Inicio Minería Sociedad Minera El Brocal: Carta del Presidente del Directorio a los Accionistas (Memoria Anual)

Sociedad Minera El Brocal: Carta del Presidente del Directorio a los Accionistas (Memoria Anual)

21 minuto leer
FOZ
Felipe Ortiz de Zevallos, Presidente del Directorio de Sociedad Minera El Brocal S.A.A.

Señores Accionistas:

En el ambiente internacional, 2015 resultó siendo un año complejo, bastante tumultuoso y volátil. En la mayoría de los países, el ambiente predominante fue uno de aprensión. La economía china siguió desacelerándose y en búsqueda de un nuevo equilibrio macroeconómico, en el marco de una preocupación renovada sobre la transparencia y solidez de su sistema financiero. Ello impactó adversamente en las economías de los países exportadores de materias primas, así como en las finanzas y operaciones de empresas extractivas y procesadoras como la nuestra. El liderazgo del presidente Xi Jinping ha resultado uno crecientemente centralizado y no tan predecible como el de sus antecesores. Así, en el año en reseña, se intensificaron las tensiones regionales por los crecientes desencuentros respecto de los derechos sobre el Mar del Sur de China.

Europa se vio sacudida por los atentados terroristas en París y, en el mes de julio, Grecia estuvo al borde de ser expulsada de la eurozona. Alemania, que mantuvo su gravitación política y económica en la región, concluyó 2015 bregando por hacer frente al impacto político del arribo de cerca de un millón de refugiados que huían de los conflictos de Siria y el Medio Oriente. Gran Bretaña incluyó en su agenda política la posibilidad de abandonar la Unión Europea y España tuvo elecciones generales que no arrojaron un mandato de gobierno claro.

Fue en EEUU, donde la economía mantuvo su expansión con una reducción en el desempleo. Ello desencadenó que la Reserva Federal iniciara el endurecimiento paulatino de su política monetaria. Pero si la economía mejoró, la política mostró una polarización creciente y señales sorprendentes de hartazgo en algunos sectores importantes de la opinión pública, lo que viene siendo aprovechado por algunas posiciones radicales.

En el Medio Oriente, el riesgo de implosión se mantuvo latente. El Estado Islámico recurrió a ataques y asesinatos en diversos países y las potencias mundiales resultaron incapaces de contribuir al restablecimiento de un orden mínimo. Constituyó sí una noticia favorable el que Irán accediera a un acuerdo de control nuclear planteado por la comunidad internacional y los EEUU. En América Latina, algunas economías inducidas por un gasto público populista – como la venezolana y la brasileña- entraron en una severa crisis.

En las elecciones presidenciales de Argentina triunfó ajustadamente un candidato no peronista, con una plataforma más liberal y menos dirigista, lo que podría señalar un cambio en la tendencia política de toda la región. Cabe mencionar también que, tras décadas de enfrentamiento, EEUU y Cuba restablecieron relaciones diplomáticas. De otro lado, se finiquitó el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, del cual el Perú es miembro. Y, en noviembre 2016, el Perú recibirá la visita del presidente Barack Obama para la cumbre del APEC.

En el pasado mes de octubre, Lima fue sede de las reuniones anuales del Banco Mundial y del FMI, la primera ocasión en que tales reuniones se celebraban en Sudamérica. El informe sobre la economía mundial que el FMI presentó en esa ocasión, se tituló: Ajustándose a precios más bajos en las materias primas. En dicha oportunidad, sus economistas redujeron las proyecciones de crecimiento anual para la economía mundial de 3.3% a 3.1% en 2015, con una tasa aún menor para el comercio internacional. Para los mercados emergentes y para el conjunto de los países en vías de desarrollo, 2015 resultó el quinto año consecutivo de crecimiento declinante. Las importaciones de dichos países, por ejemplo, apenas crecieron en 0.4%. América Latina resultó la región más afectada, con un crecimiento negativo para el conjunto de la economía regional. Los países de la Alianza del Pacífico han sido los que pudieron resistir mejor este ajuste.

