de Medicamentos, aseguró la distribución de 100 mil dosis adultas y 80 mil pediátricas de vacunas contra la influenza a todos los centros de salud de la región. La siguiente acción será el abastecimiento de antibióticos, analgésicos y antihistamínicos en las postas, centros de salud y hospitales. 

HACER FRENTE AL CLIMA
Los patrones climáticos, precisa el meteorólogo, José Luis Ticona, se presentan inestables desde diciembre del año pasado. La ausencia de lluvias durante el verano en la sierra y un frío inusual en otoño son muestras de ello. Agrega que se espera entrar a un periodo seco, el cual podría repetirse el próximo año. 

Una de las provincias afectadas por los cambios climáticos es Caylloma, en Arequipa. Sus habitantes viven de la ganadería y agricultura. Hay por lo menos 370 familias ubicadas en nueve distritos por encima de los 4 mil m.s.n.m.

El jefe de Defensa Civil de esta provincia, Donato Mamani, explica que hace unas semanas se solicitó al Gobierno Regional que declare a la provincia en emergencia, aún esperan respuesta. Dice que la población está preocupada, no solo por el frío que afecta su ganado y malogra sus cultivos, sino que desde enero tienen poca producción de pastizales a raíz de la falta de lluvias, esto los ha obligado a la “saca forzada”, es decir,  sacrificar su ganado porque no hay forraje para alimentarlos.

La respuesta de emergencia de esta plataforma es casi nula. Mamani indica que manejan un presupuesto de S/. 100 mil, pero que con esta amenaza de helada se necesitará mucho más para salvar al ganado con medicamentos, vitaminas y asistencia técnica. 

En Cusco el sector pecuario ha reportado una mortandad del 4% de animales en provincias ubicadas por encima de los 3 mil 600 metros de altitud, 

Gustavo Infantas, director del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), sostuvo que esa tasa podría elevarse a 7% en caso las autoridades ediles y la Dirección Regional de Agricultura (DRAC) no inicien acciones de prevención.

Acotó que en enero Indeci transfirió a la DRAC S/.2 millones 500 mil para la adquisición de alimentos y medicamentos, pero hasta la fecha no se ha hecho uso del dinero. 

En cambio en Puno, el Gobierno Regional destinará S/. 2 millones para contrarrestar los efectos de las heladas en el ganado, lo que permitirá atender a 30 mil camélidos e igual número de ovinos en las zonas vulnerables. 

Es así que cada región del sur se prepara para afrontar esta temporada que amenaza ser muy dañina.    ß

LA AYUDA NO ES SOLO FRAZADAS

El jefe provincial de Defensa Civil de Caylloma, Donato Mamani, explicó que antes de entregar frazadas y ropa de abrigo, como campañas de ayuda, lo que la población necesita es capacitaciones para prevenir desastres. 

Lo que quiere el agricultor es apoyo técnico, la población no está preparada para estos desastres, se necesitan especialistas. Un agricultor que perdió todo y recibe una frazada de apoyo, lo ve como un insulto“, dice.

Refirió que la verdadera ayuda que se necesita no es durante el desastre, sino antes del mismo, en la etapa de prevención.

La República

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Comunidad campesina de Michiquillay respalda concesión y desarrollo del proyecto minero

Los representantes de los siete (8) sectores y cuatro (3) anexos de la Comunidad Campesina…