Inicio Energía Standard & Poor’s “aprueba” a Enel

Standard & Poor’s “aprueba” a Enel

5 minuto leer
357
La mejora de nuestra calificación refleja el cambio de +75% de las inversiones.

ProActivo

Crear valor económico para nuestros accionistas, empleados y todas nuestras partes interesadas en los más de 30 países en que actuamos en el mundo, es de suma importancia para nosotros. El aprecio de los operadores financieros por las decisiones estratégicas del Grupo Enel representa un valor fundamental que nos permite fortalecer nuestro papel como punto de referencia en el mercado mundial de la energía.

La agencia de calificación Standard & Poor’s, en una nota difundida el 6 de diciembre, elevó el rating a largo plazo de nuestro grupo del escalón “BBB” al actual “BBB+”. La misma agencia confirmó en “A-2” la nota crediticia a largo plazo de Enel. Su perspectiva de riesgo crediticio permanece estable.

La modificación del rating sigue la presentación, el pasado 21 de noviembre, en Londres, del Plan estratégico 2018-2020, cuyas características fueron valoradas positivamente por parte de S&P Global Ratings con vistas a la calificación crediticia de la Sociedad.

Concretamente, la agencia de calificación valoró positivamente el planteamiento de invertir en los sectores de las redes reguladas y de las energías renovables, además del esfuerzo del Grupo por simplificar su estructura y la esperada optimización de costes procedente de la digitalización de los activos.

Los analistas de S&P Global Ratings estiman además que podremos mejorar de forma estructural la ratio, en base consolidada, entre el flujo de caja operativo y endeudamiento financiero, que tendría que colocarse por encima del umbral del 22% en el periodo 2018-2020 gracias al crecimiento del EBITDA y la estabilización del endeudamiento.

En opinión de Standard & Poor’s, nuestro Grupo cuenta con antecedentes significativos en el logro de los objetivos indicados en el Plan estratégico además que en la gestión de la deuda y de la liquidez.

Esta mejora en el rating también tiene en cuenta el hecho de que el Plan estratégico 2018-2020 plantea que más del 75% de las inversiones globales se efectúen en los mercados maduros de Europa y Norte y Centroamérica, determinando una reducción del perfil de riesgo correspondiente.

La valoración positiva expresada por S&P Global Ratings que, ya a mediados de noviembre, a la luz de las cuentas del tercer trimestre de 2017, había confirmado la recomendación de “compra fuerte” para las acciones de Enel, anima a nuestro Grupo a seguir empeñándose en la realización del Plan Estratégico 2018-2020. Una estrategia de crecimiento que, empezando por los Objetivos de Desarrollos Sostenibles definidos por la Agenda 2030 de la ONU, apuesta por un desarrollo concreto, sostenible tanto en el plan medioambiental y social como económico y financiero, hacia la descarbonización del mix energético.

Un objetivo que se funda en la digitalización de nuestros activos infraestructurales, en el desarrollo de las energías renovables y en el impulso hacia la innovación, tres ejes a cuyo alrededor crear valor económico y sostenible, para nosotros y todas nuestras partes interesadas.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Redacción ProActivo
Cargue Más En Energía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Conelsur apunta a crecer cinco veces en los próximos años apoyado en proyectos de ProInversión

El 97% de la energía eléctrica de Chile atraviesa las líneas de transmisión de Transelec. …