Entre el inicio y el fin de 2015, el precio del petróleo disminuyó en más de 30%, el índice promedio de los metales en más de 25% y el índice de alimentos en casi 14%. El cobre inició el año a un precio de USD 6,226 la tonelada y lo concluyó a USD 4,686. El precio de la plata, de inicio a fin de año, cayó de USD 15.8 a USD 13.8 la onza; y el del zinc de USD 1,380 a USD 1,063 la tonelada. El plomo terminó el año con casi el mismo precio con el que lo empezó.

La economía peruana habría crecido 2.9% en el año en reseña, algo por encima del resultado de 2014. Cabe recordar que este ritmo es sólo la mitad del crecimiento logrado en 2013 y menos aún del logrado durante los primeros años de la década. 2015 resultó un año especialmente complejo para la mayoría de las empresas privadas. El crecimiento macroeconómico se sustentó en un aumento de 5.5% en el consumo público, pero tanto la inversión total como las importaciones fueron menores a las del año pasado. Debido principalmente a una caída en la recaudación tributaria, el déficit fiscal se amplió de -0.3% a -2.1% del PBI. Y, en el sector externo, la cuenta corriente fue deficitaria en 3.8% del PBI.

La inflación anual aumentó marginalmente a 4.4%. La tasa de cambio, entre enero y diciembre de 2015, se elevó a un promedio de 1% mensual y pasó de 2.98 soles a 3.41 soles por dólar (14%). Esta tendencia se aceleró en el último bimestre debido a un fortalecimiento internacional del dólar norteamericano y a un menor nivel de intervención del Banco de Central de Reserva (BCR) en el mercado de divisas. Las Reservas Internacionales Netas al cierre del año siguieron superando USD 60,000 millones, pero resultaron 1.8% menos que a inicios de año. En 2015, debido a la depreciación, el PBI per cápita del peruano promedio en USD per cápita resultó menor que en el año anterior. El BCR implementó medidas para reducir la dolarización del crédito y aumentó su tasa de interés en dos oportunidades (a 3.75%). La producción minera en el Perú creció casi 13% en el año, por la puesta en operación de Toromocho y Constancia y el aumento en la producción en Antamina, pero la industria manufacturera y la construcción registraron crecimientos negativos, aunque el Ministerio de Transportes sí invirtió alrededor de 6 000 millones de soles en obras públicas de todo tamaño, el nivel más alto para dicho sector en la historia reciente.

Siendo el penúltimo año de la administración del presidente Ollanta Humala, cuya aprobación declinó de 30% a 16% a lo largo del año, el ambiente estuvo marcado por crecientes tensiones políticas, algunas promovidas desde el propio gobierno. En abril, Pedro Cateriano asumió la presidencia del Consejo de Ministros. En julio, el congresista opositor Luis Iberico fue elegido como presidente del Congreso, el cual a veces aprobó, contra la opinión del Ejecutivo, algunas normas de carácter populista. La conflictividad social también se incrementó.

En el Doing Business, ranking del Banco Mundial, el Perú retrocedió del puesto 35 en 2014 al puesto 50 en 2015. Otros países sudamericanos sufrieron también un retroceso –Chile, del 41 al 48; Colombia, del puesto 35 al 54- lo que indica una tendencia regional preocupante. Países como Croacia, Hungría, México y República Checa sí lograron un avance significativo en este ranking. Perú perdió posiciones en aspectos como el registro de las propiedades, el cumplimiento de contratos y el comercio transfronterizo.

Para Sociedad Minera El Brocal S.A.A, como se informara en la última Junta Extraordinaria de Accionistas del pasado mes de noviembre, 2015 resultó un año crucial debido a la caída de los precios de los metales combinado con el atraso en alcanzar la capacidad plena en el proyecto de expansión a 18,000 toneladas diarias de tratamiento. Hace un año, teníamos la expectativa de lograr la plena capacidad de planta en julio 2015, pero ello, por razones que se explicaron en la Junta de noviembre y que se detallan a continuación, sólo se pudo lograr el pasado mes de diciembre. La inversión en el proyecto alcanzó los USD 500 millones. Actualmente contamos, plenamente operativas, con la planta de tratamiento N° 1, con una capacidad estable de 7,000 TMD, que ha estado asignada exclusivamente al mineral de cobre proveniente de la mina subterránea y la planta de tratamiento N° 2 con una capacidad de 11,000 TMD, que ha estado asignada al tratamiento de plomo y zinc provenientes de la mina de tajo abierto.

La producción fina, durante 2015, fue de 32,061TM de cobre, 53,319 TM de zinc, 18,854 TM de plomo, así como 3´669,500 onzas de plata y 11,263 onzas de oro, contenidas en los tres concentrados producidos. El volumen total de tratamiento de mineral fue de 5´064,479 toneladas, lo que representa un crecimiento de 47% respecto de 2014. Provenientes del Tajo Norte se trataron 3´101,851 TM de minerales de plomo y zinc (un aumento de 33% respecto de 2014) y de la mina subterránea Marcapunta Norte se trataron 1´962,627 TM de cobre. Las leyes fueron de 2.77%, 1.03% y 1.92%, en Zn, Pb y Cu respectivamente.

El volumen de concentrados vendidos en 2015 ascendió a 260,953 TM, superior en 32% al del año anterior. Pero, debida a la caída en los precios, el valor de las ventas brutas sólo alcanzó a USD 179.7 millones, 19% menos que en 2014. Este efecto fue parcialmente mitigado por operaciones de cobertura de precios de cobre que generaron ingresos por USD 9.8 millones.

En este contexto de bajos precios y demoras por los ajustes en la estabilización de la nueva planta, factores como el incremento sustancial de la depreciación y los costos financieros contribuyeron a arrojar una pérdida neta anual de USD 76.2 millones. La erosión de caja paralela causó la convocatoria a la Junta Extraordinaria de Accionistas que, en el mes de noviembre del año en reseña, acordó un aporte de USD 70 millones.

El reto principal en el año en curso será la reducción y optimización de los costos a niveles que soporten los bajos precios vigentes, así como sentar una base renovada de manejo operativo que permita aprovechar cualquier recuperación futura de los precios que permita, consecuentemente, una recuperación de la rentabilidad de la inversión.

Respecto del Proyecto San Gregorio, conviene señalar que, en agosto pasado, la Presidencia del Consejo de Ministros –considerando que su desarrollo acarreará beneficios importantes para la región y para el país- constituyó un Comité de Diálogo, Negociación y Desarrollo con el fin de proponer e implementar acciones que promovieran el desarrollo de la Comunidad Campesina de Vicco así como la ejecución de este proyecto. Esperamos que se puedan concretar avances en tal sentido durante el año en curso. Cabe indicar también que a pesar del difícil entorno y de los importantes desafíos, no ha menguado el compromiso de la empresa con su política de responsabilidad ambiental y social, así como el apoyo a las comunidades aledañas con programas conducentes a mejorar su calidad de vida.

Concluyo agradeciendo, en nombre del Directorio, la colaboración de todos los ejecutivos, funcionarios, empleados y obreros de la empresa, así como la confianza depositada en nosotros por los señores accionistas.

Atentamente,

Felipe Ortiz de Zevallos

Presidente del Directorio

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Minería

2 Comentarios

  1. RUBEN

    12/02/2016 en 5:45 pm

    Muy agradecido por la informacion del Dr Felipe Ortiz de Zeballos
    en cuanto a Responsabilidad Social de la Empresa
    Ing Ruben Vargas

    Responder

  2. Dugald Mclellan

    13/02/2016 en 1:18 am

    Felicitaciones al Dr- Felipe Ortiz de Zevallos,presidente del directorio.por su brillante carta a los accionistas de la empresa que refleja una radiografia de la situacion nacional e internacional

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *