Inicio Minería #TiaMaria: Muerte de obrero dificulta posible diálogo y causa indignación en Mollendo

#TiaMaria: Muerte de obrero dificulta posible diálogo y causa indignación en Mollendo

16 minuto leer

El siguiente video muestra la trágica agonía de Henry Checlla, esta imágenes pueden herir susceptibilidades. Se difunden las imágenes con el fin de crear conciencia y acabar con las muertes de nuestros hermanos arequipeños. Nuestras sinceras condolencias a los deudos de la víctima.

Violencia. Henry Checlla Chura murió en enfrentamiento con la policía en el sector de Alto Inclán. Necropsia arrojó que manifestante recibió dos impactos de proyectil de arma de fuego compatible con perdigón de plomo. Defensoría del Pueblo y el gobierno regional de Arequipa piden investigar el hecho.

Mollendo – Islay

Una reja de madera y un miembro de seguridad separan a los familiares de Henry Checlla Chura (35) de la sala de necropsia en donde se encuentra su cuerpo sin vida. El llanto es desconsolador por el obrero de construcción civil, y los pedidos de justicia se hacen sentir en todo el pasillo de atención del hospital Manuel de Torres Muñoz de EsSalud.

La noche del lunes un grupo de aproximadamente 150 manifestantes salió a protestar en el barrio del Alto Inclán en contra del proyecto minero Tía María de la empresa Southern Perú y llegaron hasta la vía de evitamiento. Aquí intentaron bloquear la carretera. La policia intervino y la violencia se inició.

Era cerca de la medianoche y con bombas lacrimógenas se dispersaban a los opositores, quienes respondieron lanzando piedras por más de una hora. Los gritos desesperados alertaron la tragedia, uno de los suyos había caído.

Henry sangraba profusamente a la altura del corazón. Aún con vida fue llevado por sus compañeros a la posta de salud del Alto Inclán. La gravedad de sus heridas hizo que lo trasladaran al hospital de EsSalud. Cerca de las dos de la mañana dejó de existir.

El obrero de construcción trabajaba en la carretera interoceánica para la empresa Cosapi. Deja a Paúl, su hijo de 14 años que vive en Lima.

“Mi primo no estaba en la marcha, él estaba mirando lo que la gente hacía. Cuando la policía avanzó mi primo se estaba retirando, ahí le cayó el balazo”, aseguró su prima Delia Choque.

Según los peritos de Criminalística que realizaron la necropsia, el cuerpo de Henry presentó una herida penetrante. Un orificio de entrada que alojó un proyectil de arma de fuego compatible con perdigón de plomo le ingresó por la espalda, debajo del omóplato del lado izquierdo. Otro impacto lo atravesó centímetros más allá del corazón.

El examen determinó que la causa de la muerte fue una laceración pulmonar que le causó una hemorragia masiva en el tórax.

INDIGNACIÓN

El dolor por la pérdida de un hijo mollendino causó la indignación general del pueblo. Cerca de medio centenar de personas llegaron hasta el nosocomio para brindar su respaldo a los familiares y una vez más rechazar el proyecto Tía María. Todos los comercios en la ciudad cerraron sus puertas tras el paro de 72 horas autoconvocado por la población.

Los primeros en llegar fueron los compañeros de construcción civil de Henry, aún vestidos con el uniforme de trabajo. Ellos anunciaron que el gremio paralizaría todas las obras en Mollendo y Matarani. Al grito unísono de ¡agro sí, mina no!, rechazaron la presencia policial que custodiaba la puerta de ingreso.

El médico y secretario general de la Asamblea Popular de los Pueblos, Jorge Del Carpio Lazo, llegó al lugar. La necropsia se había iniciado. Luego de casi ocho horas de estudio, el médico salió a dar el informe a la población.

“Nuestro compañero tiene dos orificios de bala disparada por la espalda por la policía”, indicó Del Carpio.

Un comunicado de la Policía Nacional consignó que “el fallecimiento del ciudadano Checlla Chura se produjo a causa de herida de proyectil de plomo calibre 12 ó 14 (perdigones)”. E informó que Inspectoría General de la PNP ha iniciado las investigaciones para establecer las responsabilidades que hubiere.

Sobre la lamentable muerte ocurrida en Mollendo, la Defensoría del Pueblo exigió una investigación inmediata y una explicación sobre el comportamiento de la Policía Nacional en Islay, en relación al uso de la fuerza. También pidió a las autoridades y dirigentes un mensaje claro sobre el sentido que debe tener el diálogo. En ese sentido se pronunció el gobierno regional de Arequipa.

MÁS ENFRENTAMIENTOS

Cerca del mediodía grupos de manifestantes salieron a las calles de Mollendo para protestar por su compañero abatido. Ellos llegaron hasta la zona de Alto Catarindo, donde tomaron la vía de salida a Matarani.

La intervención policial no se hizo esperar, pero se vieron superados por la iracunda masa que lanzaba piedras ante las bombas lacrimógenas de los policías.

Los manifestantes se apostaron en el óvalo de ingreso a Mollendo aguardando el féretro. Cerca de las 16:00 horas el ataúd blanco con el cuerpo de Henry llegó hasta donde se encontraba la gente.

A su paso por la vía a Matarani, el contingente policial les abrió paso. Algunos de los marchantes se acercaron a los uniformados y con insultos les pidieron que se vayan. Nuevamente los enfrentamientos se desataron.

Las piedras lanzadas por los pobladores fueron respondidas con bombas lacrimógenas. El gas disuadió a los pobladores que corrían en distintas direcciones. Otro grupo reducido cargaba el féretro de Henry en medio de la trifulca. El cuerpo de Henry fue puesto en el medio de la pista para velarlo.

A LA ESPERA

El presidente del Frente de Defensa del Valle de Tambo, Pepe Julio Gutiérrez, dijo que ya emitieron un documento a la Defensoría del Pueblo para coordinar el inicio del diálogo.

“Nosotros estamos a la espera de que el gobierno nos convoque y acudiremos para manifestarles nuestra posición”.
Agregó además que no se puede hablar de un desborde popular por las protestas en Mollendo.

“Es una reacción de la gente indignada que no quiere la mina y por otro lado en rechazo a las declaraciones de ministros y jefes policiales”, dijo Gutiérrez Zeballos.

Gutiérrez afirmó que el gobierno ya emitió una propuesta de solución técnica para resolver el conflicto pero también demandó una solución al problema de la licencia social que no fue otorgada al proyecto  minero.

Al cierre de edición se supo que hoy se intentaría reiniciar el diálogo.

CRONOLOGÍA

diálogos fallidos. En los 44 días que lleva la huelga indefinida de los agricultores contra el proyecto Tía María no se ha producido un diálogo formal y efectivo entre el Estado y los dirigentes.

23 de marzo 2015

Convocados por la Junta de Usuarios de Cocachacra y gremio de agricultores, se inicia la huelga indefinida en el valle de Tambo. Casi tres mil pobladores bloquean vías en distintos lugares de Islay.

31 de marzo 2015

Alcaldes de Islay se reúnen con la gobernadora Yamila Osorio y viceministros del Estado. Acuerdan enviar un grupo de avanzada a Cocachacra para identificar a los interlocutores.

2 de abril 2015

Se efectúa el diálogo en Cocachacra con asistencia de los viceministros de Minas Guillermo Shino y de Agricultura, Jorge Montenegro. Allí los agricultores se pronuncian en contra del proyecto.

14 de abril 2015

El premier Pedro Cateriano llega a Mollendo acompañado de los ministros del Interior, Energía y Minas, y Agricultura para instalar tres submesas de diálogo. Los alcaldes y dirigentes  deciden no participar en esa reunión. Consideran que es un show mediático. Cateriano recuerda que algunos promotores de la protesta tienen cuentas pendientes con la justicia. Southern anuncia que el proyecto se iniciará en el año 2017.

29 de abril 2015

Dirigentes y alcaldes de Islay se retiran de la reunión con los ministros. Dicen que es por la presencia de interlocutores no pactados con la gobernadora Yamila Osorio: congresistas y alcaldes provinciales.

1,400 millones de dólares de inversión y 90 millones de dólares anuales de canon para Arequipa representa el proyecto Tía María.

CLAVES

-Resultado. En lo que va del paro indefinido se han producido dos muertos y 186 heridos: 111 policías y 75 civiles, según datos de Defensoría del Pueblo.

-Refuerzo. El lunes pasado llegaron a Mollendo 200 policías desde Trujillo, 100 de Huaraz y otros 100 desde Huancayo. Ellos se unieron a los 1100 que ya estaban en esta ciudad arequipeña.

La República

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Minería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Aldo Aranzaens: Pide se agilice “Adelanto Social”

ProActivo El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa (CCIA), Aldo Aran…