Inicio Management Tres consejos para ser un ejecutivo más exitoso

Tres consejos para ser un ejecutivo más exitoso

5 minuto leer

management_principal(1)

Son tres los consejos dirigidos a mejorar sus proyectos, técnicas y objetivos en su desempeño ejecutivo.

Proyectos. Identifique su ritmo ideal de trabajo
Si le desagrada tener un horario de trabajo estructurado pero se le dificulta maximizar la productividad en ausencia de uno, quizás sea hora de cambiar su forma de ver el manejo del tiempo. La mayoría de la gente tiene un ritmo natural con el que puede llevar a cabo aproximadamente un proyecto profesional importante por mes. Es útil tener una idea general de la cadencia semanal adecuada para usted.

El truco es ser honesto con uno mismo sobre cuándo realizamos nuestro mejor trabajo enfocado, cuándo preferimos tener reuniones y cuándo haremos lugar para el procesamiento y la planificación que permite que todo siga en movimiento. Experimente con sus propios ritmos mensuales, semanales y diarios para encontrar la cadencia adecuada para usted.

(Adaptado de “If You Can’t Say What Your Meeting Will Accomplish, You Shouldn’t Have It”, de Bob Frisch y Cary Greene)

Técnicas. El control del estrés
La próxima vez que note que está aumentando su estrés, tómese un momento para ver su respiración. Empiece con un par de inhalaciones fuertes, largas y profundas. Note las sensaciones físicas que acompañan a cada una.

Luego cambie a una técnica llamada “respiración resonante”. Inhale por 10 segundos y exhale por 10 segundos, para un total de seis respiraciones por minuto. Siga respirando y exhalando hasta que cambie su estado mental y sienta una sensación de control sobre sus emociones.

(Adaptado de “A Simple Way to Combat Chronic Stress”, de Alexander Caillet, Jeremy Hirshberg y Stefano Petti)

Objetivos. Asegúrese de plantearse metas en sus reuniones
Cuántas veces ha salido de una reunión en teoría importante pensando “¿Qué logramos?”. En la mayoría de las veces, el problema no está en qué pasó o no pasó en la reunión. Ya sea que se trate de una reunión de un equipo ejecutivo de 15 personas o de una conferencia de liderazgo de 150 participantes.

El primer paso al planificar una reunión importante debería ser redactar un conjunto inicial de metas basado en la respuesta a las siguientes dos preguntas:

¿Qué quiere haber debatido, decidido o descubierto al final de esta sesión que usted y el equipo aún no hayan debatido, decidido o descubierto?

¿Qué quiere que digan los asistentes cuando los miembros de su equipo les pregunten qué pasó en la reunión?

Responder ambas preguntas le dará un alto nivel de entendimiento sobre lo que la reunión tiene que lograr.

(Adaptado de “If You Can’t Say What Your Meeting Will Accomplish, You Shouldn’t Have It”, de Bob Frisch y Cary Greene)

Fuente: Gestión

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Redacción ProActivo
Cargue Más En Management

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *