Lima. Southern Copper proyecta producir unas 913.500 toneladas de cobre este año, un 23% más que en 2015, gracias a que la mayor producción de su mina Buenavista compensaría en parte la caída en los precios de los metales.

La compañía, que es una de las mayores mineras de cobre del mundo y cuenta con operaciones en México y Perú, dijo el lunes además que sus utilidades cayeron un 24,7% interanual en el segundo trimestre pese a un incremento de su producción.

“Hemos producido 447.503 toneladas de cobre en los primeros seis meses del 2016, un incremento de 26% comparado con los primeros seis meses del 2015, y esperamos producir 913.500 toneladas para todo el año”, dijo el presidente del directorio de Southern Copper, Germán Larrea, en un reporte.

Southern Copper produjo el año pasado 742.993 toneladas de cobre. La minera, controlada por Grupo México, opera las minas Buenavista y La Caridad en México y los yacimientos Toquepala y Cuajone en Perú.

“Nuestra nueva concentradora en Buenavista está completamente operativa y en el Perú, el proyecto de expansión de Toquepala está avanzando según lo programado”, agregó Larrea.

Southern Copper prevé que la expansión de Toquepala culmine en el primer trimestre del 2018, lo que le permitiría elevar la capacidad de producción anual a 235.000 toneladas en ese año.

Southern Copper prevé que la expansión de Toquepala culmine en el primer trimestre del 2018, lo que le permitiría elevar la capacidad de producción anual a 235.000 toneladas en ese año.

El proyecto de Toquepala también incrementará la producción de molibdeno en 3.100 toneladas, a un costo de capital estimado de US$1.200 millones, precisó Larrea.

Respecto a su paralizado proyecto de cobre Tía María, en el sur de Perú, Larrea dijo que “se ha cumplido con todos los requerimientos y regulaciones existentes” y “confía en recibir pronto” los permisos de construcción del gobierno.

Menos utilidades. Southern Copper anotó una ganancia neta de US$221,9 millones en el periodo abril-junio, frente a los US$294,7 millones del mismo trimestre del 2015.

“A pesar de la situación actual de bajos precios de nuestros principales productos, continuamos mejorando el desempeño de la compañía a través del ahorro en costos y mejoras en la producción”, afirmó Larrea.

Las ventas cayeron un 3,5% interanual en el segundo trimestre, a US$1.335 millones, mientras que el costo de ventas aumentó un 6,3% interanual, a US$751,6 millones. El EBITDA cayó un 12,9%, a US$555,4 millones.

Perú es un importante productor de metales del mundo y la minería es clave para su economía porque sus ventas al exterior representan el 60% de sus exportaciones totales.

Fuente: Reuters / América Economía